El poder de los hidratos de carbono

El poder de los hidratos de carbono

Son la principal fuente de energía del cuerpo, el único combustible para el cerebro y el principal para los músculos

Los hidratos de carbono tienen mucho poder, pero hay que saber elegir los adecuados. Acá van unos tips para que aprendas a consumir los que necesita el cuerpo.

Los hidratos de carbono pueden ser compuestos o simples. Estos últimos proporcionan un aumento de energía momentáneo, seguido del consecuente bajón, porque se digiere y absorbe en el flujo sanguíneo rápidamente. Ejemplos: azúcar de mesa y miel.

Los complejos tienen un poder más sostenido, la energía se guarda durante un lapso más prolongado. Como ejemplo se puede citar las legumbres, el pan, el arroz, los cereales, la pasta, lso vegetales y la fruta.

No obstante el cuerpo necesita de una dieta equilibrada para funcionar correctamente. Deberá estar compuesta de un 60% de hidratos de carbono (en su mayoría complejos), un 30% de grasas y un 10% de proteínas. Hay que tener en cuenta que comer hidratos de carbono en exceso produce que el cuerpo los almacene como grasas, y si se consume muy poco el cuerpo se ve obligado a buscar las proteínas de lso tejidos como principal fuente de energía.

Los glicógenos
Son la forma en que el cuerpo almacena los hidratos de carbono, que luego van a ser a los que va a recurrir un deportista cuando necesite energía ya que son la mayor fuente de energía durante la primera hora de actividad.

En cuanto a la energía para la actividad física, la duración y la intensidad de actividad afectan al tipo y a la cantidad de energía consumida.

Para entrenamiento aeróbico, un 70% de la energía proviene de los glicógenos, mientras que el resto proviene de la grasa.

Para los deportes que requieren ráfagas de energía cortas e intensas, como el tennis, estos hidratos son la principal fuente de energía.

Los deportes de resistencia, que requieren una intensidad constante también recurren a los glicógenos musculares. Después de los 90 a 120 minutos de ejercicios, las reservas de glicógenos caen en picada, por eso luego el cuerpo recurre a las grasas.

Consumo adecuado
En base a una dieta de 2.000 calorías diarias, 275 gramos de hidratos de carbono es lo normal.