HORMONA DE CRECIMIENTO

Su forma química es una proteína monocatenaria de 191 aminoácidos. Su extremo aminoterminal no está bloqueado.
Esta hormona de crecimiento es producida por biosíntesis, mediante la técnica del (D.N.A.) recombinante, SOMATOTROFINA SINTETICA (SOMATROFINA).
Hay una proteína idéntica a la de la (SOMATROFINA), pero que contiene un residuo de metionina adicional en su extremo amino terminal, y se vende como metionil-SOMATOTROFINA SINTETICA (SOMATREM).

ACCIONES FISIOLOGICAS:

Con la administración de esta hormona crecen todos los órganos del cuerpo, con la posible excepción del cerebro y los ojos. Los músculos esqueléticos se agrandan.
En la mayoría de los tejidos, la hormona aumenta el número de células y no su tamaño.
La Hormona de Crecimiento produce en los enanos, el crecimiento en las extremidades, pero no en el tronco, ya que los esteroides sexuales son los responsables de promover el crecimiento de los cuerpos vertebrados.
Aumenta el protoplasma, por lo tanto se acumulan proteínas y nitrógeno. Cuando se administra esta hormona a un ser humano, en dosis de 5 a 10 mg. por día, osea 15 a 30 unidades internacionales por día, el nitrógeno diario retenido, se eleva de 0,3g a 4g aproximadamente.
La Hormona de Crecimiento aumenta el transporte de aminoácidos en los tejidos y acelera su incorporación dentro de las proteínas.
La insulina y la hormona de Crecimiento pueden ser consideradas como las principales influencias anabólicas.
La Hormona de Crecimiento desplaza la fuente de combustible del organismo desde los carbohidratos a las grasas. Así, mientras la insulina favorece el uso de azúcares y su conversión en grasa, la Hormona de Crecimiento tiene el efecto opuesto.
En pacientes diabeticos, la Hormona de Crecimiento ejerce un efecto diabetogénico que puede ser compensado por dosis mayores de insulina. En pacientes no diabéticos, con reservas pancreáticas normales, la Hormona de Crecimiento tiene poco efecto sobre la concentración plasmática de glucosa y de insulina.
Las acciones metabólicas de la Hormona de Crecimiento, son similares a las inducidas por el ayuno. Con el ayuno se produce una intolerancia creciente a los hidratos de carbono (diabetes por hambre), inhibición de la hipogénesis, movilización de las grasas y cetosis. Respuestas que pueden ser producidas por la Hormona de Crecimiento.
La hormona circulante se eleva con el ejercicio, y la hipoglucemia es un estímulo particularmente potente.
La Hormona de Crecimiento no deja degradar al tejido durante el ayuno para ser usado como combustible, favoreciendo en su reemplazo el uso de grasas.
La acción de la Hormona de Crecimiento está estrechamente ligada a la acción de la insulina, las dos hormonas trabajan una en oposición a la otra, así como en conjunto, en donde predominan los efectos anabólicos en el último caso.
En una persona no diabética, en el ayuno, la insulina que es poco notable, pero que esta presente, la Hormona de Crecimiento deprime aún más el uso de carbohidrátos y promueve la movilización de las grasas y una cetosis leve.
En una persona diabética, cuando no existe insulina, o la cantidad es mucho menor, el anabolismo es imposible, y la Hormona de Crecimiento se convierte en agente diabetógeno.
Cuando se carece de esta hormona, la insulina actúa sin oposición, los hidratos de carbono son quemados o convertidos en grasa con demasiada rapidez, y en el ayuno se dificulta la movilización de grasas y su utilización como combustible.

MECANISMOS DE ACCION:

Las actividades promotoras del crecimiento de la somatotrofina son los resultados de su unión a un receptor de la menbrana celular.
La Hormona de Crecimiento estimula la diferenciación de algunos tipos celulares, la mayoría de sus efectos proliferativos y metabólicos, estan mediados por factores extracelulares.
El suero normal del ser humano aumenta la incorporación de sulfato en los constituyentes del cartílago cuando son incubados in vitro. La hormona no es efectiva si es agregada directamente al cartílago o mezclada con el suero.
La actividad del suero que se presenta como respuesta a la acción de la Hormona de Crecimiento se denominó SOMATOMEDINA.
La Hormona de Crecimiento actúa por la acumulación de SOMATOMEDINAS.
Las principales SOMATOMEDINAS son idénticas a polipéptidos que se han denominado factores de crecimiento tipo insulina (IGF) 1 y 2. Estas proteínas, que tienen 70 y 67 aminoácidos respectivamente, tienen regiones de homología, osea que son iguales entre si algunas de sus regiones, y tambien son iguales a algunas regiones de la insulina.
El papel del IGF-2 no se conoce, pero el IGF-1 actúa como mediador principal de la acción de la Hormona de Crecimiento. Restablece el crecimiento, estimula la incorporación de sulfato en los proteoglucanos, aumenta la síntesis de proteínas, RNA Y DNA, promueve el transporte de aminoácidos y glucosa al músculo, aumenta la lipogénesis en el tegido adiposo e incrementa el flujo plasmático renal y la fijación glomerular.
Los receptores selectivos de IGF-1, son capaces de unirse a la insulina y al IGF-2, y su estructura es similar a la de los receptores de insulina.
Tanto los receptores de IGF-1 como los de insulina, son los responsables de la transducción del mensaje hormonal.
Los IGF circulantes se fijan a grandes proteínas plasmáticas de transporte, lo cual reduce su velocidad de depuración y mantiene una concentración plasmática total superior a la de insulina.

SECRECION DE LA HORMONA DE CRECIMIENTO:

El ser humano diariamente libera 0,5 mg. de Hormona de Crecimiento en 6 a 8 pulsos discretos e irregulares.
El control de la secreción de la Hormona de Crecimiento por el sistema nervioso central está mediado por dos factores hipotalámicos: la hormona liberadora de la Hormona de Crecimiento (GHRH) y la hormona inhibidora de la liberación de la Hormona de Crecimiento (SOMATOSTATINA).
Diversos fármacos, neurotransmisores, metabolitos y otros estímulos alteran la secreción de la Hormona de Crecimiento, actuando sobre el hipotálamo y afectando la secreción de (GHRH) y de SOMATOSTATINA. Entre ellas se encuentran la DOPAMINA, la 5-HIDROXITRIPTAMINA (5-HT) y los agonistas adrenérgicos, que estimulan en forma aguda la secreción de la Hormona de Crecimiento, la inhibición de la secreción puede ser producida por agonistas adrenérgicos, ácidos grasos libres, IGF-1 y por la propia Hormona de Crecimiento. La glucosa plasmática tambien es un poderoso modulador de la secreción de la Hormona de Crecimiento.
Según diversos ensayos provocativos para evaluar la capacidad de la hipófisis para secretar Hormona de Crecimiento. La infusión intravenosa de una dosis de 30g de argimina en 30 minutos para adultos, es más segura y tan útil como la inducción de hipoglucemia con insulina. Tambien puede emplearse la administración de levodopa, apomorfina, antagonistas de la 5-HT y metilfenidato para estimular la secreción de la Hormona de Crecimiento, pero la incidencia de respuestas negativas a estos agentes es elevada. Los individuos obesos responden mal a todos estos estímulos, tal vez a causa de las elevadas concentraciones plasmáticas de ácidos grasos libres.

PREPARADOS Y DOSIFICACION:

Hasta mediados de 1985, la mayor parte de la Hormona de Crecimiento usada en los EE.UU. provenía de cadáveres humanos y era distribuida por National Hormone and Pituitary Program, sin embargo, este procedimiento fue suspendido después de que se comprobó que por lo menos tres individuos que habían recibido esta hormona en la década de 1960 y 1970 desarrollaron una efermedad neurológica degenerativa fatal.
La falta súbita de disponibilidad de Hormona de Crecimiento aceleró la aprobación de la metionil -somatotrofina recombinante (SOMATREM) por la FDA de los EE.UU. en el otoño de 1985. Si bien el somatrem es mucho más antigénico que la hormona obtenida de la hipófisis, el desarrollo potencial de anticuerpos es menos grave que las alternativas de una enfermedad neurológica fatal.
La Hormona de Crecimiento recombinante (SOMATROFINA) fue aprobada a comienzos de 1987. Ambos preparados obtenidos por técnica de DNA recombinante se encuentran actualmente en el comercio.
El SOMATREM inyectable (PROTROPIN), contiene un residuo adicional de metionina en el extremo amino terminal.
La SOMATROFINA recombinante inyectable se presenta comercialmente como: Humatrope (Lilly) - Saizen (Serono) - Jintropin (Gensci) - HHT (Sidus) - etc.
La Hormona de Crecimiento se administra por vía intramuscular en dosis de 0,06 a 0,1 mg/por kg. tres veces por semana. (DOSIS TERAPEUTICA)
La administración subcutánea es igualmente eficaz y facilita la autoaplicación.

USOS TERAPEUTICOS:

La Hormona de Crecimiento recombinante tiene un gran potencial de abuso, principalmente por sus efectos reales y percibidos sobre la estatura y la composición del cuerpo, el incremento del rendimiento atlético es el resultado más deseado. Si bien es dificil de estudiar desde el punto de vista ético, los niños normales responden a la administración de la Hormona de Crecimiento con un incremento permanente en su estructura y estatura, ventajas potenciales en los atletas. Esta hormona no estimula el crecimiento lineal de los adultos porque las epifisis ya se han cerrado. Sin embargo los atletas adultos usan la hormona para incrementar la masa muscular y disminuir la grasa corporal en forma no detectable mediante los programas actuales de ensayos para distintos farmacos. Estos efectos metabólicos de la Hormona de Crecimiento se observan durante la limitación nutricional. Los efectos sobre atletas bien alimentados cuya producción endógena de somatotrofina podria ser elevada a causa del ejercicio, podrian ser mayores.

EFECTOS ADVERSOS E INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS:

El dolor y las molestias causadas por la inyección de SOMATOTROFINA son mínimos, pero la inyección subcutánea puede llevar a una lipoatrofia local. Los anticuerpo contra la Hormona de Crecimiento aparecen en un 30% a 40% y un 7% a 20% de los niños tratados con SOMATREM y SOMATROFINA, respectivamente. Sin embargo, la resistencia al tratamiento es rara y a menudo puede ser superada aumentando la dosis de la hormona. 8)