Creatina, la fórmula de la juventud

Creatina, la fórmula de la juventud

Según investigaciones se ha llegado a la conclusión de que el envejecimiento está relacionado con la disminución de niveles de fosfocreatina muscular. Esta reducción se debe en parte a la disminución del tamaño y cantidad de fibras musculares del tipo II asociada con la edad. Veamos cómo recuperar este elemento en el organismo.

Pasan los años y nuestro cuerpo va cambiando, todos sus mecanismos de funcionamiento comienzan a actuar más lentamente, el metabolismo, la velocidad, la posibilidad de hacer esfuerzos y la capacidad de recuperarse luego de las sesiones de entrenamiento físico.
Si bien algunos aceptan este hecho y se resignan, otros comienzan una lucha desmedida para detener el paso del tiempo o por lo menos retrasarlo lo máximo posible. Quienes se interesan enérgicamente en retardar el paso del tiempo hacen hincapié en sus dietas, cambian su modo de alimentarse, de realizar deportes, utilizan suplementos nutricionales y todo aquello que esté a su alcance y sea beneficioso en su carrera contra el tiempo.
Según investigaciones realizadas se ha llegado a la conclusión de que el envejecimiento está relacionado con la disminución de niveles de fosfocreatina muscular. Esta reducción se debe en parte a la disminución del tamaño y cantidad de fibras musculares del tipo II asociada con la edad. Estas fibras son las encargadas de almacenar la mayoría de la creatina y a causa de la disminución de los niveles de creatina muscular se puede perder fuerza y resistencia al tiempo que se aumenta el período de recuperación.
Un grupo de investigadores intentó ver qué tipo de relación existía entre la suplementación con creatina y el decrecimiento de los niveles de creatina muscular asociados con la edad.
En esta investigación los observadores compararon un grupo de individuos de 31 años promedio de edad con otro grupo de personas de 58 años promedio de edad. Todos los examinados se encontraban en buen estado físico y tanto sus dietas como sus hábitos deportivos eran similares. Todos los sujetos ingerían carne al menos cinco veces por semana, de modo tal de evitar que los bajos niveles de creatina se debiesen a una dieta baja en niveles de fosfocreatina.
Los participantes realizaron series de ejercicios de piernas con un período de tiempo de separación de siete días. Las dos primeras series duraban dos minutos cada una y la tercera duraba hasta que el individuo alcanzara el agotamiento. Cada serie era seguida de una recuperación de tres minutos. Para evitar efectos no deseados como el efecto placebo a los participantes se les dijo que formarían parte al azar en dos pruebas. Estas pruebas fueron realizadas con antelación porque la creatina puede tardar bastante tiempo en desaparecer del organismo. Los participantes consumieron un placebo durante los primeros siete días de la primer prueba. Luego consumieron 0,14 gramos de creatina por cada medio kilo de peso corporal. Esto equivalía a 25 gramos para alguien que pesara alrededor de 82 kilos.
Durante la etapa de placebo las personas de mediana edad poseían un nivel de fosfocreatina inferior antes de realizar el ejercicio y no podían resintetizar la fosfocreatina tan rápidamente como el grupo de individuos de menor edad luego de la ejercitación hasta el agotamiento. Luego de ingerir creatina los niveles de fosfocreatina en el período de recuperación se incrementaron en un 15 % en los más jóvenes y en un 30 % en los de mediana edad.
Gracias a la suplementación con creatina aquellos de mediana edad también aumentaron su capacidad de resintetizar la fosfocreatina en un 30 % y en ambos grupos todos consiguieron aumentar el tiempo de entrenamiento hasta el agotamiento en un 30 %.
Como resultado de este estudio es posible concluir que la suplementación con creatina influye en la capacidad de resistencia muscular y retarda la aparición de fatiga. Así mismo es posible decir que estos cambios son más significativos para personas de mayor edad si lo comparamos con individuos más jóvenes.

Fuente: Reproducción parcial del artículo de la revista Sport Nutrition.