Espanol English
Su ubicación actual - Enlaces Patrocinados
Inicio  >>  Esteroides Anabólicos  >>  Información general de esteroides anabólicos


Enlaces patrocinados google:
Archivo de artículos
Artículos

Imprimir   

PARTE II

La Endocrinología del Crecimiento Muscular

A pesar de que la invasión Aliada de Europa durante la Segunda Guerra Mundial fue el 6 de junio de 1944, la decisión y la planificación comienza mucho antes de esta fecha. Los Aliados entendieron que Alemania era un enemigo formidable y que ganar la guerra en la Europa Continental no sería fácil. Para tener éxito sabían que necesitarían estudiar a su enemigo muy de cerca y preparar sus acciones meticulosamente. Necesitaban aprender las fortalezas y debilidades militares alemanas – su armería, campamentos de infantería, fuerza aérea, recursos de combustible, comida y otros recursos necesarios, sus habilidades para mover tropas y equipos. En pocas palabras, los estrategas militares entendieron que la información sería su arma más valiosa. Querían tener al alcance todo el potencial de oportunidades para el éxito antes de que cualquier invasión fuese llevada a cabo, incluso si no llegaran a ser utilizadas.

La misma estrategia debe aplicarse al físico culturismo y mejora del desempeño. En nuestro caso, el oponente es nuestro cuerpo, o más específicamente, aquellos sistemas en nuestro cuerpo que regulan el crecimiento de los tejidos de la estructura muscular. Queremos el control sobre estos sistemas, la capacidad para forzar a nuestra máquina psicológica para encontrar nuestras metas particulares con respecto al crecimiento y sustento de la masa muscular. Para lograr esto, efectivamente, necesitamos entender el crecimiento muscular tanto como sea posible. Necesitamos identificar todas nuestras oportunidades de éxitos, incluso si no planificamos explotarlas todas. Es frecuente distraerse viendo el campo de batalla en vez de enfocarnos en la estrategia en sí. En esta sección intento hacer eso justamente. Quiero llevarte más cerca de la pelea, de lo que nadie lo ha hecho antes y darte la oportunidad de identificar tu mejor plan de ataque.

Hipertrofia Muscular

El primer paso en la carretera del entendimiento anabólico debe ser la comprensión de qué realmente significa el crecimiento muscular. Frecuentemente simplificado por el término “síntesis de proteínas”, el crecimiento muscular es en realidad un muy complejo proceso que involucra mucho más que sólo construir proteínas de aminoácidos. Hipertrofia muscular, término científico correcto para el modo en que nosotros los humanos adultos construimos estructura muscular, realmente requiere de la fusión de nuevas células (llamadas células satélite) con fibras musculares existentes. Desde este descubrimiento de las células satélite en 1961, un gran consenso de la investigación sobre los mecanismos de la hipertrofia muscular ha sido asumido. Los científicos han venido comprendiendo que a diferencia de las células musculares normales, estas células satélite pueden ser regeneradas a lo largo de la vida adulta. Mas aún, no sólo son útiles como unidades funcionales por sí mismas sino que además proveen muchos de los componentes necesarios para reparar y reconstruir las células musculares dañadas. Estas células satélites están normalmente inactivas y descansan en unas pequeñas hendiduras en la superficie externa de las fibras musculares esperando por algo que las active.

Una lesión o trauma proveerá el estímulo necesario para activar a las células satélite. Una vez activadas comenzarán a dividirse y multiplicarse y convertirse en mioblastos (los mioblastos son esencialmente células donantes que poseen genes biogénicos). Este estado de hipertrofia es frecuentemente llamado proliferación de células satélites. Los mioblastos se fusionarán entonces con las fibras musculares existentes donando su núcleo. Este estado del proceso es usualmente llamado diferenciación. Las células de la estructura muscular son multinucleares, que significa que poseen muchos núcleos. Incrementar el número de núcleos le permite a la célula acceder a más citoplasma, que les provee más actina y miosina, las dos principales proteínas contráctiles producidas por la estructura muscular. Esto incrementa el tamaño de la célula en general y el contenido de proteína de la célula muscular. Incidentalmente, el número de núcleos en relación con el área de la sección transversal de la célula también ayuda a determinar su tipo de fibra, a saber, espasmos lentos (aeróbicos) o espasmos rápidos (anaeróbicos). Es importante notar que no estamos incrementando el número de células musculares con la hipertrofia muscular. Solo estamos incrementando el tamaño de la célula y su contenido de proteína, aunque usar células satélite ayuda a conseguir el objetivo. Esto es posible por la fusión de los mioblastos y en realidad por las nuevas fibras musculares. Esto es llamado hiperplasia muscular y es comparable con el crecimiento legítimo de nuevo tejido muscular, siendo, sin embargo, el principal mecanismo de crecimiento muscular durante la vida adulta.

Tomado del William Llewellyn's Anabolics 2006
Traducido por FLFH




Siguiente »
RECOMENDAMOS
Enlaces Patrocinados
RECOMENDAMOS