Espanol English
Su ubicación actual - Enlaces Patrocinados
Inicio  >>  Esteroides Anabólicos  >>  Como y donde inyectarse esteroides anabólicos


Enlaces patrocinados google:
Archivo de artículos
Artículos

Imprimir   

Informacion general:

Todos los esteroides anabólicos a base de agua o aceite deben ser inyectados de forma intramuscular. Esto significa que la aguja debe penetrar el tejido superficial e hipodérmico para entrar en el propio músculo. Las inyecciones intramusculares son usadas cuando se desea una absorción rápida, cuando se necesitan dosis más grandes que las que pueden administrarse por vía cutánea o también cuando una droga es demasiado irritante como para ser administrada hipodérmicamente. Los sitios más comunes para las inyecciones son la nalga y las piernas, por el lado lateral externo, y el deltoide en el brazo. Los músculos en estas áreas, sobre todo en los músculos de la nalga, son bastante densos. Debido al gran número de fibras musculares y los fascia extensos, (el fascia es un tipo de tejido conjuntivo que rodea y separa a los músculos) la droga tiene una gran área de superficie para la absorción. La absorción es promovida más allá por el extenso suministro de sangre a los músculos. Idealmente, las inyecciones intramusculares deben ser aplicadas profundamente en el músculo y lejos de los nervios mayores y los vasos sanguíneos. El mejor sitio para las inyecciones de esteroides es el músculo Gluteus Medius, localizado en cuadrante superior externo de la nalga. La cresta del hueso iliaco sirve como referencia para este cuadrante. El punto de inyección para un adulto, por lo general, es aproximadamente a 7 1/2 centímetros (2 a 3 pulgadas) debajo de la cresta del hueso iliaco. La cresta del iliaco es la cima de la pelvis en la parte posterior. Usted puede encontrar la cresta del iliaco buscando la parte ósea que se encuentre mas arriba sobre cada región gluteal. Se selecciona el cuadrante superior externo de la nalga, porque el músculo en esa área es bastante denso y tiene pocos nervios. Además la probabilidad de inyectar la droga en un vaso sanguíneo también es bastante remota en esta área. Inyectando ahí se reduce la probabilidad de lesionar el nervio ciático que atraviesa el área más baja y media de la nalga. Este nervio controla la parte posterior de cada muslo y la pierna de la rodilla hacia abajo. Si una inyección se aplica demasiado cerca de ese nervio o de hecho lo toca, el dolor es extremo y puede originar parálisis temporal de esas zonas. Esto es realmente indeseable, por lo que se recomienda mantenerse tan lejos de esa área como le sea posible.

Si la región del glúteo no puede inyectarse por alguna razón, la segunda opción sería la porción lateral del muslo. Normalmente, las inyecciones intramusculares en esta zona sólo se indican para los infantes y niños. El músculo vastus lateralis es la única área del muslo que debe inyectarse intramuscularmente. Este sitio es determinado usando la rodilla y el trochanter mayor del fémur como referencia. El trochanter mayor es el área ósea que usted puede sentir donde el fémur une el cinto pelviano. La media porción del músculo es localizada midiendo una cuarta (ancho de su mano extendida, del dedo pulgar al meñique) sobre la rodilla y una cuarta bajo el trochanter mayor. Inyectando en la parte frontal del muslo o en la parte interna es sumamente imprudente. Estas áreas contienen muchos nervios así como un gran número de vasos sanguíneos.

Que usar para las inyecciones:

Es importante escoger la jeringa apropiada para la administración de esteroides anabólicos inyectables. La jeringa más aceptable para inyectar esteroides anabólicos es de medida 22 y de 1 1/2" (pulgadas) o una de medida 23 y de 1" (pulgada) con una capacidad de 3 ml o cc. Esta longitud permite una penetración adecuada para alcanzar el tejido más profundo del músculo. Las agujas más cortas, 5/8" o 1/2" normalmente no son suficiente para las inyecciones intramusculares y de vez en cuando dejarán una porción de la inyección en un área hipodérmica que causará una hinchazón entre la piel y el músculo, además dañará parte de la absorción de la sustancia. La medida de una jeringa representa el diámetro de la aguja. Mientras más baja sea la medida, el diámetro de la aguja es más grueso. Una aguja de medida 27 es muy delgada. Y una aguja de medida 18 es bastante gruesa; está a menudo es llamada cañón. Las agujas de medida 22 y 23 no son tan gruesas como para que sean difíciles de insertar, y al mismo tiempo son lo suficientemente gruesas como para que las soluciones sean propulsadas fácilmente a través de ellas. El uso de agujas de insulina no es aceptable; estas son simplemente demasiado pequeñas. Normalmente, las agujas de insulina son de medida 25 a 27, solamente de largo 1/2" y una capacidad de 1 ml o cc.

Procedimientos de inyección:

Hay varios pasos que deben entenderse para poder completar una inyección intramuscular de manera segura y apropiada. Primero que nada, antes de manejar cualquier aguja o ampolla, el usuario debe tomar una ducha completa. Luego con un algodón y alcohol, debe limpiar el sitio a inyectar. Con otro algodón con alcohol debe limpiar el tapón de goma del vial (si la solución viene en esta presentación), en caso de ser una ampolla puede obviar este paso. Luego, saque una jeringa nueva de su envoltura, quite el protector de la aguja, aspire 2 ccs de aire e inserte la aguja en el vial (si es ampolla no es necesario). Inyecte este aire en el vial; esto crea presión dentro del vial y es más fácil aspirar posteriormente las soluciones en base a aceite. Posteriormente, voltee el vial al revés y saque el aceite lentamente hasta sobrepasar levemente la dosis planeada por 1/4 de cc por lo menos. Por ejemplo, si alguien se va a inyectar una dosis de 1 cc, debe aspirar aproximadamente 1 1/4 a 1 1/2 cc de líquido, y luego golpear suavemente la jeringa para ayudar a que suban las burbujas de aire que se forman mientras se aspira el líquido. En este punto, el exceso de líquido y aire de 1/2 a 1/4 de cc debe ser inyectado de nuevo en el vial y la aguja puede ser retirada cuando la dosificación exacta haya sido alcanzada. Ahora tome la jeringa con la aguja hacia arriba y golpee suavemente el cilindro para que todas las burbujas restantes suban hacia el extremo. Tome otra jeringa limpia, sáquela de su paquete estéril y desatornille la aguja de la jeringa nueva. Intercambie la aguja nueva con la que se inyecto en el vial. Usando dos agujas por cada inyección, usted puede aprovechar todo el filo de la aguja para penetrar la piel sin dolor. El filo de la aguja sufre algunos desgastes cuando entra a través del tapón de goma dura en los vials. Es importante no tocar esta aguja antes de la inyección. No debe entrar en el contacto con el protector plástico, sus dedos, ni debe limpiarse con alcohol. Esta aguja es estéril y no debe tocarse. A estas alturas, limpie una vez más el sitio de la inyección con alcohol, presione el tapón de la jeringa hasta que las pequeñas burbujas de aire en la parte superior del cilindro de la jeringa salgan por la aguja. Una vez que una gota de aceite ha aparecido en la punta de la aguja, déjela correr hacia abajo, esto proporcionara lubricación. En este momento, tome la jeringa y sosténgala como un dardo. Use la otra mano para estirar la piel en el sitio de la inyección y simplemente empuje la nueva aguja limpia y afilada hacia adentro. Después de insertarla profundamente en el músculo, hale hacia atrás en el tapón por unos segundos para asegurarse que no se llena con sangre, lo cual indicaría que la aguja ha sido inyectada en un vaso sanguíneo. Verificando que no hay sangre en la jeringa, presione lentamente el tapón hacia abajo hasta que todo el compuesto haya sido inyectado. Entonces, saque la aguja rápidamente y tome otro algodón con alcohol y presiones firmemente en el sitio de la inyección. Esto minimizará el sangramiento, en caso de que exista, presionando firmemente mientras masajea ligeramente el sitio de la inyección, puede eliminar algún tipo de sensación desagradable. Es importante que el líquido no se inyecte rápidamente, ya que esto causa más dolor en el sitio durante la inyección y en los próximos días. Después de que este procedimiento se ha completado, coloque de nuevo los protectores plásticos a las agujas y asegúrese que son desechadas propiamente. Para evitar incomodidad en el sitio de la aplicación no es recomendable inyectar más de 2cc de solución por inyección. Si la dosis requerida o las soluciones a inyectar superan los 2 - 3 ccs es recomendable, más no obligatorio, que la divida en dos jeringas diferentes. Tampoco es prudente usar el mismo sitio de inyección más de dos veces por semana (preferiblemente una vez por semana).



Debata este artículo en el Foro
Enlaces Patrocinados
RECOMENDAMOS
Enlaces Patrocinados
RECOMENDAMOS