**cardarina y cáncer. profundizando en ideas erróneas y aclarando conceptos.**

CARDARINA Y CÁNCER. PROFUNDIZANDO EN IDEAS ERRÓNEAS Y ACLARANDO CONCEPTOS.

Ha habido mucha controversia y preocupaciones en relación a la cardarina GW501516 y su relación con el cáncer y el desarrollo de tumores. La hipótesis de esta controversia proviene de la capacidad de GW para mejorar la angiogénesis en el cuerpo a una tasa extremadamente alta y la tasa de crecimiento del cáncer en los dos puntos de los ratones de laboratorio.

Esta es una idea común entre los atletas de resistencia y los niños que pasan por la adolescencia. Los científicos habían especulado que si hubiera células tumorales activas en el cuerpo, serían especialmente susceptibles a la angiogénesis y causarían que el tumor crezca a un ritmo mucho más rápido. Desde 2004 se han realizado muchos experimentos para probar esta hipótesis, pero hasta ahora, todos ellos han sido en gran medida infructuosos.

Un estudio publicado en 2004 por la Asociación Americana de Investigación del Cáncer declaró que los agonistas de PPAR tienen:

‘’… Se muestra que no tiene ningún efecto sobre la proliferación de las células de cáncer colorrectal y “… en condiciones normales de cultivo, la activación de PPAR no tiene ningún efecto sobre el crecimiento celular”.

Tengan en cuenta que este estudio se realizó en ratas a las que se les administraron cantidades de 400 mg al día, se abusó del fármaco y se ejecutó durante cientos de semanas para completarlo. Una y otra vez este estudio ha sido refutado y demostrado ser profundamente defectuoso e inexacto.

En un experimento realizado en 2008 en células de cáncer de mama y de colon humano, el agonista PPAR GW 501516 no solo demostró ser seguro para su uso, sino que también inhibió el crecimiento de células cancerosas. El Instituto Nacional de Salud ha confirmado sin duda razonable que GW 501516 inhibe una multitud de cánceres en las células humanas.

Más de una década de estudios de investigación sobre PPAR beta humano (el objetivo principal de GW) solo ha demostrado una disminución en las células cancerosas con el uso prolongado (hasta dos años). La confusión de estas acusaciones anteriores de crecimiento de cáncer se debió a los resultados publicados en 1996 y hace mucho tiempo que se abandonaron debido a una nueva investigación clínica. El compuesto químico se ha dosificado en PPAR humano durante varios años y solo ha proporcionado resultados positivos en tratamientos contra el cáncer, función hepática y eficiencia metabólica.

En todos los estudios en humanos realizados hasta el momento, no hubo efectos secundarios notables mientras se usaba cardarina

Cito algunos de los estudios y recursos sobre GW 501516 para obtener más información a este respecto:


http://atvb.ahajournals.org/content/27/2/359.long

Fuente:

Antonio Díaz
Preparador físico. Entrenador personal.
Nutrición.
Bioquímica y Fisiología Humana.

muy buen articulo… yo ‘‘probe cardarine’’ cuando probe sarms pero lamentablemente el cardarine que probe era falso… y cuando conoci una fuente buena de sarms no comerciaban con cardarine porque por lo visto era ilegal en inglaterra por el tema del cancer…
pero si probe otros que me gustaron bastante.
me hubiese gustado probar un cardarine real jajajaja

1 me gusta

Me alegro de que te sirva.

En efecto, con los sarms sucede como con los esteroides, las falsificaciones desgraciadamente abundan … :frowning:

Igual o más y al tener menos efectos, más dificil identificar lo que tomas. Mientras lo q te estés tomando si es fake al menos no te haga daño…

Con los sarms desgraciadamente hay tres tipos de falsificaciones, las que están subdosificadas, las que no tienen nada (puro placebo, estafa) y las que tiene algo de algún oral tóxico tipo estanozolol o dianabol para conseguir efecto anabólico, y luego generan la mala fama de que los sarms tocan el eje hormonal y afectan al hígado.

Pero hay fabricantes serios, no obstante entiendo que muchas veces no es fácil en absoluto en el mercado negra separar el grano de la paja