Enfrenta tus Suposiciones

Por Brad Pilon

La controversia sobre las distintas teorías nutricionales surge más de la semántica y las limitaciones del lenguaje que de principios científicos.

Esto puede sonar a palabras agudas que admito que podrían casi parecer elitistas, así que dejad que intente explicarme…

El argumento de que “una caloría no es una caloría”, o que “no todas las calorías son creadas iguales” es un error del lenguaje. O es eso o una ilustración de una gran falta de entendimiento.

Una caloría es una medida de energía. Así que una caloría por definición debe ser una caloría, tal y como una pulgada es por definición una pulgada y una libra es por definición una libra.

Lo que se quiere significar normalmente cuando alguien dice “no todas las calorías son iguales” es que “no todos los macronutrientes son iguales” lo cual es una sentencia válida. El problema surge de nuevo en el lenguaje…alguien piensa “no todos los macronutrientes son iguales” (lo cual es verdad) pero dice “no todas las calorías son iguales” (lo cual no es verdad)…y se puede ver de donde surge la confusión.

La guerra al completo de los debates online surge porque cada parte está siguiendo un argumento que tiene una sola cara. Una caloría es una caloría (verdad) y no todos los macronutrientes son lo mismo (también verdad).

El lenguaje confunde a la gente. Y como ambas partes están técnicamente en lo correcto, la única conclusión lógica es que la gente del otro bando está simplemente loca, o hastiada, o engañada. Es similar a si yo argumentase que los neumáticos de los coches son redondos, y tu vehementemente negaras que son redondos porque están hechos de caucho. Podemos discutir todo el día, pero no vamos a llegar a ningún lado hasta que nos demos cuenta de que ambos tenemos razón, y estamos hablando acerca de diferentes propiedades del neumático (su forma y de que están hechos)

El otro tema con la nutrición se relaciona con el pensamiento crítico. El intentar esclarecer que es y que no es absoluto.

Tendemos a confundir nuestras suposiciones con absolutos. Esto nos lleva a una lógica errónea o incluso a una lógica extremadamente correcta, pero simplemente basada en una suposición incorrecta.

Una suposición es algo que damos por garantizado y presuponemos. Normalmente es algo que hemos aprendido previamente y no nos cuestionamos. Es parte de nuestro sistema de creencias.

Todos hacemos cientos de suposiciones cada día sin pensar en ello. Muchas de estas suposiciones son sólidas y justificables. Muchas otras sin embargo, no lo son.

Las suposiciones diarias son necesarias para navegar por el mundo. Por ejemplo, solamente nos sentimos seguros conduciendo cuando cruzamos en verde, suponiendo que los coches que esperan en la luz roja de hecho van a esperar y no van a cargar directamente en rojo contra la intersección.

n las investigaciones, las suposiciones son cosas que se dan por garantizadas en el estudio: sentencias hechas por el investigador en las que se afirma que ciertos elementos de la investigación se entienden como verdad.

Algunos Ejemplos
Los factores Atwater, ya sabes nuestras estimadas (y redondeadas) cantidades de calorías por gramo de Proteína, Carbohidratos y Grasas (4, 4, y 9 calorías respectivamente) Son, de hecho, estimaciones. Se establecieron hace más de 100 años, y son estimaciones basadas en la media de un gran número de alimentos, que luego fueron redondeadas para que quedaran bonitas y sin decimales.

Pero si suponemos los factores Atwater como absolutos, puede trastocar el resto de nuestra lógica.

Por ejemplo, la proteína en 4 Calorías por gramo es una estimación extremamente tosca. A veces el número medido puede estar cercano y en ocasiones extremas, puede estar por debajo de las 3 calorías por gramo, dependiendo de la construcción en aminoácidos de la mencionada proteína.

¿Por qué importa esto? porque si suponemos que las 4 calorías (por gramo) son algo absoluto, pero luego vemos pérdidas o ganancias de peso que no se justifican con nuestras cuentas, no nos queda otra opción que teorizar en otras posibles razones para la pérdida adicional de peso.

El otro problema con los factores Atwater es la suposición secundaria de que toda la energía que se estima que los alimentos contienen va a pasar a nuestro torrente sanguíneo y por tanto va a ser incorporada en los sistemas de nuestro cuerpo. En otras palabras, no simplemente en nuestras bocas e intestinos, sino de veras en nuestros cuerpos.

Esta es también una suposición incorrecta como se ha visto en la reciente investigación con Almendras. Pero si ignoras el concepto de “energía metabolizable” (la energía que de verdad está disponible para tu cuerpo) entonces tienes que buscar otras explicaciones posibles para tal discrepancia.

Otro ejemplo es la sugerencia de que “la gente obesa como la misma cantidad de calorías que la gente no obesa”. Esto fue probado una vez mediante investigación, y más tarde fue invalidado por otra investigación que siguió. Pero, si no sabes que esa invalidación sucedió (o simplemente eliges ignorarla), entonces ¿qué te queda? Si supones que una mayor ingesta calórica no está asociada con la obesidad no tienes otra elección que teorizar sobre otras posibles razones para la ganancia de peso que no sean el exceso de calorías ingeridas más allá de las necesarias.

En ambos ejemplos permitimos que nuestras suposiciones sobrepasen nuestra lógica y pensamiento crítico.

En una investigación reciente sobre la adaptación metabólica a la pérdida de peso se encontró que la tasa metabólica caía hasta 500 calorías por día más de lo que se podía predecir por la pérdida de peso. Lo que es interesante es que al final de la prueba la tasa metabólica de los sujetos era exactamente la que se podría esperar dada su masa muscular magra. Así que en este caso no se trataba de una adaptación de 500 calorías sino de una discrepancia de 500 calorías. La discrepancia estaba entre su tasa metabólica real y la tasa metabólica estimada.

En este caso las suposiciones eran que A) La tasa metabólica elevada de los sujetos era normal (aunque era tan alta como 2.700 calorías) y que B) Los cálculos predictivos eran correctos.

El problema se vuelve aún más enredado cuando te das cuenta de que la suposición errónea original acaba enterrada en un mar de teoría, alguna de la cual tiene sentido, y otra no. El tema es que se vuelve más y más difícil trazar la cuestión de vuelta a la suposición errónea original.

¿Qué Podemos Hacer Pues?
Identifica y enfrenta tus suposiciones, y ten en cuenta las suposiciones de otros.

En la edad media la creencia implícita era que la Tierra era el centro del universo.

El átomo se definió originalmente como la unidad de materia más pequeña indivisible. La suposición era que un átomo nunca podía subdividirse. Esta creencia obstaculizó el avance de la ciencia hasta que J.J. Thomson descubrió la existencia de una partícula sub-atómica, el electrón, en 1887.

Así que hay cosas de las que estamos 100% seguros que son ciertas y a veces no lo son.

No hay nada malo en las suposiciones, son parte central de como funcionamos como especie. Automáticamente hacemos inferencias de nuestras suposiciones para ganar una base de entendimiento y acción. Lo hacemos tan deprisa y automáticamente que a veces no nos damos cuentas de su origen. Vemos nubes oscuras y pensamos en lluvia. Vemos a un gurú del fitness online con los abdominales marcados y concluimos que su programa de dietas y ejercicios es lo que lo hizo definirse.

El problema surge no de las suposiciones sino de no darnos cuenta de nuestra suposición. Necesitamos darnos cuenta de que las conclusiones que hacemos están fuertemente influenciadas por nuestro punto de vista y de las suposiciones que hemos hecho acerca de la gente y las situaciones.

Algunos Consejos

  • Comienza reconociendo que tú y todo el mundo tiene grabadas suposiciones acerca de toda situación.

  • Hazte muchas preguntas básicas para descubrir y desafiar esas suposiciones.

  • Constantemente pregúntate “¿Qué pasaría si rompiésemos esta regla de forma deliberada?”

  • Haz como si fueses de un planeta diferente y desafía suposiciones desde el punto de vista más ignorante. ¿Por qué estoy haciendo esto?

  • Reduce la situación a sus componentes más simples para sacarla de tu entorno.

  • Trata de pensar en las excepciones.¿Esta suposición se aplica universalmente?

  • Replantea el problema en términos completamente diferentes.

Necesitamos tomar el mando de nuestro pensamiento, no dejar que otros lo hagan.

Caso de estudio – Tenemos montones de evidencia reproducible de que el estilo de vida culturista hace que la gente esté libre de grasa y tenga un aspecto muscular. Si se sigue exitosamente, la mayoría de la gente puede prepararse para tener un buen aspecto para una competición de fitness o culturismo. Puede que no ganen, pero tendrán buen aspecto.

Esta es una observación que es fácil de realizar.

Lo difícil es determinar que partes del estilo de vida culturista son responsables de este efecto, y cuales no lo son. Y ahí es donde nuestras conclusiones son trastocadas por nuestras suposiciones y nuestro punto de vista. Por tanto tenemos que ser cuidadosos.

Mira toda la información y evidencias disponibles, por todo el mundo.

¿Ha existido gente que haya llegado a estar excepcionalmente marcada mientras sigue comiendo carbohidratos?¿Ha existido algún grupo de personas que haya conseguido cantidades impresionantes de músculo sin comer cantidades copiosas de proteína?¿Hemos visto como se ponen en forma jovenes, viejos, hombres y mujeres? Estas son el tipo de preguntas que tenemos que hacernos para enfrentar nuestras suposiciones.

Mi suposición favorita ahora es que los gimnastas masculinos obtienen sus increíbles físicos haciendo gimnasia. Ves como se emplea esta foto como evidencia para promover el entrenamiento con peso corporal hoy día.

http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/wp-content/uploads/2012/07/atleta-anilla.jpg

Las suposiciones son que:

A) Los gimnastas son como el resto de nosotros (no tienen ventaja genética).

B) Que ellos SOLO entrenan gimnasia (no entrenan con pesas).

C) Que los ejercicios con peso corporal disponibles para el hombre o mujer medio son similares a los ejercicios que utiliza el gimnasta.

D) Que el tiempo dedicado (los gimnastas comienzan a edades de 4 y 5 años y se especializan a los 8 o 9) no es relevante, podemos “cogerlos”.

E) Que una hora de entrenamiento 4 o 5 veces en semana es similar a las 3 o 4 horas 5 días a la semana que la mayoría de los gimnastas jóvenes soportan.

Ahora bien, no estoy sugiriendo que todas estas suposiciones están equivocadas, pero son cosas que necesitamos enfrentar constantemente para hacer un mejor uso de nuestro tiempo a la hora de perseguir un cuerpo magro y en forma.

La mejor manera de simplificar tu enfoque hacia conseguir el cuerpo que quieres evitando e identificando los baches que te separan de tu objetivo es desafiando constantemente tus suposiciones.

Es también lo que te guardará de caer víctima de la incansable y sin final marea de engaños en fitness y nutrición que llegan al buzón de entrada de tu correo cada mañana.

¿Qué suposiciones se hacen en estos Memes?
http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/wp-content/uploads/2012/07/maratoniano-sprinter.jpg

  • Que se trata de hombres diferentes.

  • Que ambos tienen la misma edad.

  • Que si no fuese por la actividad que realizan, tendrían un aspecto similar.

  • Que el look del velocista es el que todo el mundo quiere

  • Que no hay nada más que influya (Nutrición, entrenamiento con pesas, drogas, genética)

  • Que el maratoniano no esprinta y el velocista no corre maratones.

http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/wp-content/uploads/2012/07/sentadillas-no.jpg

  • Que se trata de mujeres diferentes.

  • Que tienen la misma edad.

  • Que las poses son comparables.

  • Que tienen la misma nacionalidad.

  • Que la mujer de la derecha hace sentadillas.

  • Que la mujer de la izquierda no las hace.

  • Que si la mujer de la izquierda sentadilleara, sería capaz de tener el aspecto de la mujer de la derecha.

  • Que no hay otros factores en juego.

http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/wp-content/uploads/2012/07/chica-sentadillas.jpg

  • Que ella hace sentadillas (podría ser una corredora de Cross de 17 años).

  • Que es fuerte haciendo sentadillas.

  • Que las sentadillas le dieron los grandes músculos de sus piernas.

  • Que las sentadillas tienen algo que ver con su bajo índice de grasa y su belleza.

  • Que si no hiciese sentadillas (suponiendo que las haga) no tendría ese aspecto.


Extraído y traducido del artículo “Confront your Assumptions” por Brad Pilon.

Interesante artículo aiolia. Da para pensar, empezando por dejar pasar los lavaderos de cabeza :x