7 claves para perder peso

7 claves para perder peso sin pasar hambre
Puedes confiar en los milagros y comer durante un mes sopa de zanahorias o un bombón helado cada ocho horas. Nuestra propuesta es que pases del demonio de las dietas y toma un camino más seguro: adelgazar sin volverte loco. Aquí tienes 7 claves para perder peso sin pasar hambre.

  1. Las siete claves

  2. Dos extremos del mundo de las calorías

  3. Las siete claves

Variedad. Nuestra alimentación siempre debe ser completa y variada en alimentos.

  1. Cambio de mentalidad. Recuerda que tu objetivo es estar delgado/a toda la vida y no puedes estar a dieta indefinidamente. Educa tu mente para comer bien y no ganarás peso.

  2. Moderación. Ningún extremo es bueno, ni por exceso de comida ni por defecto. Busca el equilibrio en tu plato para conseguir el equilibrio en la báscula.

  3. Variedad. El metabolismo está diseñado para conseguir energía de los alimentos por lo que si tomas siempre los mismos alimentos, terminarás engordando con la ensalada de lechuga, por muy pocas calorías que tenga. Compra alimentos de temporada y enriquece tu recetario para despistar a los michelines.

  4. Salud. Asegúrate que la dieta te haga fuerte frente a la enfermedad. Los kilos de más pueden hacer que veas a los alimentos como a enemigos cuando son defensores de tu salud, aliméntate para vencer.

  5. Cocina casera. Si cocinas en casa, controlas los ingredientes de cada comida y la forma de cocinarlos, la clave para comer de todo sin engordar.

  6. Paciencia. No desesperes por pensar que necesitas un año para perder 20 kilos de peso. El tiempo que inviertes en adelgazar de forma sana es un seguro de que lo haces bien y no vas a recuperarlo.

  7. Una hora de ejercicio físico. Imprescindible, necesaria, obligatoria. Es como una religión, una vez que empiezas no puedes dejarlo. Es la garantía del éxito y tu camino a un cuerpo más armonioso y definido. En definitiva, a gustarte delante del espejo.

  8. Dos extremos del mundo de las calorías

Para perder peso se aconseja seguir una dieta hipocalórica, es decir, con menos calorías de las que consumes habitualmente. Normalmente se recomienda disminuir entre 500 y 1.000 calorías diarias tu alimentación normal, pero es importante tener en cuenta las condiciones de las que partimos.

Hay dos casos dispares:

  • Por un lado, está el caso de las personas que toman una dieta muy calórica con bollos, helados, refrescos, embutidos, carnes grasas, fritos, etc. y que llegan a pasar de las 2.500 ó 3.000 calorías día recomendadas, debido a la alta proporción de grasas que consumen al día.

En estos casos, al eliminar las grasas, se reducen más de 1.000 calorías al día.

  • El caso opuesto es el de las personas que llevan dieta toda la vida, se alimentan con ensaladas, frutas, yogures y barritas dietéticas y consumen menos de 1.500 calorías al día, pero ya no pierden peso. Como es lógico, no se pueden reducir más las calorías.

En estos casos, con nuestra dieta revolucionaria, incluso comerían más, pero de una forma que equilibre los nutrientes y compense el estancamiento del metabolismo con ejercicio aeróbico.

Yolanda Vázquez Mazariego
Responsable Área de Nutrición - Sport Life

Revista líder en España en Deporte y Salud