Dietas: El tamaño importa

Dietas: El tamaño importa

La medida de una porción es una cuestión fundamental a la hora de encarar una dieta. En esta nota encontrará algunas respuestas acerca de los cantidades de alimentos que debería considerar en un régimen alimenticio.

¿Cada vez que hace una dieta alimenticia siente que no desciende de peso y come rigurosamente los alimentos indicados?
Seguramente el problema se encuentre en el tamaño de sus porciones. En muchos casos cuando se realiza un régimen si bien se comen frutas, verduras y alimentos bajos en grasas, tal vez sean las cantidades las que alejan del objetivo de descender de peso.
Es muy importante tener en cuenta que no es lo mismo comer una taza de frutas cortadas que comer 3 naranjas, dos manzanas y dos duraznos. Si bien esos alimentos poseen bajas calorías al sumar todo se estará ingiriendo un valor calórico cercano a una porción de torta o de helado. La cantidad es muy engañosa y lo más importante es no mentirse a uno mismo si se tiene el claro objetivo a conseguir.

Porciones
Seguramente si además de hacer una dieta para adelgazar se está haciendo un programa de ejercitación física, se requerirá una ingesta de alimentos mayor a que si no se realizara ninguna actividad, pero eso no es excusa suficiente para comer desenfrenadamente.
Por otro lado también influye el tipo de comida que se ingiere: no es lo mismo comer un kilo de lechuga que un kilo de dulce de leche. Lo ideal es adquirir las energías calóricas de alimentos altamente nutritivos, no de calorías vacías que solo aportan grasas, y prestar atención a las porciones: si se recomienda una taza o 300 gramos debe consumirse esa medida, no más.

Diferencias entre un culturista, un deportista y una persona pasiva
Los culturistas necesitarán alimento extra debido al desgaste que significa su entrenamiento, sin embargo ese extra no debe ser excesivo y lo recomendable es que proceda, entre otras fuentes, de carbohidratos sanos, no procesados o cargados de grasa. Paralelamente es necesario ingerir cinco porciones de vegetales diarios, cuatro de frutas y dos de lácteos si la dieta es de 2800 calorías aproximadamente. Todo esto disminuirá cuanto menor sea el trabajo físico y mayor sea el descenso de peso a realizar.
Con respecto a la proteína, base fundamental del músculo, se recomienda para los culturistas una toma de 2 gramos por kilo corporal, esto no significa consumir costillas de cerdo, sino que esa proteína puede obtenerse de pescado o pollo sin piel ni grasas, así como también de claras de huevo o proteínas en polvo.
Cuando se trate de deportistas amateur o de personas pasivas, el tipo de alimentación, si bien variará, en base será similar, es decir, a cualquier ser humano le conviene por su salud ingerir alimentos sanos, bajos en grasas saturadas, libres de colesterol, ricos en vitaminas y proteínas.

La medida exacta
Como no siempre es posible pesar los alimentos antes de comerlos es interesante tener en cuenta estos consejos:
90 gramos de carne de pollo, pescado o vacuna tienen el tamaño de una palma de la mano. Media taza de arroz, pasta, frutas o vegetales tiene el tamaño de un puño. 30 gramos de queso son aproximadamente como un dedo pulgar. Una taza de vegetales verdes es del tamaño de una mano sosteniendo una pelota de tenis.

Recuerde que antes de iniciar una dieta es necesario tener en cuenta su edad, sexo, contextura física, actividad deportiva, gustos, ya que todos esos factores influirán en el desarrollo de un plan alimenticio. Cuanto más detallada sea la información que reciba el nutricionista más acertado y adecuado será el esquema de comidas que pueda diseñarle.