Hepatoproteccion - Citoproteccion

En primer lugar aclaremos que el presente articulo fue extraido a traves de busqueda en internet tomandome el atrevimiento de copiarlo y reproducirlo por medio de este foro ya que me parecio sumamente importante y perfectamente entendible ya que esta muy bien explicado. Hecha la aclaracion comenzemos con tema.

HEPATOPROTECCION - CITOPRETECCION.

• Para comprender exactamente lo que queremos decir cuando hablamos de protectores hepáticos es necesario comprender antes que nada la función del órgano blanco al cual hacemos referencia: el Higado

Funcion Metabolica del higado

Como órgano una de las principales funciones del mismo es la de permitir el ingreso de determinadas sustancias a la circulación general. En simples palabras el hígado actua como un filtro en el sistema circulatorio.

Veamos esto con un poco mas de detenimiento:

Cuando ingresa al cuerpo un Xenobiotico (esta denominación la damos para designar a toda sustancia de origen exógeno al cuerpo, como por ejemplo un fármaco) por vía oral, una vez que el mismo sufre un proceso de absorción a nivel intestinal pasa a circular a través de los capilares intestinales para, antes de llegar a la circulación sistémica , atravesar el hígado.

Primer concepto a tener en cuenta. Él hígado es considerado el principal órgano metabolizador de fármacos del cuerpo, y digo el principal y no el único, ya que enzimas y sistemas enzimáticos con capacidad de metabolizar fármacos se encuentran prácticamente en la totalidad de los tejidos del cuerpo humano.

Se lo considera el principal ya que estos sistemas enzimáticos metabolizadores de fármacos se hallan en este órgano en grandes cantidades a diferencia de otros tejidos donde los mismos se encuentran en mucha menor cantidad.

1º observación: la metabolización de un fármaco se produce principalmente en el hígado, pero no exclusivamente en el mismo. De aquí que no podemos hablar de Hepatoproteccion sino de Citoproteccion. (El daño por generación de metabolitos tóxicos puede afectar a prácticamente cualquier órgano o tejido del cuerpo).

Las reacciones de metabolización de fármacos ocurren en dos fases o etapas

REACCIONES DE FASE I
REACCIONES DE FASE II

Dependiendo de la estructura química del compuesto químico, el mismo al ingresar por vía oral al cuerpo puede sufrir los efectos de las reacciones de la fase I y de la fase II (por ejemplo fármacos muy lipofilicos como los AE orales), o simplemente sufrir reacciones de la fase II (fármacos muy Hidrosolubles) que hace que el fármaco se excrete sin modificación por vía renal.

Comprendido esto ahora analizaremos que ocurre en las reacciones de fase I y II.

REACCIONES DE METABOLIZACION DE FARMACOS – FASE I.

Esta fase también se conoce como FASE DE SINTESIS, dado que el fármaco al ser afectado por diversos sistemas enzimáticos sufre oxidaciones o reducciones que alteran la estructura del compuesto original, con un objetivo principal: Aumentar la Hidrofilicidad (solubilidad en agua) del compuesto original a los efectos de que sea fácilmente eliminado por via renal de cuerpo.

Hasta aquí todo bien y parecería a simple vista que el sistema es perfecto y estamos completamente protegidos, pero lamentablemente no todo ocurre de manera lineal, y veamos porque:

Como consecuenia de los procesos de oxidación o de reducción que sufre el fármaco y el cambio resultante en su estructura química para aumentar su solubilidad en agua, también pueden ocurrir otras tres situaciones que paso a detallar:

1- Bioinactivacion del fármaco: como consecuencia de los cambios estructurales que ocurren en esta fase el compuesto resultante o metabolito puede perder parcial o completamente su actividad biológica.

Un buen ejemplo de esto el caso de la Testosterona. Todos sabemos que no es activa por vía oral, ya que cuando llega al hígado, las enzimas que actúan sobre la misma la transforman rapidamente en un compuesto inactivo.

2- Bioactivacion del fármaco: en este caso como consecuencia de la metabolización se genera un compuesto mas activo que el compuesto original.

3- Biotoxificacion del fármaco: en este caso como resultante del proceso metabólico se genera un derivado toxico del fármaco original.

Este conocimiento del metabolismo que puede sufrir un fármaco ha sido empleado por los químicos medicinales en el diseño de fármacos para por ejemplo obtener compuestos activos por vía oral a partir de compuestos de partida que no presentan actividad por esta vía .

El mejor ejemplo para la temática que estamos tratando lo tenemos en la METILTESTOSTERONA.

La metiltestosterona surge como un derivado activo por vía oral de la Testosterona. Esto se logro al agregar un grupo metilo en la posición 17 de la molécula de testosterona (de aquí la clasificación de la metiltestosterona como un derivado 17 alfa alqilatado de la testosterona).

La protección de esta posición (la 17) con un grupo alquilo (metilo en nuestro ejemplo), evita la inactivación hepática de la molécula madre al hacer el proceso metabólico mucho más lento, pero también aumenta la toxicidad del compuesto. (Al resistir la metabolización hepática inducen un aumento de enzimas Hepáticas).

segunda observación:

como consecuencia del metabolismo de un fármaco o del mismo fármaco se pueden producir:

1 – Daño a nivel celular localizado (por ejemplo en el hepatocito) o bien:

2 - Daño celular generalizado como consecuencia de la generación de metabolitos o especies químicas reactivas que interactúan con macromoléculas como por ejemplo el ADN, produciendo alteraciones en el proceso de replicación celular normal. (Carcinogenesis).

De aquí se desprende que lo que debemos lograr es un efecto de citoproteccion general y no solamente localizado a nivel hepático.
• Desde el punto de vista Farmacologico, la Silimarina ni el acido tioctico tienen actividad hepatoprotectora. Son agentes antioxidantes con actividad sistémica protectora contra algunas especies reactivas productos de por ejemplo el metabolismo hepático de los Esteroides.

No te negó ninguna información, ya que no existen tales sustancias.

Si existen algunas sustancias que tienen la capacidad de favorecer la regeneración del hepatocito, que si utilizamos en casos de pacientes que presentan patologías hepáticas diagnosticadas. Más adelante en los post me extenderé sobre estos fármacos. (Cuales son y qué podemos esperar de ellos en la práctica).

Insisto hay que interpretar que la inactivación de especies reactivas se realiza en forma general en el cuerpo y no especifica, hígado por ejemplo, para poder indicar que el agente es hepatoprotector.

Por este motivo es que hablamos de citoproteccion y agentes citoprotectores.
• Continuando con temática recordemos que nos habíamos centrado en las reacciones de metabolización de fase I o reacciones de síntesis y dijimos que es en esta etapa donde se pueden generar metabolitos altamente reactivos causante de efectos toxicos sobre diversos tejidos o también el mismo fármaco a consecuencia de su propia estructura química puede inducir un mayor “esfuerzo” metabólico para su biotransformacion en los órganos (principalmente Hígado) donde se localizan los sistemas enzimáticos encargados de su metabolización.

Decíamos también que de acuerdo a esto existía una doble vía por la cual se produce la lesión tisular: la vía local y la vía sistémica.

Analicemos estas cuestiones detenidamente:

Las reacciones de la fase I se producen por acción de diversos sistemas enzimáticos que van a actuar sobre el fármaco para biotrasformarlo a través de procesos de oxidación y /o reducción.

Estos sistemas enzimáticos se encuentran predominantemente en el Hígado, más específicamente en la unidad funcional Hepática que es el Hepatocito (célula hepática).

El principal sistema enzimático involucrado en las reacciones de biotransformacion o metabolización se encuentra en el retículo endoplasmatico liso del hepatocito y es el que se conoce como Sistema de oxidación microsomal hepático o sistema de monooxigenasas.

Como estos sistemas enzimáticos se encuentran formando parte de las endomembranas de la célula (retículo endoplasmatico liso o fracción microsomal), las moléculas de los fármacos que será sustrato de dicho sistema deberán ser moléculas lipofilicas. A mayor lipofilicidad del fármaco, más fácilmente es captado el mismo por este sistema metabolizador y por ende mayor grado de biotransformacion sufre el compuesto original.

Es importante recordar aquí que los AE son moléculas muy lipofilicas, y por lo tanto excelentes sustratos para estos sistemas enzimáticos.

Los fármacos que son poco lipofilicos, es decir muy hidrofilicos (solubles en agua), no sufren prácticamente metabolismo de fase I, sino que pasan directamente a sufrir reacciones de conjugación (unión) con distintos sustratos que hace que sean fácilmente eliminados por via renal sin sufrir modificación en su estructura. Más adelante nos detendremos en este aspecto (reacciones de fase II) que también son procesos que revisten gran importancia.

Concepto a retener: fármacos como los AE debido a su alta lipofilicidad, cuando son administrados por via oral, sufren un alto grado de metabolización a nivel hepático por acción del sistema de oxidación microsomal hepático del cual un constituyente clave son los CITOCROMOS.

El grado de metabolización va a depender de la estructura química del agente (grupos químicos presentes y posiciones que ocupan en la molécula), y de acuerdo a esto algunos agentes en particular (por ejemplo derivados de la testosterona 17 alfa alquilatados) inducen un alto grado de actividad de los complejos enzimáticos, en particular del sistema de oxidación microsomal hepático, que lleva a que se produzca un incremento en las enzimas hepáticas.

Aquí es importante recordar que el daño hepático, agudo o crónico, se asocia invariablemente con elevación sérica de las aminotransferasas.
• La mayor o menor posibilidad de daño hepático va a depender de varias variables, entre las principales (y lo más importante para nosotros, que es que lo podemos controlar), podemos mencionar:

1 – Estructura química del fármaco

2 – Dosificación empleada (a mayor dosis, mayor probabilidad de incremento de daño toxico a nivel hepático).

3 – Tiempo de duración de la ingesta (a mayor tiempo de empleo, mayor probabilidad de incremento de incremento de daño toxico).

Ahora bien conociendo esto, lo que nos interesaría saber es cuales son las patologías hepáticas que se han detectado como causadas más frecuentemente por el empleo de AE orales.

A este respecto podemos decir que las patologías hepáticas asociadas normalmente al empleo de AE orales son dos:

1- Colestasis canicular.

2- Peliosis Hepatica.

La Colestasis es la denominación que damos en medicina para indicar la detención del flujo biliar.

En la Colestasis canalicular hay una inhibición de la función secretora biliar con prácticamente ninguna evidencia de daño celular. Esta Colestasis canalicular inducida por Esteroides es clínicamente predecible y dosis dependiente.

Y aquí llegamos a un punto importante porque esta patología es predecible, es decir podemos tener un alto grado de certeza de que con el consumo de AE por vía oral existirá un incremento en la probabilidad de sufrir de una alteración más o menos severa en lo referente a la modificación del flujo biliar. (Disminución o detención)

Además el grado de severidad dependerá como ya lo mencionamos del nivel de dosis que usemos.

Y es aquí donde podemos intervenir farmacológicamente para disminuir o evitar que esto ocurra.

La pregunta seria ¿y cómo?

La respuesta es sencilla: Empleando fármacos con efecto Colagogo, es decir fármacos que facilitan la liberación de la bilis retenida en la vesicula biliar.

Aquí es importante no confundir con fármacos con efecto Colerético, que lo que hacen es aumentar la producción de bilis (como por ejemplo los extractos vegetales de alcachofa, el boldo, la manzanilla entre otros).

¿Qué agentes Colagogos tenemos?

Primero uno muy simple: El aceite virgen de oliva, el cual es sumamente rico en Acido Oleico (98 %). El acido Oleico estimula la producción de la Hormona Colecistoquinina, la cual induce la contracción de la Vesícula Biliar y aumenta la secreción biliar.
• Otros agentes con actividad colagoga y que también presentan actividad colerética son los extractos de alcachofa, extracto de boldo y extracto de manzanilla, entre otros de origen vegetal.

De esto surge que una buena medida a considerar es el de consumir luego de las principales comidas, extractos de estas especies vegetales (bagohepat, chofitol, hepatalgina, etc).

Una opción desde el punto de vista económico es la de tomar luego de las comidas infusiones de hiervas digestivas que contengan boldo, manzanilla, carqueja, hinojo etc, que se pueden conseguir fácilmente en las herboristerías.

Ahora es importante recordar que estas son todas medidas para ayudar a la función hepática, en particular en lo referente a mantener “normal” el flujo biliar, que como decíamos tiende frecuentemente como consecuencia del uso de Esteroides orales a disminuir o bloquearse ( colestasis canalicular).

No hay aquí ni hepatoproteccion ni citoproteccion.
• Decíamos en un post anterior que la otra patología asociada “frecuentemente” con el uso de Esteroides por vía oral era la peliosis hepática (aparición de quistes llenos de sangre en el hígado)

Pongo el frecuentemente entre comillas porque desde el punto de vista de casos documentados fehacientemente de peliosis hepática en culturistas, asociada a un elevado consumo de AE, tenemos únicamente un caso muy conocido y es el de Steve Michalik (para los más jóvenes del foro Steve fue Mr America y Mr Universo en la década del 70, además de otros títulos importantes)

Desde el punto de vista epidemiológico esta patología es sumamente rara (incidencia de 0,10 %). Siendo estrictos, desde el punto de vista médico desconocemos la etiología de esta patología, con la excepción de la peliosis bacilar, en la cual el agente etiológico es un microorgaismo y el tratamiento es con antibioticoterapia.

El tratamiento cuando es debida al uso de fármacos es simplemente la discontinuación del mismo, ocurriendo la remisión de los quistes. (cuando no hay complicaciones y detectados en forma temprana)

Bueno sabiendo estas cuestiones generales sobre las patologías más frecuentemente asociadas al uso de AE por vía oral, podemos continuar y analizar algunas alternativas más que tenemos para mejorar la función hepática durante el uso de estos agentes, antes de comenzar a hablar de los fármacos citoprotectores.
• Antes de continuar es importante aclarar que la lista de fármacos con capacidad de dañar al hígado es muy extensa y no son solamente los AE los malos de la película, ni siquiera son los más peligrosos.

Como dato anecdotico podemos mencionar que los AINES (antiinflamatorios no esteroides), son uno de los grupos de fármacos con mayor potencialidad para generar daño hepático.

Volviendo a la temática decíamos al inicio de estos post, que el hígado ayuda al cuerpo a descomponer los fármacos que se administran por vía oral.

Algunos fármacos (como ejemplo citamos los AE 17 alfa alquilatados, tienden a hacer el proceso metabólico más lento y en algunas personas esto esta exaltado geneticamente, lo cual puede hacerlas más propensas a presentar daño hepático.

En líneas generales cuando se instaura un plan de suplementacion con AE orales, las mejor sugerencias que podría darles serian las siguientes:

1 – cuando se está bajo un régimen con AE todos los sistemas del cuerpo trabajan más duramente, pero en especial el Hígado. Durante este periodo seria recomdable el consumo de agentes colagogos como mencionamos anteriormente, preferentemente con las comidas principales.

2 – Incrementar el consumo de nutrimentos lipotropicos (como ser la colina, el inositol y la lecitina, principalmente para evitar la acumulación de grasa a nivel hepático.

Las dosificaciones de estos agentes deberán ser elevadas para óptimos resultados. Las dosificaciones recomendadas para cada uno de ellos seria de:

Colina: 3.000 mg diarios
Inositol: 3.000 mg diarios
Lecitina: 5.000 mg diarios

3 – Realizarse hepatogramas cada 4 semanas a los efectos de determinar cualquier anomalía en los niveles de enzimas plasmáticas que actúan como marcadores de la función hepática y cuya elevación evidencia la existencia de daño toxico, en el hígado generado por el fármaco.

Dentro de estos marcadores de la función Hepática debemos considerar básicamente los siguientes:

1 – las Transaminasas, que son enzimas de las células hepáticas que difunden hacia la circulación sanguínea cuando existe daño en el hepatocito.

Estas Transaminasas son:

A) La aspartato aminotransferasa (AST), que antiguamente se conocía como SGOT.

B) La alaninoaminotrasferasa (ALT), que antiguamente se conocía como SGPT.

Es interesante recordar que ambas transaminasas (AST y ALT) están muy concentradas en hígado; pero la AST también se localiza en corazón, músculo esquelético, riñones, cerebro y glóbulos rojos, mientras que la ALT se encuentra en baja concentración en músculo esquelético y riñones. Por lo tanto, la elevación de la ALT es más específica de daño hepático.

Existen otras enzimas hepática cuya determinación también es fundamental y son: la Fosfatasa alcalina y la gammaglutamiltranspeptidasa (GGT), las cuales indican principalmente obstrucción del sistema biliar en el hígado o en los canalículos mayores de bilis ubicados ya fuera del hígado.

Bueno teniendo en cuenta estas consideraciones, ya podemos comenzar a hablar del concepto de Citoproteccion que ya hemos mencionados en varias oportunidades en los post previos y definir exactamente a qué hacemos mención cuando nos referimos a ellos.

gracias EDUARDO residente del foro del cual extraje esta info.

largo pero interesante :wink:

Muy buen artículo sí señor y muy importante para especificar en el tema hepático y saber algo más sobre su funcionamiento.saludos

concuerdo con uds.

Ese artículo explica muy claramente el porque de la frase tan trillada “los mal llamados protectores hepáticos”… Está claro que éstos NO PROTEGEN al hígado (legalon, silimarina, cardomariano, ácido tióctico, Liv.52, etc), solo podrían denominarse (hablando con propiedad): coadyuvantes en la regeneración del tejido hepático.

EXCELENTE ARTÍCULO!!

una acotacion, legalon 150 indicaciones: lesiones de origen toxico metabolico,especialmente aquellas que se caracterizan por una intensa peroxidacion,como las provocadas por la ingesta cronica de alcohol y de medicamentos hepatoxicos(mejora la sintomatologia y normalizacion de los analisis clinicos):esteatosis hepatica,hepatitis alcolica,cirrosis hepatica.
saludos!

Exacto!! Lo medican cuando hay “LESIONES DE ORIGEN TÓXICO” no para “proteger” sino para “curar”…

este articulo es muy bueno ,es decir como regenerador hepatico despues de un tratamiento de medicamentos hepatoxicos, asi es como se utiliza
me confundo o no?

reforzaria la teoria de utilizarlos pre y post ciclos??? no durante??? yo me inclino que usarlos durante es sobrecargar mas aun el higado

es mas me inclinaria por usarlos solo post como ayuda extra para recuperar el stres causado al higado o lesion si la hubiera…

entonces me mataste la teoria del legalon pre y post y el acido tioctico durante :? :frowning:

La teoría de usar el legalon (silimarina o cardomariano) antes y después es porque se considera que el mismo hecho de procesar el medicamento estresa más el hígado. Ahora bien, el uso de Liv.52 o ácido tióctico (también llamado ácido alfalipoico) es porque su procesamiento no genera estrés hepático y ayuda a la regeneración de sus células en el PROCESO CONSTANTE de regeneración.
El hígado no dice: “bueno, como estoy en ciclo, no me voy a regenerar hasta que termine”, el proceso de “daño” y “curación” es constante. El meter productos como Liv.52 o ácido tióctico durante el ciclo que no lo estresan más, es para ayudar con ese proceso de regeneración constante.

gracias Fer duda evacuada.

yo he usado legalon varias veces, despues de un tratamiento con medicamentos hepatoxicos en un lapso de 3 semanas y la verdad que normaliza los valores hepaticos, enzimas got y gpt.yo durante uso un producto español llamado policonilosil (contiene acido tioctico vitaminas varias para el higado)

Excelente hilo

Entiendase que el termino PROTECTOR HEPATICO…NO EXISTE SE LES LLAMA REGENERADORES HEPATICOS ya que el higado es el unico organo humano que puede regenerarse.

Samyr es lo mejor.Todo medicamento hepatico se refiere a la cirrosis.