La fuerza de los esteroides anabolicos parte I

Si no tenemos la experiencia personal de saber como los esteroides funcionan, la mayoría de nosotros hemos oído algunas historias sobre ellos.

Algunas de estas historia son exageraciones y verdades a medias, pero el hecho es que los esteroides han demostrado cierta efectividad en el desarrollo de músculos. Diversos resultados pueden ser obtenidos dependiendo de la dieta y el ejercicio, pero el resultado final es siempre el de aumentar la performance. Si fuerza es lo que buscas, los esteroides aumentan la fuerza. Si buscas mas masa, también producen un incremento de esta. Pero hay que recordar que los esteroides son ilegales si se los toma para fines deportivos. Además no son saludables si se los toma por un extenso periodo de tiempo. En los últimos anos se han desarrollado compuestos que no solo son legales sino que también son seguros y efectivos.

En primer lugar DHEA y las nuevas leyes sobre suplementos establecidas en Estados Unidos unos anos atrás, permiten que se ofrezca hormonas y prohormonas que cumplan determinados criterios. Cuando se introdujo DHEA se pensó que iba a revolucionar los deportes. Reportes de aumento en el nivel de testosterona, musculatura y fuerza junto con la disminución de tejido adiposo tornaron famoso a este compuesto. Pero estos deportes eran exagerados. Personalmente conozco gente que experimento todo tipo de dosage incluyendo grandes cantidades tales como 1500 mg al día y no obtuvieron ningún resultado excepto caída de pelo y acne.

Luego de DHEA siguió androstenedion, este compuesto es lo que se llama una prohormona por el efecto de conversión en testosterona altamente anabólica.

Cuando apareció este producto se creo una gran conmoción entre los culturistas y realmente resulto bueno por un tiempo. Haciendo que los culturistas aumentaran el peso de sus entrenamientos y fuerza.

Aunque es eficaz en algún sentido, el problema son los efectos colaterales. Cuando se toma en dosages que estimulan la masa muscular (250 a 500 mg por días), este componente hace que muchos atletas experimente, ginecomastia (aumento de pechos), acnes y mucha caída de pelo. Androstenedion no es aconsejable para los levantadores de pesas si es usado para desarrollar masa. Sus fuertes son sin embargo el aumento en la fuerza y en la libido (deseo sexual).

Anos atrás cuando los esteroides se conseguían mas fácilmente, muchos levantadores de pesas tomaban un esteroide muy androgenico llamado Halotestin (fluoximesterona) luego de su entrenamiento. No lo tomaban para aumentar su masa muscular sino para hacerse más fuertes y agresivos. Este efecto lo causa el esteroide al provocar una respuesta neuromuscular mas intensa. Esta intensa respuesta es la que produce un aumento de fuerza. Este efecto solo lo causan esteroides muy androgenicos. Androstenedione es un esteroide muy androgenico, y funciona bien para estos propósitos. A una dosis de 50 a 100 mg antes del entrenamiento produce un aumento en la fuerza y en el deseo sexual.

Otra prohormona muy difundida es 4-androstenediol. Como los mencionados anteriormente se obtiene legalmente en EEUU. Este compuesto fue fabricado por su alta tasa de conversión en testosterona. Tiene un efecto anticatabolico es decir evita la destrucción de tejido muscular que se produce durante el ejercicio, por lo que es mas adecuado para desarrollar musculatura que el androstenedione. Usándolo solo puede agregar 2 a 4 kilos de peso en un periodo de 6 a 8 semanas. Por su componente androgenico permite ganar fuerza y agresividad, además puede ayudar a aumentar los niveles de testosterona.

Estos son algunos de las llamadas prohormonas actualmente en el mercado pero no son las mejores disponibles.