¿Cuál es el modo correcto de alimentarse?

¿Cuál es el modo correcto de alimentarse?

Elegimos los alimentos, sus características, su calidad, sus propiedades nutritivas, su valor terapéutico, elegimos algo más que simplemente comida. Optamos por un modo de vida, un equilibrio y una fortaleza para nuestro cuerpo y nuestra mente.
Recuerde que la manera de comer está sumamente relacionada con los conceptos de salud y enfermedad y que ambos tienen correlación con nuestra forma de vivir, con nuestra forma de pensar, con nuestra manera de sentir, y con una actitud de debilidad o fortaleza frente a la vida.

Un cuerpo que se encuentra correctamente nutrido genera una mente clara y posibilita el desarrollo de la solidez necesaria para encarar la vida. Tenga en cuenta que el orden en el comer forma parte del orden en el vivir. A continuación algunos consejos claves para encarar una nutrición adecuada.

Es importante aprender qué es lo que el cuerpo necesita, sin dogmas ni creencias, ni aceptando incuestionablemente la autoridad de otro. Es esencial no comer por aburrimiento, ansiedad o fatiga, sino porque el cuerpo lo necesita como combustible para funcionar.

Hay muchos mitos dando vueltas y como tales, deben ser desechados. No es bueno bajar de peso abruptamente o ajustarse a una dieta altamente restrictiva, ya que no se pierde peso de manera adecuada y además el cuerpo pierde nutrientes necesarios para su desarrollo y desempeño, así como se debilitan los músculos por la carencia que las dietas altamente restrictivas implican.

Lo ideal es hacer cuatro comidas y no saltear ninguna ya que es mejor para el organismo digerir varias veces menor cantidad de alimentos.

Es también primordial tener en cuenta que es más saludable plantearse cambiar el modo de alimentación y no realizar una dieta baja en grasas por un corto período para luego retornar a lo anterior.

Es mejor para el bienestar físico y mental intentar implementar un plan sano de alimentación donde se ingieran mayormente vegetales, frutas y cereales y, en menor medida carbohidratos (pastas, arroz, panes) y proteínas (carnes, lácteos, huevos).

Es aconsejable, además, disminuir la ingesta de grasas aunque siempre es posible permitirse algún placer como una cena con milanesas con papas fritas o un helado. Lo esencial es que esa sea la excepción y no regla.

De todos modos es necesario ser conscientes de que cada cuerpo posee requerimientos diferentes. Varía mucho el régimen de alimentación de un deportista que de un oficinista, así que si usted tiene dudas es conveniente que consulte con un nutricionista.

Activando Post depues de 2 Años o.O .
E Aqui de nuevo nutriendo al foro con antiguos post perdidos entre el foro xD.