Israel Vs Palestina Dross.com.ar


Israel VS Palestina, un conflicto difícil explicado de manera sencilla

Desde que empezó la invasión están acusando al gobierno israelí de nazi. Parece que los detractores del país judío quieren llevarse el gato al agua con esta ‘ingeniosa’ ironía. En ella no hay mensaje, tal cosa importa poco o nada (dependiendo de qué tan mentecatos sean quienes los siguen). Quizá por esto grandes eminencias intelectuales de la izquierda, que sin dudas no son Hugo Chávez ni Luis D´Elía, han preferido mantenerse callados.

La verdadera ironía, si quieren saber una, es que si muchos de ustedes fueran israelíes, y desde la republiqueta bananera de al lado les hubieran disparado nada menos que nueve mil cohetes a lo largo de ocho años, pedirían una invasión, un ataque o simplemente algo.

De hecho, estoy seguro que despotricarían contra el gobierno mucho antes de lo que lo ha hecho el judío promedio; el venezolano hubiera armado un escándalo y organizado marchas todos los días (pero de ahí no pasan, los machos caribeños están hechos de papel higiénico), el mexicano tiraría piedras contra su casa de gobierno por permitir semejante abuso a su pueblo soberano, el argentino habría hecho un número dramático, afirmando que quienes se supone están encargados de su protección no valen una mierda. Un gordo trolo como el mencionado D´Elía, o algún otro bernáculo de la izquierda popular con afición por violentar ancianos que tienen la mitad de su peso, habría salido a patear suelo con marchas patéticas conformadas por una cuadra de despojos desdentados que dan pena ajena, parecidos en educación a los que ahora ponen el grito en el cielo porque Israel invade a Palestina buscando desarmar a una organización con más de veinticinco mil miembros, y decir “organización” es casi surrealista, porque bien que eso podría ser considerado un ejército.

Como la vida es a veces irónica y pasa que los opinadores de oficio son los que menos derecho tienen de hablar, pues por regla general se la pasan diciendo estupideces, son los primeros que sin dudarlo harían un berrinche de estar del otro lado de la mesa, los primeros que habrían aplaudido a punta de caña y cerveza una invasión a Palestina. Cuidado si alguno con una 38 en la mano pusiera una escalera contra el muro y liara a tiros al barrio de al lado. Estoy seguro que el típico reaccionario vociferante sería ese asno que mataría a una palestina con una bolsa de pan en la mano que nada hubiera tenido que ver en este rollo.

Cuando tú hablas no sólo de Palestina e Israel, sino de todo el conflicto que representa esa oscura sopa religiosa que es el Medio Oriente, la clave no está en ponerse del lado de nadie, sino en tomar distancia, entender cómo se bate el cobre, y si se tiene algo de cortesía, parecer lo menos ignorante posible escabulléndote de lecciones existenciales baratas de las que seguro hablaste mucho creyéndote el rey entre una manada de pendejos cabezas hueca de quince años con pajerías al más puro estilo de “el mundo no es blanco ni negro sino una escala de grises”.

Y ya ves, al despotricar contra Israel sin ver al lado contrario, la escala de grises, queda en evidencia que a la hora de la verdad tú no aplicas esas lecciones de filosofía light, y creas en él o no, Jesucristo todavía está muy por encima de un cagamocos iletrado como tú cuando dijo “hagan lo que yo diga, no lo que yo haga”.

[size=2]
PRIMERO Y PRINCIPAL

Preparé un mapa con la ubicación de Israel porque, aunque muchos se sienten valientes como para afirmar quienes son los chicos buenos y quienes los chicos malos, no saben todavía dónde queda ni una tierra ni la otra
[/size]

En mi escuela hubo un judío que nunca me cayó bien, un tal Michael Cohen; niñito gordo con una cretinez digna de campeonato y una sordera que jugaba siempre a su conveniencia. Escucharlo hablar era como oír a una mala versión del ratoncito Fievel de An American Tail con toques de Eric Cartman (pero sin sus rasgos intelectuales). Quisiera conocer a un judío de mi edad para tener una nueva impresión de ellos. Por lo menos ya la tengo de un musulmán que dejé en Venezuela a quien tengo bastante aprecio y con el que básicamente hablo todos los días por Internet.

Lo cortés no quita lo valiente; el que nunca me haya caído simpático un judío en el colegio no quiere decir que voy a estar haciendo papel de lerdo o, peor todavía, guerrero del teclado, policía a ultranza de las causas justas de la semana hasta que actualicen rebelion.org o algún blog español revolucionario con ínfulas de noticiero mundial y un gusto muy particular por la omisión selectiva de información.

Lo interesante es que esto podría englobarse muy bien sin insultar su complejidad con el ejemplo que supone un problema infantil: ¿nunca viste a esos niños que se la pasan molestando a otros? ¿O a ti? Ese que encontraba bastante rico acosarte, y que, para colmo de males, era bastante más bajo que tú, por lo que si le llegabas a pagar con la misma moneda (ya que con palabras y gestos no entiende), todo el mundo se iba a voltear en sincronía para señalarte.

Sistemáticamente durante los recreos, los cinco días escolares, él viene corriendo como si tuviera todo el derecho del mundo y te convierte en blanco favorito de sus burlas y maltratos, hasta que un día, hastiado, dolido y con las bolas llenas, vas y le pegas un puñetazo en la cara.

Y no veas, el mismo ejemplo puede darse en todas las edades con gente que es abusada hasta el momento que se cansan y explotan. ¿Te ha pasado alguna vez? Porque ese es el caso de Israel.

Pero como el mundo últimamente está al revés y el asesino sale en un año y en cambio a ti te pueden meter preso hasta cinco por defenderte en tu propia casa, el violador resulta que no es un monstruo sino una víctima de la sociedad, el malandro con prontuario policial un patotero del gobierno, el funcionario chavista fuera de sus casillas catalogando a su rival político de “gay” ante cámaras de televisión cuando para colmo de bajezas él mismo es un reconocido homosexual, o cuando Estados Unidos es un criminal de talla mundial por encerrar talibanes y los chinos unos capos por haber organizado las Olimpíadas so pena de haber masacrado monjes budistas un par de meses antes, o la guerrilla de las FARC unos “freedom fighters” en vez de asesinos, extorsionadores y terroristas, o el pederasta Daniel Ortega, el ignorante presidente de Bolivia, el maníaco depresivo de Chávez y el insepulto Fidel Castro ejemplos a seguir de lo que un macho socialista y moderno debe ser, tenemos que dirimir que lo que trae recompensas en este mundo es ser ruin, tirano, ratero y agente de la ignorancia.

Y como las cosas grandes siempre empiezan desde abajo, esto también dice mucho de por qué a la directora no le interesa oírte explicar cómo el niñito en cuestión (que ahora llora a gritos por la rabia de que te hayas defendido más que por el dolor en su boca) te acosó y maltrató por meses.

La sociedad es un motor, un motor ciego, recalcitrante, estúpido e ignaro, capaz de llevarse por enmedio a quien sea o quienes sean sin escuchar excusas, muchas veces cuando hablas entre amigos, o cuando dejas una opinión favorable al terrorismo en la casilla de comentarios de alguna página, eres el aceite de ese motor, y vaya que te encargas de obstruir y amedrentar a las personas que por lo menos intentan ponerle un poquito de luz al asunto, mostrando las dos caras de la moneda, esa minoría que es ignorada porque mientras más inteligente sean sus argumentos más te arruinan la diversión.

Eres un opinador de oficio, y el blanco que te impulsa a ser un defensor de derechos humanos de pacotilla ya no es Bush sino Israel. Aquí no se trata de argumentar ni plantear hipótesis, aquí lo que hay es que odiar, cosa que ni deja ni resuelve, pero como tú eres un animal eso te tiene sin cuidado, lo que quieres es defecar a través de los dedos y defender tu ignorancia.

Sí, ese territorio le pertenece a Palestina, y sí, fue prácticamente usurpado. Los judíos fueron puestos ahí por un plan poco menos que macabro para que ciertas potencias de la entonces Alianza (con Estados Unidos) pudieran tener cierto control sobre el Medio Oriente, con un aliado fiel en la zona.

Pudieron haber ubicado a los judíos en Europa bajo un consenso distinto, o incluso haber puesto a Israel en Sur América (donde le hubieran hecho un favor enorme a sus vecinos).

Y es desde este punto que yo no transmito nada como hecho sino como simple opinión, porque es imposible erigir algo objetivo a partir de este punto. ¿A ti te parece injusto que le hayan quitado un pedazo de tierra a los palestinos? Estás en tu derecho. ¿Y a mí? A mí no. Sé reconocer el problema de fondo, sí, pero el hecho es que desde hace miles de años, los palestinos han sido, son, y serán siempre esto:


OJO: la imagen de arriba no es un cuadro de post-guerra: la calle siempre ha sido así.

En cambio, esto es lo que hicieron los judíos con su parte del terreno durante los últimos sesenta años:

http://www.dross.com.ar/Israel%201.jpg http://www.dross.com.ar/Israel%203.jpg http://www.dross.com.ar/Israel%204.jpg http://www.dross.com.ar/Israel%202.jpg http://www.dross.com.ar/Israel%205.jpg


Si te preguntas por qué del lado de Israel hay más verde, te adelanto que no se trata de que hayan agarrado “la mejor parte”, sino que sembraron, cultivaron, y cosecharon. Hasta entonces todo lo que ves había sido siempre un desierto. Por otro lado, quizá el mar palestino estaría igual de azul si la gente no botara basura y defecara en la playa, cosa que posiblemente te simpatiza bastante porque se identifica con tu.educación y herencia cultural.

Para no dejar, aquí hay otros datos interesantes sobre Israel: tiene más museos per capita que ningún otro lugar en el mundo, es uno de los pocas naciones del planeta que produce tecnología (siendo grandes pioneros de avances en telefonía celular), es uno de los ocho países capaces de colocar un satélite en órbita, tiene buenas relaciones con Turquía, que junto a Kuwait y posiblemente la ciudad de Dubai, son los únicos lugares desarrollados del mundo islámico. Es la tierra que más científicos e ingenieros por persona posee. La sede de Tecnomatix, una de las compañías de software más importantes que existen, reside y fue fundada en Israel. Inventaron la primera cámara microscópica para uso médico y quirúrgico, diseñaron el primer escáner para diagnosticar cáncer de mama sin que la radiación afecte a la paciente, son pioneros en el desarrollo (e implementación) de la energía solar, y es una de las naciones que más bibliotecas por persona alberga en la Tierra.

Sin embargo y como es la moda, lo que el gran papá bananero y comunista comanda (o pseudo comunista, porque nadie en la historia se ha puesto de acuerdo en qué es eso ni cómo se pone en marcha), es que hay que odiar a Israel y a los judíos, y sobre todo, atacarlos para que monicacos sin brújula ideológica en todos los foros de Internet empiecen a golpear sus teclados sin ton ni son. Dios nos salve de pasarle factura a Japón, que durante la Segunda Guerra Mundial mató a casi un millón de personas, ¿será que para que Israel se gane el afecto del oligofrénico promedio de 15 a 30 años tengan que crear anime?

Otra pregunta: ¿alguna vez te has puesto a examinar cómo trabaja tu criterio? ¿Tu criterio es tu criterio, o el de alguien más? Revisa bien eso, porque a lo mejor eres un huevón genérico cuyo carácter flexible es aprovechado por algún caudillo de banana republic que, fuera de su familia, su poder y sus putas, no sabe ni sabrá nunca que existes, pero al que irónicamente le resultas útil para abrumar a la opinión contraria. Y no te masturbes; porque al final no lo harás como un “soldado”, (es lo que te gustaría que te dijeran, pajero), sino como una presencia tenue, llena de errores ortográficos y demostraciones de estupidez e ignorancia irritantes.

Casi puedo ver los correos electrónicos o los comentarios que me van a dejar, y lo harán aún después de leer esto, por lo que ahora mismo no sé por qué me molesto en escribirlo (después de todo este tiempo he entendido que algunas personas no se aguantan las ganas de replicar algo, cualquier cosa, por más que ésta haya sido perfectamente aclarada no una, sino varias veces en el texto).

Por ejemplo: lo que veo venir será el cuento de los hospitales destruidos por el ejército israelí. O las escuelas devastadas por tanques. Ese tipo de cosas me la espero (planteadas con honestidad) de los lectores españoles que, con todo y sus problemas, pero siendo ciudadanos del primer mundo al fin y al cabo, no están acostumbrados a la política de la mentira e insulto a la inteligencia tan baja de los líderes sudacas de acá o de los Ayatolás de allá.

Pero que en cambio algunos de ustedes, tragamocos de oficio, que son de aquí, recurran a la argucia de mostrar fotos de escuelas y maternidades destruidas me provoca ternura cuanto menos, por lo desesperado que es su intento de defenderse. Ustedes saben muy bien por qué esa excusa no es aceptable, saben por qué el ejército israelí devastó esas escuelas y esos hospitales. Ustedes tienen la malicia para entenderlo.

Es lo que cruzan los dedos para que no diga (o mejor y más honorable departe suya, bastardos, lo que esperan con dedos cruzados que nadie sepa), como que quizá no se tuviera que socavar estos sitios si no fueran, por razones obvias, las grandes favoritas de los miembros de Hamas para esconderse y/o dejar depósitos de armas.

Quizá no se tuvieran que echar abajo esas estructuras de no ser porque una vez encontraron más bazookas que pupitres dentro de una escuela.

Quizá no tuvieran forzosamente que invadir Gaza de no ser que, cuando fundaron su propio partido político, Hamas obtuvo victorias demoledoras, venciendo en no pocas oportunidades al Fatah, partido por excelencia palestino, que ha ido palo abajo desde la muerte de Yasser Arafat. ¿Dónde queda éso de que un pueblo es responsable por las consecuencias que traigan sus decisiones?

Quizá no habría tantas muertes si el oficialismo Palestino hubiera transmitido a tiempo la alerta de evacuación que el gobierno israelí les envió antes de la invasión.

Quizá no tuvieran que tomarse medidas draconianas si países como Siria e Irán no prestaran apoyo logístico y económico a Hamas, un ejército que pretende la destrucción de Israel. No sé si logras sopesar aunque sea un poquito lo delicado que es eso último que acabas de leer, Einstein, pero en caso que no lo sepas, significa una razón más que suficiente en la mesa logística de cualquier país del mundo para declarar una guerra.

http://www.dross.com.ar/CORREA.jpg http://www.dross.com.ar/lula%20discurso.jpg

[size=2]

Uno se mostró iracundo y no aceptó disculpas, perdones ni negociación alguna cuando bombardearon una selva desolada en su territorio, y el otro hizo una movilización de tropas (aunque no payasescamente como Chávez) por ese mismo incidente. Ambos llaman ahora terrorista a Israel por tomar medidas luego de ocho años sistemáticos de ataques con cohetes que han caído en calles y vecindarios.

Ambos usan generosamente la palabra “holocausto” para… referirse al presente tema cuando si alguno de los dos se molestara en buscar qué significa eso en un diccionario, utilizarían otra términos pues sabrían que de haber habido un holocausto, Palestina sería un hueco gigante sin una alma a quien entrevistar. Se supone que un presidente no debería hablar como un panelista de Laura en América.
[/size]


Y con ustedes, el campeón de la libertad de expresión, de culto, de credo y de prensa: Raúl (de la… dinastía Castro Ruz). Por favor, un sentido aplauso por parte de todos los retardados mentales que odian a Pinochet pero que a este y a su… hermano los admiran y defienden.

Yo no entiendo por qué muchos sudamericanos, hermanos latinos, sienten una necesidad casi intrínseca de cuadrarse con el patán, con el vivo, con la mierda, con el tirano. ¿Sabes de dónde han salido varias de las mayores marchas anti-Bush del mundo? De Estados Unidos, así como sin competencia alguna los chistes más procaces y agresivos contra su persona en radio, prensa y televisión. Forma parte de esa cosa hermosa que se llama libertad de expresión. Ojalá a Fidel Castro y su actual sucesor (el hermano, como no podía esperarse de otro modo) pudieran hacerles lo mismo allá en Cuba después de cincuenta años de gobierno.

En serio, ¿qué les pasa? ¿Por qué la falta de criterio? ¿Por qué esa visión tan al revés del mundo? ¿Por qué defender lo que se supone que es correcto con uno, pero al otro no sólo no se le critican sus barbaridades, sino encima se las defienden? ¿Qué diferencia hay entre arrojar bombas a una casa palestina y ametrallar a una familia cubana en una balsa?

¿Será que como buenos sudamericanos les atrae, les provoca y sienten afinidad espiritual hacia el mierdero? ¿El desastre, la cagada, la desorganización, el olor a alcantarilla?

¿Por qué algunos de ustedes son tan basura? Incluso disfrutan semejante apelativo, “jeje, soy basura”, “soy malo”, “soy arrecho”, “soy asesino”, el problema es que cuando uno les dice que su familia y descendencia también deben ser, por ende, una basura, se pican. ¿Ven que son niños grandes, que son brutos y que no piensan un carajo?

¿Será que se sienten identificados? Porque después de todo las fotos de Palestina se parecen más a Sudamérica de lo que se asemeja a Israel. La excusa de oro es que nuestro desastre es culpa de los opresores del norte y del imperio. Mañana cuando te arreches y te levantes con el otro pie, la culpa la tendrá entonces tu presidente y sesenta años de malas decisiones.

Yo sé que hay muchos judíos millonarios que se merecen lo que les venga. Yo sé que en buena parte han sido responsables de cosas malas, y en mi opinión de darle a Adolfo Hitler el inmerecido puesto de “peor monstruo del siglo XX” (o más risible aún, de la historia) cuando Dios sabe que no fue lo peor que ha pasado ni en la historia ni en ningún siglo, pero eso no engloba a todos los judíos. No todos están en concordancia con los monstruos que controlan varios de los medios informativos más grandes del mundo y su complejo de Júpiter. Para eso tenemos a Matt Stone, co-creador de South Park, que ha sido el cerebro de muchas burlas bestiales contra los de su propia raza, y eso sólo por poner un ejemplo. Es una animalada meterlos a todos en un mismo saco.

Y lo que termina de poner la torta, es que muchas veces los miembros de Hamas, que son del ala musulmán radical, nos odiarían por nuestra cultura, por nuestra música, nuestra libertad sexual, de credo y, en un todo, por nuestra occidentalidad (que no representa a Estados Unidos solamente). Piensan que nuestras mujeres son unas putas por no llevar velo (se lo he visto escribir a más de uno). Gente que llama a Cristo “un acróbata” como chiste por su crucifixión y que considera gracioso mearse en la pared de una iglesia. Posiblemente a ti no te guste Cristo ni el Vaticano, pero que un musulmán venga a hacer chistes sobre tu cultura es distinto ¿verdad?

No se trata de que te pongas del lado de Israel, se trata de que si vas a opinar sobre este tema, al menos ten la cortesía de mantenerte al margen, informarte, y ver si no estás meando en tus propios zapatos cuando defiendes a quien defiendes, porque no sé quién eres ni de donde vienes, pero la mayoría de las veces, cuando pones el pecho por terroristas o musulmanes radicales, tú quedas como un idiota.

Cortesia http://www.dross.com.ar/IsraelHamas.htm

que tiene que ver con tu pincho ?

Estamos en Off Topic lee bien:

Conversacion General - Off Topic
Cualquier tema que no sea relacionado a los tópicos principales de tupincho.net. Cine, televisión, música, pasatiempos, política, historia, tecnología, computación, Internet, etc.

:wink:

ok pero haces politica hermano gracias por la respuesta pero no comparto estos temas y por ende veo que nadie te contesto

Itzemmbrunoxd.

Me parece interesante la publicacion que haces considero de lo que se trata de los que detestan hablar de politica social deberian estar informados y que aparte todos debemos y deberiamos como ciudadanos individualmente poner nuestro granito de arena eso es contribuir cada quien desde su trinchera .

saludos.

EXCELENTE ARTÍCULO iTzMeBuNoDx…!!!

La verdad que hacía mucho que no leía algo tan ácido, tan bueno y preciso… Hay dos párrafos que me llaman la atención poderosamente:

Y este:

Saludos y gracias por tu artículo…

FLFH