Alimentos orgánicos

Alimentos orgánicos

En esta nota encontrará las claves para identificar cuáles son los verdaderos cultivos orgánicos. Más saludables, sin aditivos que aportan calorías extras, son indicados en la dieta de los deportistas.

Los productos orgánicos son aquellos que fueron cultivados de manera más natural y biológica, evitando la utilización de pesticidas y plaguicidas. En ninguna etapa de su elaboración estos productos entran en contacto con herbicidas o venenos químicos, así como tampoco los suelos en los que son cultivados.

Gracias al tipo de cultivo realizado estos alimentos suelen ser más sanos e , en algunos casos, hasta pueden contener mayor cantidad de nutrientes que los productos cultivados utilizando métodos tradicionales.
Los productos orgánicos se cultivan en suelos fertilizados naturalmente evitando los productos químicos o artificiales. De este modo, estos productos conservan mejor sus propiedades, manteniendo la calidad de las vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono intactos.
Al evitar el uso de pesticidas o productos para la erradicación de plagas, estos alimentos se encuentran exentos de ciertos peligros provocados por los plaguicidas como pueden ser, entre otros, el envenenamiento o la intoxicación.
Otra gran ventaja de estos alimentos es que al ser cultivados de manera natural contribuyen al cuidado del ambiente y la naturaleza.
Si bien en la actualidad no existen legislaciones claras y específicas sobre los alimentos orgánicos, en países como los Estados Unidos existen ciertas especificaciones para definir a los alimentos orgánicos. Están los productos “100% orgánicos” que son aquellos que no contienen ingredientes no orgánicos; “orgánicos”, que son los productos que poseen un 95% de ingredientes orgánicos; “hechos con productos orgánicos” para aquellos productos manufacturados con un 50% a un 95% de ingredientes orgánicos; y finalmente los productos con menos del 50% orgánico, en los cuales, de cada ingrediente se deberá especificar si es orgánico o no.
Debido al cuidado que estos alimentos requieren su costo suele ser más elevado que el de los productos convencionales, sin embargo su calidad, cuando de salud se trata suele ser mayor.
Recuerde que hay alimentos de cultivo tradicional, que por su formato suelen tener menor posibilidad de contacto con los pesticidas como las frutas con cáscara (naranjas, bananas, mandarinas) y hay otros como las manzanas, peras, cerezas o verduras de hojas que por su naturaleza pueden tener mayor contacto con pesticidas. Por eso si usted desea equilibrar el cuidado de su salud con el cuidado de su bolsillo puede guiarse por esta lista para escoger de que clase será el alimento que compre.