Entrenamiento bajas calorías

Entrenamiento bajas calorías

Si sos una de las millones de personas que siguen una dieta bajas calorías y además vas al gimnasio regularmente, probablemente conozcas estos síntomas: cansancio, dolores musculares, dificultad para concentrarte y canalizar tu energía.

Cuando se cortan los carbohidratos de la alimentación regular, tenés la ventaja de bajar de peso, pero también tiene su lado negativo: una masiva pérdida de energía. Para que no suceda eso, te proponemos una forma de ejercitación que no te hace perder energía, quema grasas y desarrolla musculatura.

Mientras la dieta low-carb (baja en carbohidratos) ayuda a disminuir el porcentaje de grasa en el cuerpo, también puede reducir la masa muscular ya que el almacenamiento de glucosa en el tejido muscular y el hígado bajan drásticamente. Con poca glucosa, difícilmente el cuerpo pueda soportar un entrenamiento de alta intensidad. Esencialmente, se sufre una pérdida de fuerza, se levanta menos peso y se estimula menos a la masa muscular, resultando en su reducción.
Además, cuando estás a dieta el cuerpo entra en un estado hipocalórico: se queman más calorías que las que se ingieren. Así el cuerpo naturalmente busca más energía en otras partes y rompe proteínas para conseguir aminoácidos.

Por todo esto se debe reestructurar el entrenamiento de resistencia para que sea breve, con mucho peso e intenso. Entrenar en cortos períodos ayuda a salvar energía, olvídense de internarse toda una tarde en el gimnasio. Es importante recordar que no se puede entrenar muy intensamente durante mucho tiempo, el cuerpo no aguantaría más de 20 ó 30 minutos de una rutina fuerte.

La intensidad es la clave Una vez hecho el precalentamiento, lo ideal es comenzar a entrenar lo más rápido posible y levantar tanto peso como se pueda. Cuando el músculo está fresco, los niveles de glucosa están altos, por lo cual se puede ejercitar con mucha potencia. Lo que importa es hacer un gran esfuerzo en poco tiempo. Importa la calidad y no la cantidad del ejercicio.

Por la gran exigencia que demanda, es vital hacer un precalentamiento a conciencia. Te recomendamos una forma de entrenar que te asegurará un entrenamiento intenso:
• Precalentamiento de diez repeticiones con poco peso. Luego aumentar el peso para que sólo puedas hacer 8 repeticiones. Sacá el 10% de peso y hacé 8 más, para finalmente remover otro poco y levantarlo hasta que no puedas más. Todo debe ser hecho en aproximadamente 6 minutos. Esta estructura se adecua a cualquier ejercicio que consista en levantar peso.
• Los períodos de descanso debe ser cortos, al igual que el ejercicio. Los sets no deben durar más de un minuto y el descanso tampoco. El descanso debe limitarse al mínimo, lo suficiente como para recuperar el aire, ya que la rapidez hace a la intensidad de la rutina.

Cardio con poco combustible
Los ejercicios de resistencia ayudan a quemar las grasas que te hicieron poner a dieta en primer lugar, entonces no se pueden omitir. Hacé treinta minutos de bicicleta fija, escalador o cinta, entre 3 y 5 veces por semana.
Mientras sigas a dieta, mantené la intensidad cardíaca entre un 70 y 80% del máximo que podés dar. El horario ideal para hacerlo es a la mañana, antes del desayuno, ya que al tener el estómago vacío el cuerpo quema una enorme cantidad de grasa para conseguir energía.
La idea de esta ejercitación es equilibrar tus carbohidratos para que tengas suficiente combustible para tus actividades y no te sientas fatigado el resto del día.

Activando Post despues de 2 Años o.O .
E Aqui de nuevo nutriendo al foro con antiguos post perdidos entre el foro xD