Novedades
hexahidrobenzoato de testosterona - Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona) – Anabolics 2010 - Sterandryl-Retard

Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona) – Anabolics 2010

Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona)

Descripción:

El hexahidrobenzoato de testosterona es un éster inyectable del principal andrógeno masculino testosterona. El éster hexahidrobenzoato es de acción corta y mantiene los niveles sanguíneos estables de testosterona por varios días. Por tanto, requiere de un esquema de inyecciones más frecuente que el enantato o el cipionato de testosterona. El hexahidrobenzoato de testosterona es muy similar al propionato de testosterona en la duración del efecto, aunque quizás de acción ligeramente más larga. Para todos los efectos, estos dos esteroides pueden ser intercambiables. Como con todos los inyectables de testosterona, el hexahidrobenzoato de testosterona es capaz de promover aumentos importantes de la masa muscular y la fuerza.


Androgénico 100
Anabolizante 100
Estándar Estándar
Nombres químicos 4-androsten-3-ona-17beta-ol

17beta-hidroxi-androst-4-en-3-ona

Actividad estrogénica Moderada
Actividad progestacional Baja

1 hexahidrobenzoato de testosterona - Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona) – Anabolics 2010 - 1-1-300x176

Historia:

El hexahidrobenzoato de testosterona es un éster de testosterona que se estudió por primera vez en Europa a mediados de la década de los 50. Posteriormente se vendió como droga de prescripción durante los 60 y 70 bajo los nombres comerciales de Sterandryl Retard (Francia) y Testormon Depositum (Portugal). El hexahidrobenzoato de testosterona se usó clínicamente para tratar los niveles insuficientes de andrógenos en hombres y menorragia (sangrado menstrual excesivo), metrorragia (sangrado uterino anormal), lactancia excesiva y cáncer de mama en mujeres. También se usó en ambos sexos para tratar ciertas enfermedades de la piel (asociadas con rascado), psiconeurosis y astenia (debilidad física anormal o falta de energía). A pesar de los numerosos usos médicos aceptados de esta droga, el hexahidrobenzoato de testosterona fue un éster de testosterona menor en la clínica médica y se retiró del mercado mundial (como producto único) antes de los 80. Este éster aún se consigue como componente del Spectriol, un esteroide veterinario australiano.


Presentación:

El hexahidrobenzoato de testosterona ya no está disponible como producto único. Cuando lo estuvo, contenía 50 mg/ml, 100 mg/ml o 125 mg/ml de esteroide disuelto en aceite. El empaque era en ampollas de vidrio de 1 ml o 2 ml.

Características estructurales:

El hexahidrobenzoato de testosterona es una forma modificada de la testosterona donde un éster de ácido carboxílico (ácido hexahidrobenzóico, también conocido como ácido ciclohexanocarboxílico) se unió al grupo 17-beta hidroxilo. Las formas esterificadas de testosterona son menos polares que la testosterona libre y se absorben más lentamente del área de inyección. Una vez en el torrente sanguíneo, se remueve el éster para liberar testosterona libre (activa). Las formas esterificadas de testosterona se diseñaron para prolongar la ventana del efecto terapéutico luego de la administración, permitiendo un esquema de inyección menos frecuente comparado con las inyecciones de esteroide libre (no esterificado).

Efectos adversos (Estrogénicos):

La testosterona se aromatiza en el cuerpo a estradiol (estrógeno). La enzima aromatasa (estrógeno sintetasa) es la responsable de este metabolismo de la testosterona. Los niveles elevados de estrógeno pueden causar efectos adversos tales como aumento de la retención de agua, ganancia de grasa corporal y ginecomastia. La testosterona se considera un esteroide estrogénico moderado. Un anti-estrógeno como el citrato de clomifeno o el citrato de tamoxifeno pueden ser necesarios para prevenir los efectos adversos estrogénicos. Se puede usar como alternativa un inhibidor de la aromatasa como el Arimidex® (anastrozol), el cual controla más eficientemente el estrógeno al evitar su síntesis. Sin embargo, los inhibidores de la aromatasa son más costosos en comparación con los anti-estrógenos y también pueden tener efectos negativos sobre los lípidos en sangre.

Efectos adversos (Androgénicos):

La testosterona es el principal andrógeno masculino, responsable de mantener los caracteres sexuales secundarios masculinos. Los niveles elevados de testosterona producen efectos adversos androgénicos que incluyen piel grasosa, acné y crecimiento de vello facial y corporal. Los hombres con predisposición genética para la pérdida del cabello (alopecia androgenética) pueden notar una aceleración del patrón masculino de calvicie. Las personas con inquietudes sobre la pérdida del cabello pueden encontrar una opción más cómoda en el Decanoato de Nandrolona, el cual es un esteroide menos androgénico. A las mujeres se les advierte de los posibles efectos virilizantes de los esteroides anabolizantes/androgénicos, en especial con un andrógeno fuerte como la testosterona. Estos incluyen voz grave, irregularidades menstruales, cambios en la textura de la piel, crecimiento de vello facial y agrandamiento del clítoris.


En los tejidos diana que responden a andrógenos, como la piel, el cuero cabelludo y la próstata, la androgenicidad relativamente alta de la testosterona depende de su reducción a dihidrotestosterona (DHT). La enzima 5-alfa reductasa es la responsable de este metabolismo de la testosterona. El uso concurrente de un inhibidor de la enzima 5-alfa reductasa como el finasteride o el dutasteride interferirá con la potenciación sitio-específica de la acción de la testosterona, disminuyendo la tendencia de las drogas de testosterona de producir efectos adversos androgénicos. Es importante recordar que los efectos anabolizantes y androgénicos están mediados por el receptor androgénico del citosol. La separación completa de las propiedades anabolizantes y androgénicas de la testosterona no es posible, incluso con la inhibición total de la 5-alfa reductasa.

Efectos adversos (Hepatotoxicidad):

La testosterona no tiene efectos hepatotóxicos, la toxicidad hepática es imposible. Un estudio evaluó el potencial de hepatotoxicidad con dosis elevadas de testosterona, al administrar 400 mg de la hormona diarios (2.800 mg semanales) a un grupo de participantes masculinos. El esteroide se administró vía oral, de modo que las concentraciones pico más altas, alcanzarían el tejido hepático, en comparación con las inyecciones intramusculares. La hormona se dio diariamente por 20 días y no produjo cambios significativos en los valores de enzimas hepáticas que incluyeron albúmina sérica, bilirrubina, alanina-aminotransferasa, y fosfatasas alcalinas.


Efectos adversos (Cardiovascular):

Los esteroides anabolizantes/androgénicos pueden tener efectos deletéreos sobre el colesterol sérico. Esto incluye una tendencia de reducir el nivel de colesterol HDL (bueno) y aumentar el de colesterol LDL (malo), lo cual produce un cambio en el balance HDL/LDL en una dirección que favorece el riesgo de aterosclerosis. El impacto de un esteroide anabolizante/androgénico sobre los lípidos séricos depende de la dosis, la vía de administración (oral vs. inyectable), el tipo de esteroide (aromatizable o no aromatizable) y el nivel de resistencia al metabolismo hepático. Los esteroides anabolizantes/androgénicos también pueden tener efectos adversos sobre la presión arterial y los triglicéridos, disminuye la relajación endotelial y contribuye a la hipertrofia del ventrículo izquierdo, aumentando el riesgo de enfermedad cardiovascular y de infarto de miocardio.

La testosterona tiende a tener menos impacto sobre los factores de riesgo cardiovasculares que los esteroides sintéticos. Esto se debe en parte, a su disposición al metabolismo hepático, el cual le permite tener menos efecto sobre el manejo hepático del colesterol. La aromatización de la testosterona a estradiol también ayuda a mitigar los efectos negativos de los andrógenos sobre los lípidos séricos. En un estudio, 280 mg semanales de un éster de testosterona (enantato) tuvieron un ligero pero no estadísticamente significativo efecto sobre el colesterol HDL luego de 12 semanas, pero cuando se tomó con un inhibidor de la aromatasa, se observó una fuerte disminución (25%).747 Los estudios que usaron 300 mg de un éster de testosterona (enantato) semanales por veinte semanas sin inhibidor de la aromatasa, demostraron apenas una disminución de 13% en el colesterol HDL, mientras que con 600 mg la disminución alcanzó 21%.748 El impacto negativo de la inhibición de la aromatasa se debe tener en consideración antes de añadir dicha droga a la terapia con testosterona.

Dada la influencia positiva del estrógeno sobre los lípidos séricos, se prefieren el citrato de tamoxifeno o el citrato de clomifeno a los inhibidores de la aromatasa, para los que se preocupan por su salud cardiovascular, ya que ofrecen un efecto estrogénico parcial en el hígado. Esto les permite mejorar los perfiles de lípidos y compensar algunos de los efectos negativos de los andrógenos. Con dosis de 600 mg o menos semanales, el impacto sobre los perfiles lipídicos tiende a ser notable pero no importante, lo que hace innecesario usar un anti-estrógeno (con propósitos cardioprotectores). Dosis de 600 mg o menos semanales no producen cambios estadísticamente significativos en el colesterol LDL/VLDL, los triglicéridos, la apolipoproteína B/C-III, la proteína C reactiva y la sensibilidad a la insulina, lo que indica un impacto débil sobre los factores de riesgo cardiovasculares.749 Cuando se usa en dosis moderadas, los ésteres de testosterona inyectables se consideran los más seguros de todos los esteroides anabolizantes/androgénicos.

Para ayudar a disminuir la tensión cardiovascular se recomienda mantener un programa de ejercicio cardiovascular activo y disminuir la ingesta de grasas saturadas, colesterol y carbohidratos simples en todo momento durante la administración activa de EAA. También se recomienda la ingesta de suplementos con aceite de pescado (4 gramos al día) y alguna fórmula natural antioxidante y para el colesterol como el Lipid Stabil o algún producto con ingredientes similares.

Efectos adversos (Supresión de la testosterona):

Todos los esteroides anabolizantes/androgénicos, cuando se toman en dosis suficientes para promover el desarrollo muscular, se espera que supriman la producción de testosterona endógena. La testosterona es el andrógeno masculino principal y produce una fuerte retroalimentación negativa sobre la producción endógena de testosterona. De igual manera, las drogas basadas en testosterona tendrán un efecto fuerte sobre la regulación hipotalámica de las hormonas esteroideas naturales. Sin la intervención de sustancias estimulantes de la testosterona, los niveles de testosterona deberían regresar a lo normal dentro de 1-4 meses de cese de la droga. Se puede desarrollar hipogonadismo hipogonadotrófico prolongado por el abuso de esteroides, lo cual ameritará tratamiento médico.

Administración (Hombres):

Para tratar la insuficiencia androgénica, las guías de prescripción para el hexahidrobenzoato de testosterona (Testormon Depot) establecían dosis de 25 mg diarios o cada dos o tres días. Una dosis efectiva entre atletas masculinos estaría en el rango de 50-100 mg tres veces por semana en ciclos de 6 a 12 semanas de duración. Este nivel es suficiente para que la mayoría de los usuarios noten ganancias excepcionales en el tamaño muscular y la fuerza. La testosterona suele incorporarse a las fases de aumento de volumen del entrenamiento cuando la retención de agua tiene pocas consecuencias y el usuario está más preocupado con la masa magra que con la definición. La testosterona es muy versátil y se puede combinar con muchos otros esteroides anabolizantes/androgénicos para obtener el efecto deseado.

Administración (Mujeres):

El hexahidrobenzoato de testosterona se usó en mujeres en la clínica médica, cuando estuvo disponible, a dosis de 5-25 mg tres veces a la semana. Las indicaciones de la testosterona en mujeres se han reducido en la mayoría de las áreas de la medicina moderna y esta hormona ya no se usa. El hexahidrobenzoato de testosterona no se recomienda en mujeres para efectos de mejoramiento físico y del rendimiento debido a su fuerte naturaleza androgénica y tendencia de producir efectos adversos virilizantes.

Disponibilidad:

El hexahidrobenzoato de testosterona ya no está disponible como producto comercial único.

Steranabol-Ritardo hexahidrobenzoato de testosterona - Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona) – Anabolics 2010 - Steranabol-Ritardo-300x165 Sterandryl-Retard hexahidrobenzoato de testosterona - Sterandryl Retard (hexahidrobenzoato de testosterona) – Anabolics 2010 - Sterandryl-Retard-300x165

Por favor califique este artículo

Acerca de Kevin Garcia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.