Espanol English

Crecimiento local

Esteroides anabolizantes orales, inyectables, ciclos de esteroides, combinaciones entre orales e inyectables, ciclos exclusivamente orales, exclusivamente inyectables. Toda la farmacología relacionada al culturismo. PARA USUARIOS CON EXPERIENCIA INTERMEDIA

Crecimiento local

Notapor el_bulldog_del_fisico » Jue Abr 28, 2005 2:01 pm

¿Mito o realidad?
¿Mejorar rápidamente ese grupo muscular débil que siempre nos ha traído de cabeza?. ¿Tener unos brazos enormes que rebosan las mangas de la camisa?. ¿Unos gemelos ante los cuales palidece el mismo Mike Matarazzo?. ¿Es eso posible?.
Vamos a intentar responder a estas preguntas y dar posibles soluciones para ello. Estas soluciones consistirán en métodos para aumentar el volumen muscular de un grupo concreto.

Fuera de estos métodos quedan los implantes de silicona, colágeno u otras operaciones similares en los cuales no voy a entrar.

Vayamos por partes
Lo primero que hay que hacer es analizar el problema. Todos sabemos que es lo que más o menos debemos hacer para aumentar músculo. El hecho de subir nuestra masa depende de tres factores básicos: alimentación, entrenamiento y recuperación (probablemente por este orden de importancia).
Podemos añadir un cuarto factor que cada vez cobra más importancia: la suplementación. En este apartado incluiríamos tanto la suplementación natural como la química.
La correcta conjunción de estos cuatro factores es lo que va a llevar nuestro cuerpo hasta el anabolismo (crecimiento) o el catabolismo (pérdida de masa muscular).
Hasta aquí nada que no sepamos o que no se haya contado mil veces y de cien maneras diferentes. Pero, ¿qué ocurre si lo que queremos es trabajar un grupo concreto?. ¿Podemos incluso llegar a cambiar su forma?. Hasta hace no demasiado tiempo la verdad es que la posibilidad de cambiar la forma muscular era algo bastante remoto. Formaban parte de la mitología de los culturistas ciertos tipos de ejercicio, o simplemente diferentes formas de ejecución de estos ejercicios, que entrañaban un riesgo considerable a cambio de unos beneficios más que dudosos en la mayoría de los casos.

Tema aparte eran y son los programas de especialización en un músculo concreto. En estos programas se da preferencia al trabajo de un músculo específico en detrimento de los otros. La verdad es que estos programas funcionan y lo hacen bastante bien. No estoy hablando de esos fantásticos artículos, como por ejemplo «Gane 2cm de brazos en solo 24h». No, estoy hablando de un programa de dieta, entreno y recuperación basado en la lógica mediante el cual se provoca un «sobreentreno» deliberado y remeditado del grupo muscular que hayamos elegido. Este sobreentreno lo solventamos mediante una sobrecompensación de la dieta y de la recuperación.
tono y tamaño. Nuestra preferencia son los brazos.
Si lo hacemos adecuadamente este sistema funciona bastante bien y con cualquier grupo muscular. Además no experimentamos pérdidas en el resto de grupos porque son períodos relativamente cortos, de entre 6 y 8 semanas.

Pero ya sé que no era esta la respuesta que la mayoría estabais esperando cuando habéis leído el título del artículo. Esperábais algo mas fuerte, ¿no?. ¿Una especie de milagro de la ciencia?. Bueno, pues allá va. Moral y ética aparte. No vamos a entrar en si es o no es verdadero culturismo. Pero el milagro existe y se llama Synthol. Este artículo trata básicamente del controvertido «pump'n'pose», de su uso y abuso, de si funciona o de si no funciona y de, si os decidís a usarlo, cómo debeis hacerlo y dónde podeis contrastar la información que aquí encontraréis.
Paso a paso: un poco de historia
Si bien el Synthol es un invento bastante reciente, no es lo único que funciona ni el primero cuyo objetivo es poner a nivel un grupo que tenemos atrasado. Veamos que alternativas más o menos efectivas tenemos al respecto.

Esiclene (Formebolona)
Cómo no. Los competidores de la vieja escuela os pueden hablar maravillas de éste esteroide de origen italiano. Desafortunadamente, hace tiempo que ya no se fabrica y, si se consigue algo por estos mundos de Dios, seguramente será alguna versión de laboratorio casero de más o menos dudosa procedencia.
Su uso era relativamente sencillo. Básicamente su acción consistía en inflamar el tejido en la zona del punto de inyección. Esta inflamación estaba provocada por un acumulación de líquido linfático como reacción defensiva del músculo.
Esta inflamación acostumbraba a durar entre 4 y 5 días, si bien pasadas 24 horas empezaba a remitir. La forma de usarlo solía ser 1ml en cada grupo muscular que se deseaba potenciar (normalmente brazos y gemelos) el primer día y 2ml los días sucesivos hasta el campeonato.
Era un esteroide en base acuosa realmente eficaz para aumentar hasta tres centímetros los brazos o los gemelos de forma casi instantánea aunque temporal.
Otra forma de usarlo era inyectando 2ml cada semana en los grupos musculares débiles para intentar que estas ganancias fueran algo más permanentes.

¿Problemas? Bastantes. Aunque no era tóxico para la salud, la inyección de Esiclene era increiblemente dolorosa a pesar de los 20mg de lidocaína incluidos para mitigar el dolor.

Esto no favorecía mucho la capacidad de posar. Apretar los músculos hinchados y doloridos por el Esiclene era una experiencia tremendamente dolorosa.
Tampoco favorecía mucho el hecho de que la inflamación eliminaba en gran medida la separación muscular, perjudicando de forma bastante evidente la definición. Si a esto añadimos que el aumento muscular era solo temporal y que en poco tiempo el músculo se cargaba de agua, veremos lo delicado del uso de este esteroide. Un error de cálculo en su administración podía dar al traste con nuestras «buenas» intenciones.
Caverject (Alprostadil)
Esta droga pertenece al grupo de las prostaglandinas. Puede que os suenen más por las siglas PGF2. Se ha rumoreado durante bastante tiempo con estas drogas como un sustituto del Esiclene y como un excelente anabólico en el culturismo. Si bien su uso médico es variado su uso como anabólico es una pérdida de tiempo.
En concreto, el Caverject es usado en forma de inyecciones locales en el pene. Esta inyección provoca una dilatación de los vasos sanguíneos y la consiguiente erección.
Su uso en el culturismo es inútil porque si bien provocara una dilatación de dichos vasos en cualquier parte doóde sea inyectado el músculo no se verá afectado.
Nolotil (Metamizol)
Este medicamento es usado comunmente como un analgésico. En el campo deportivo es frecuente su uso para evitar el dolor producido por una lesión. En el campo médico sus usos son muy variados. Uno de los más interesantes es su uso en cirugía infantil.
Las operaciones son siempre complicadas, pero en el caso de los infantes hay un problema añadido: el tamaño de los órganos. Si operar un hígado, un riñón o incluso un corazón es siempre complicado, hacerlo a tamaño reducido dificulta todavía más el asunto. Para evitar este problema añadido se acostumbra a inyectar Nolotil en el órgano afectado. Esto provoca una inflamación de este órgano que permite al cirujano operar con mayor comodidad. No hace falta ser un genio para deducir lo que viene ahora.

El Nolotil, inyectado en cualquier músculo, provoca una inflamación temporal de este. O sea, un aumento de tamaño en la misma línea que lo hacía el Esiclene.
Pero no solo eso. Lo mejor viene ahora. Resulta que no solo aumenta el tamaño sino también la definición y la vascularidad del músculo afectado.
Este efecto se produce en unas pocas horas y es mucho más eficaz del producido por el Esiclene. Puedes esperar ganar entre 3 y 5cm en un músculo pequeño como los brazos en ese poco lapso de tiempo. Estas ganancias naturalmente son temporales (nada es perfecto) y van desaparecer en unos 4 o 5 días.

Parece que la mejor forma de usarlo es inyectándolo en la panza del músculo con una aguja de insulina de las más finas. La cantidad de producto a inyectar es de entre 3 y 5ml por músculo. Inmediatamente después de la administración del producto, conviene efectuar un entreno en forma de bombeo de la zona afectada. De esta forma la sangre nos ayudará a distribuir mejor el producto.
Muchos competidores, incluso profesionales, usan este producto como una forma de mejorar de forma rápida ese músculo que puede hacernos ganar o no un campeonato.

Kynoselen
Este fantástico producto realmente no es un esteroide. Es un complejo vitamínico-mineral veterinario de origen francés. En su composición intervienen minerales como el selenio, el magnesio y moléculas esenciales en el proceso celular como el AMP.
Puede ser usado de dos formas diferentes: como anabólico de crecimiento local y como anabólico de crecimiento general.
En la segunda forma es usado cada vez por más profesionales como anabólico «puente» entre stacks de roids. Sus efectos parecen ser una mayor densidad muscular, dureza y capacidad de recuperación. Si a esto le añadimos que parece ser un excelente quemador de grasas sin duda subirá muchos enteros en nuestros planteamientos de uso.
El rango de uso de este producto es de aproximadamente 1 ml por cada 25 kilos de peso corporal por día. Es decir que en una persona de 100 kilos la dosis «aconsejada» sería de 4 ml. diarios durante el tiempo que usemos este producto.

Pero el artículo va de crecimiento local, ¿no? Y este producto tampoco se queda corto en este aspecto. El motivo estriba en el AMP que podemos encontrar en su fórmula. El AMP, o adenina monofosfato, forma parte del proceso energético de la célula. De echo este AMP es alimento para el músculo.
La forma de uso local de este producto es mediante inyecciones directamente en el grupo acabado de entrenar. Va de maravilla con músculos pequeños y favorece sobremanera la recuperación del músculo que acabamos de machacar. Justo después del entreno es cuando el músculo más necesita energía para su recuperación. Si inyectamos directamente el Kynoselen lo que hacemos es sobrealimentarlo y recuperarlo de forma prácticamente instantánea. Si a un stack de Kynoselen de éste tipo le añadimos un programa de entrenamiento especializado, como el comentado antes, los resultados pueden ser espectaculares. Con el añadido de este producto el sobreentreno es prácticamente imposible.

Pero nada es perfecto. ¿Cúal es el inconveniente en este caso? Aparte de que es un producto veterinario, con la consecuente duda acerca de su esterilidad y de su adecuación en seres humanos, parece ser que el AMP provoca alteraciones bastante importantes en el ritmo cardíaco. Esto es especialmente notable si se usa en forma de puente entre ciclos, pero también tiene su efecto si lo usamos de forma local.

Syntheselen
Este producto está fabricado por una compañía americana, de nombre Syntethek. Recordad este nombre porque si realmente sus productos son lo que prometen vamos a oír hablar mucho de ella. En el caso concreto que nos ocupa, el Syntheselen, parece ser la versión humana del Kynoselen. Supuestamente, esta versión está más refinada que la anterior y la proporción entre sus ingredientes es más adecuada al metabolismo humano. Pero sobretodo, la modificación más importante es el cambio del AMP por ATP. El ATP (adenina trifosfato) es el medio que usa la célula para almacenar energía de disponibilidad inmediata. Esta ATP se disocia, primero en ADP (adenina difosfato) y luego este ADP vuelve a disociarse en AMP.
Seguramente preguntaréis cual es la ventaja, ¿verdad? Pues simplemente que el ATP no tiene efecto sobre el ritmo cardíaco. Es posible que la transformación de ATP en AMP pueda retrasar ligeramente el uso de este por parte de la célula pero sigue maximizando su recuperación, sin los efectos adversos.

Otros productos
Hasta este punto lo que hemos visto son productos que funcionan más o menos bien pero que, o bien no son permanentes, o bien sus efectos son a plazo medio o largo. Pero lo que está de moda en el culturismo profesional no es esto. Lo que está de moda son los llamados SEO (site enhancer oils) o traducido a nuestro idioma, aceites de mejora local. Para que nos entendamos: el Synthol y los diferentes productos que han aparecido a raíz del innegable éxito comercial de éste.
Pero esto lo vamos a tratar en el próximo artículo. Tan solo un avance: sí funcionan y sí, los beneficios obtenidos pueden ser permanentes, tanto en volumen como en fuerza.
Synthol y derivados
Como ya sabréis los que leéis habitualmente una_página_más™ (los que no lo hacéis deberíais), este es el segundo de una serie de artículos en los que trataremos el tema de las mejoras locales.
En el primero nos dedicamos a los productos que nos permitían mejoras temporales (4 o 5 días), o bien mejoras permanentes pero a medio o largo plazo y con grandes dosis de entreno.
En esta segunda entrega nos ocuparemos básicamente del Synthol y de sus derivados. Pero antes de nada vamos a hacer algo de historia sobre este producto.
¿Cómo empezó todo?
Antes de ver cómo funciona y cómo a alguien se le pudo ocurrir el invento del Synthol, vamos a estudiar algo de anatomía. No mucho porque las ciencias no son mi fuerte, pero algo sí debemos saber.

Desde el punto de vista anatómico, los músculos son básicamente grupos de fibras agrupados entre sí y recubiertos por un tejido llamado fascia. Debemos recordar este nombre porque parece ser que este tejido está bastante más implicado en el desarrollo muscular de lo que podría parecer.
De hecho, este tejido es el que impide el crecimiento muscular. Sí, sí, ya sé todo lo de la sobrecompensación muscular producida por el entrenamiento, descanso, correcta nutrición, etc. Pero no es a eso a lo que me refiero.
La fascia que recubre el músculo actúa como una barrera que evita su expansión. Bueno, más que evitarla, lo que hace es frenarla
Ya hace tiempo John Parrillo propugnaba un método de ayuda al entreno que él llamaba «estiramiento fascial». Este método consistía en un programa de entreno más o menos convencional combinado con los dichosos estiramientos estos. ¿Cuál era su objetivo? Estirar la fascia. Ni más ni menos. Este estiramiento permitía crecer más rápidamente a los músculos. El método realmente funcionaba pero el estiramiento fascial que provocaba era limitado tanto en cantidad como en duración.
Permitidme un paréntesis. Cuántas veces hemos discutido en el foro, con nuestros colegas, con algún conocido sobre las aplicaciones locales de un esteroide. Algo así como: «¿Me falla el gemelo? ¿Si me meto el Sustanon ahí me crecerá?». Cuántas veces nuestra respuesta a esa pregunta ha sido: «¿Cómo te vas a meter eso ahí? ¿Estás chalado? ¡Eso va en el culo!»
Yo el primero. Mi argumento era: «si el Susta provocará crecimiento local, los culturistas tendrían el culo como una plaza de toros». Luego venía la respuesta científica: «la testosterona tiene que ser metabolizada por el hígado para que sea eficaz, bla, bla, bla».



¿Deducimos ahora la respuesta correcta? Las dos lo son, pero por motivos que quizás no nos habíamos planteado. Efectivamente la testosterona tiene que ser metabolizada por el hígado y, efectivamente, si inyectamos un esteroide en base aceitosa en un músculo este crece. ¿Cómo es eso posible? Muy fácil. El aceite dentro del músculo estira la fascia y, según lo que antes vimos, este músculo crece más rápido. Así de simple. Así de real. Entonces, ¿por qué lo del Synthol? Me meto un Susta, un Deca o un Primo y... ¡a crecer! Pues sí, pero no es tan simple. La fascia es un tejido bastante elástico y con gran capacidad de recuperación. Si no la estiramos el tiempo suficiente recuperará su tamaño inicial sin dar tiempo al crecimiento muscular. El metabolismo humano procesa los aceites de los anabólicos demasiado rápidamente como para que afecten significativamente a la fascia. Los SEO están pensados para no ser procesados tan rápidamente, permanecer más tiempo en el cuerpo y permitir un estiramiento realmente efectivo de la fascia.

¿Qué opciones tenemos?
Vamos a ver ahora cuáles son los aceites que tenemos disponibles y en que se diferencian unos de otros.
Esteroides en base oleosa
Parece ser que Mr. Synthol, el Sr. Gregg Valentino, no es realmente Mr. Synthol. Según cuenta él mismo, lo que lleva en los brazos no es Synthol sino inyecciones locales de propionato de testosterona mezclado con Boldenona. De esta forma intenta aprovechar el estiramiento fascial y la el efecto local de la droga a un tiempo.
Según el mismo Gregg, el Synthol para él es una pérdida de tiempo y siguiendo este método ha conseguido unos brazos de 27 pulgadas, unos 70cm. Para ello dice haber usado unos 3g de propionato por semana y unos 500mg de Equipoise (Boldenona). Esto hace un total de unos 10cc por semana solo de Boldenona, repartidos entre los diferentes músculos más la testosterona. Cantidades de drogas y aceite más que suficientes para promover este crecimiento desmesurado.
Si le damos crédito a este caballero podemos considerar que realmente este método funciona y bastante bien. Ya sé que el aspecto de sus brazos y hombros no gusta a la inmensa mayoría por su desproporción pero que son grandes es un hecho. El uso o abuso que hagamos de este método será lo que determine la proporción de nuestros brazos, pero crecer crecerán. A eso me refiero cuando digo que funcionan.

Synthol
El primero. El genuino. El original. Recientemente ha sido analizado por Dan Duchaine con los siguientes resultados: un 85% de ácidos grasos, un 7,5% de lidocaína (un analgésico para mitigar el dolor de la inyección) y un 7,5% de alcohol benzílico.
La mayor parte del 85% de aceite es de cadena corta, una pequeña parte son de cadena media y el resto (sobre un 3%) corresponde a ácidos grasos de cadena larga.
Alrededor de un 30% del producto que inyectemos va a ser metabolizado rápidamente por el cuerpo como una grasa normal debido a esta estructura química. Este 30% será usado por el cuerpo como combustible muscular, sin que se acumule en grasa. El resto quedará almacenado temporalmente en el interior del músculo. Será esta parte la que provocará el estiramiento fascial que estábamos buscando. Lentamente el cuerpo va a ir asimilándola, con el suficiente plazo para que la fascia quede estirada y permita el crecimiento muscular. El tiempo que tarda el cuerpo en asimilar este aceite es también tema de debate. El inventor del invento afirma que permanece en el cuerpo entre 3 y 5 años pero la práctica parece demostrar que en pocos meses no queda rastro de este aceite. Suficiente en todo caso para nuestros propósitos. Al ser el producto original su creador se basa en su nombre y la publicidad gratuita generada para venderlo al precio más caro. Unos 250$ por una botella de 100ml es el precio mínimo que podemos esperar pagar por él.
Syntherol
¿Os suena una compañía llamada Synthetek? Ya dije en el artículo anterior que íbamos a oír hablar bastante de ella. El Syntherol es su replica al Synthol. Replica que, según parece, supera al original en todos los aspectos.

El primero es que Synthetek es una compañía farmacéutica australiana, lo cual garantiza la esterilidad del producto (recordemos que el Synthol es vendido como un aceite de uso externo).

El segundo es que parece ser que la inyección de Syntherol duele bastante menos que la de Synthol. ¿Dolor? Sí, claro. Hasta ahora no lo habíamos mencionado pero la inyección de estos productos es dolorosa. Quizás no duele tanto meterte 1cc de Synthol en el bíceps como puede doler meterte un Sustanon, pero doler, duele.

El tercero es que es la misma fórmula que el Synthol, pero con un componente añadido: «silica», una fórmula nueva para hacer que las ganancias sean algo más permanentes.
Y el cuarto es que encima es más barato. Una botella de 100ml cuesta unos 150$.
Esik-clean
La misma fórmula que Synthol pero con colágeno añadido, lo cual lo convierte en una mala elección. El resultado producido por el uso de estos aceites depende de la facilidad del cuerpo para asimilarlos. Lo ideal es que los asimile lentamente pero no tanto como el colágeno. Cuando la fascia está estirada el cuerpo debe absorber el aceite para facilitar el crecimiento del músculo y el colágeno tarda demasiado en ser absorbido.
Además, uno de los principales problemas del uso de aceites locales es la formación de tejido cicatrizal y su posterior enquistamiento. El tejido cicatrizal se genera debido a la rotura de fibras producido por la inserción de la aguja. Meter colágeno solo puede agravar este problema, cosa que no nos interesa para nada.
¿Su precio? Unos 100$ por botella de 100ml.
Nuclear nutrition oil
Otra muy buena opción. La misma fórmula del Syntherol pero con el añadido de una cierta cantidad de prohormonas. Si os gustan las prohormonas y estabais pensando usar Synthol os gustará este producto si sois unos de sus detractores no.
La presencia de prohormonas hace que su importación directa en ciertos países pueda ser problemática porque las prohormonas son ilegales (Canadá y Australia, por ejemplo). Desconozco la normativa legal vigente en España.
Cuesta unos 150$ por botella de 100ml.
Liquid muscle
Igual que el Synthol original pero a 200$ por botella. No obstante no parece haber mucha información sobre el fabricante. En estos casos yo prefiero no fiarme y más si estoy pensando en meterme algo dentro del cuerpo. La esterilidad del producto es básica y para garantizar su esterilidad mejor fiarse de una gran compañía que de una pequeña y casi desconocida.
Otras opciones
Estas que hemos descrito hasta ahora son las opciones más conocidas y sobre las cuales es más fácil encontrar información en la web. Hay más pero no las comento porque no me dan mucha confianza. Poca información y ninguna seguridad de que el producto comprado sea estéril, o simplemente que sea realmente lo que dicen vender. Mejor no arriesgarse.



Una de las opciones de la cual se está hablando mucho últimamente es la de inyectar directamente aceite MCT, en vez del Synthol. El MCT es uno de los componentes de la fórmula original del Synthol e incluso se rumoreaba que el Synthol no era más que MCT envasado bajo otro nombre pero realmente esto no es así. No sé a quien se le ha ocurrido la idea de comprar un bote de MCT y usarlo vía intramuscular pero no seré yo el que lo pruebe. Aunque hay gente que si está bastante loca como para experimentar con cosas raras en su cuerpo.

Corre por ahí una anécdota/leyenda urbana sobre el popular Matt Duvall. El tío está enorme, bombeado, duro y denso hasta lo inimaginable. Al natural realmente impresiona, sobretodo sus hombros y brazos.
Hace un par de años estuvo como posador invitado en la Fit Form donde aparte de su poderoso físico lucía un ostentoso vendaje en el hombro. Este vendaje protegía la herida de una reciente operación que le fue practicada para retirarle un quiste. ¿Os atrevéis a imaginar lo que según las malas lenguas él mismo dijo que provocó este quiste? No, no fue el Synthol. Parece ser que era una especie de Synthol casero hecho a base de MCT y glicerina. No sé si esto funciona o no pero realizado en casa la esterilidad es más que dudosa por no decir nula. Lógicamente el resultado fue un absceso de pus que se enquistó.
Usar este tipo de productos lo encuentro injustificable en el 99% de los casos. Para mí el 1% que tiene una cierta justificación se repartiría entre culturistas profesionales y alguien que estuviera decidido a un implante por motivos de desesperación.
Un culturista profesional que se gana (o intenta) ganarse la vida compitiendo debe usar todas las armas a su alcance para obtener su objetivo. Ese es su trabajo y se supone que debe asumir los riesgos de hacerlo. Me explico: si eres policía sabes que puedes verte envuelto en reyertas y tener que pelearte con alguien, ya sea con los puños, la defensa, contra una navaja e incluso contra armas de fuego. «Gajes del oficio» es una frase que se me ocurre muy adecuada para este caso. En el caso del culturista profesional probablemente no deba jugarse la vida en las calles pero debe hacerlo en el escenario. Esto es la competición y no solo la culturista sino cualquier competición deportiva actual. Más rápido, más alto, más fuerte y más lejos tienen un buen porcentaje de componente químico.

En el segundo caso, alguien que esté lo suficientemente desesperado como para intentar un implante de gemelos puede verse beneficiado de este producto. Un implante siempre será un implante pero el uso adecuado de estos aceites puede aumentar el tamaño muscular. Y será músculo, no aceite.

Si aun así alguno de vosotros se decide a probarlos tened cabeza y buscad los productos más conocidos. Si tuviera que decantarme por uno probablemente lo haría por el Syntherol debido a su origen farmacéutico.
En todo caso, en un próximo artículo vamos a tratar de contar cómo usar estos productos y cómo combinarlos con los ciclos, entrenos y dietas correspondientes para obtener una máxima eficacia con el mínimo riesgo.
peso 90.kg
estatura 1.77
Avatar de Usuario
el_bulldog_del_fisico
Novato
Novato
 
Mensajes: 108
Registrado: Lun Nov 15, 2004 8:31 am
Ubicación: Ecuador






Volver a Culturismo : Ciclos de Esteroides Anabólicos y otros (INTERMEDIOS)


 


  • { RELATED_TOPICS }
    Respuestas
    Vistas
    Último mensaje

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

InicioEsteroides AnablicosEjerciciosArtculosGaleriaForosOtrosDescargas
Todos los derechos reservados, Tupincho.net 2002 - 2011 Website powered by Subdreamer CMS
Designed by indiqo.media