Cómo reducir grasas al cocinar

Cómo reducir grasas al cocinar

Cocinar sin exceso de grasas es fácil y, por el contrario a lo que se cree, también puede ser muy sabroso. Aquí unos consejos.

Por lo general en la cocina pobre en grasa las frituras no existen, no obstante, si es necesario aderezar con aceites. En este caso se pueden pulverizar los alimentos con una mezcla aceite y agua. Así llega menos aceite a la comida que con los aerosoles comerciales, por ejemplo.
Se recomienda rociar la comida con aceite de oliva o de girasol para asar al horno o para gratinar. En tanto el aceite de sésamo es ideal para ensaladas o platos orientales.
Otra técnica muy útil para no usar aceite o manteca a la hora de saltear alimentos es reemplazarlos con caldo acompañado con hierbas aromáticas.
Finalmente, antes de cocinar carnes o aves, recuerde que hay que quitarles todo el exceso de grasa.

Fuente: “La cocina sin grasas”, editorial Vergara, Grupo Zeta