LOS MINERALES

**Los Minerales
A continuación presentamos un resumen con los minerales más importantes según su función, los problemas que ocasionan sus deficiencias y las fuentes más ricas en cada uno de ellos.

Selenio
Función
El selenio actúa junto con la vitamina E como antioxidante, ayudando a nuestro metabolismo a luchar contra la acción de los radicales libres. Ayuda a protegernos contra el cáncer, además de mantener en buen estado las funciones hepáticas, cardíacas y reproductoras.
Deficiencia
Es rara, aunque puede darse en zonas donde la tierra no contiene suficiente cantidad de este mineral. Puede producir dolor muscular e incluso miocardiopatías. Se han llevado a cabo estudios que relacionan áreas geográficas con menores cantidades de selenio en los alimentos con una mayor incidencia de cáncer.

Fuentes
Carne, pescado, cereales integrales y productos lácteos. Las verduras dependerán de la tierra en la que se ha cultivado.

Sodio

Función
Se adhiere al cloro para formar sal, un componente esencial en los fluidos del cuerpo, circulando fuera de las células, y en la sangre y en el ácido hidroclórico en el estómago. Trabaja en combinación con el potasio, manteniendo el agua y los ácidos en sus balances correctos con el cuerpo. Regula la actividad de los nervios y los múculos.
Deficiencia
Su deficiencia causa calambres musculares y deshidratación en el cuerpo. Su exceso causa retención de fluidos, daña los riñones e incrementa la presión sanguínea.

Fuentes
Verduras verdes, brotes de alfalfa, lentejas, frutos secos, zanahorias…

Potasio

Función
El potasio potencia la actividad del riñón ayudando en la eliminación de toxinas. Esencial en el almacenamiento de carbohidratos y su posterior conversión en energía. Ayuda a mantener un ritmo cardíaco adecuado y una presión arterial normal. Es un mineral esencial para la transmisión de todos los impulsos nerviosos.
Deficiencia
Debilidad muscular, fatiga, mareo y confusión. La mayoría de las dietas contienen suficiente cantidad de potasio, aunque aquellos que consumen grandes cantidades de café, alcohol o alimentos salados pueden alcanzar cierta deficiencia de potasio.

Fuentes
Harina de soja, judías, fruta, pan, nueces, tofú(queso de soja), Vegetales de hoja verde, fruta en general y patatas.

Cloro

Deficiencia
Su deficiencia causa calambres musculares y deshidratación en el cuerpo. Su exceso causa retención de fluidos, daña los riñones e incrementa la presión sanguinea.

Fuentes
Aceitunas, algas…

Magnesio
Función
El magnesio tiene un papel esencial en la contracción y la relajación muscular, mejorando la salud cardiovascular. Activa gran variedad de enzimas y participa en la estabilización molecular. Mantiene los huesos, articulaciones, cartílagos y dientes en buen estado.

Deficiencia
Irritabilidad muscular y nerviosa, debilidad, hipertensión y convulsiones. Las deficiencias de magnesio suelen ir asociadas a otras carencias nutricionales, derivadas en muchos casos de dietas ricas en alimentos congelados y procesados.

Fuentes
Germen de trigo, azúcar moreno, almendras, nueces, semillas de soja y de sésamo, higos secos y hortalizas de hoja verde.

Fósforo
Deficiencia
Debilidad muscular. Es rara ya que es un mineral presente en prácticamente todos los alimentos, sobre todo en los alimentos ricos en calcio. Puede inducirla un consumo excesivo de antiácidos. Su exceso causa deficiencia de calcio en el cuerpo.

Fuentes
Hígado de cerdo, el bacalao seco, el atún en aceite, las sardinas en aceite, el lenguado, la merluza, las gambas, el pollo, el huevo y el yogur,extracto de levadura, nueces, harina entera de trigo, judias, pan, lentejas, verduras verdes, frutos secos, setas, tubérculos (patatas,boniatos, etc)

Calcio
Función
Trabaja en conjunción con el magnesio, el fósforo y la vitamina D para formar huesos y dientes. Este balance es esencial. También es vital para el funcionamiento de los nervios, la actividad de las encimas, contracción muscular, y en conjunción con la vitamina K, es necesaria para la circulación de la sangre y la curación de las heridas. Su absorciíon es reducida en presencia del ácido phitico (cereales) y de ácido oxálico (espinacas).

Deficiencia
Calambres musculares, espasmos, nerviosos,Reblandecimiento y debilidad ósea, fracturas, osteoporosis y debilidad muscular.

Fuentes
Leche y productos lácteos, sardinas enlatadas (raspas incluidas), hortalizas de hoja verde, berros, semillas de ajonjolí y perejil.,melaza, almendras, tofú, pan entero de trigo, pipas de girasol, frutos secos, algas, judias cocidas, brícoli, semillas de sésamo, habichuelas, nabos, levaduras…

Zinc

Función
El zinc es vital para el crecimiento, regula el desarrollo sexual, la producción de insulina y las resistencias naturales, además de los desarrollos epidérmico y capilar.

Deficiencias
Se ve afectado el crecimiento normal, desarrollándose un sistema inmunitario débil. Puede conducir a pérdida de peso, problemas cutáneos, libido baja, pérdida de gusto y olfato. Puede ser un factor en el caso de dietas estrictamente vegetarianas, constantes dietas de adelgazamiento o bien alguna caprichosa dieta como pueda ser la macrobiótica.

Fuentes
Carne roja, huevos, marisco, legumbres, frutos secos, especialmente cacahuetes y semillas de girasol.

Hierro
Función
El hierro combinado con el oxígeno genera la hemoglobina. Esta transporta el oxígeno desde nuestros pulmones hasta cada una de las células de nuestro cuerpo.

Deficiencia
Anemia, fatiga, depresión, palpitaciones, baja resistencia a las infecciones y a las enfermedades.

Fuentes
Hígado, carne magra, sardinas, yema de huevo, vegetales de hoja verde, dátiles, higos secos y cereales, enriquecidos,lentejas, avena, ciruelas, pasas, pan entero de trigo, albaricoques, higos, granadas, semillas de sésamo, germen de trigo, judías de soja, coco, cereales de trigo, tofú, perejil, salvado, avellanas, habichuelas…

Cobre
Función
Necesitado por el hierro para la formación de hemoglobina, envuelto en la formación del pigmento melanina que colorea la piel y el cabello, esencial para la utilización de la vitamina C.

Deficiencia
Pérdida del color del cabello, anemia, pérdida del sentido del gusto, ascenso de la presión sanguínea.

Fuentes
Judías, cereales, granos, verduras, setas, harina entera de trigo, frutos secos, pan, extracto de levadura, coco…

Yodo
Función
Regula el metabolismo. Se necesita para tener un cabello, piel y uñas saludables, correcto crecimiento.

Deficiencia
Baja vitalidad, pobre circulación sanguínea, pereza física y mental, reducción del índice metabólico, engordamiento, piel y cabello seco.

Fuentes
Verduras verdes, sal marina, algas, cebollas, cereales.**

Hola energy, tengo una pregunta sobre el zinc, vi un suplemento de sundown que trae 50 mg de gluconato de zinc, mi pregunta es si esa dosis diaria no es un exeso?

** la dosis recomendada es de 15mg diarios pero si que puedes aumentar esa dosis dependiendo de tus necesidades
osea no te preocupes por que tenga 50mg como veras aqui te dejo informacion sobre la utilizacion del zinc
y mas abajo los efectos secundarios que como veras a dosis moderadas carece de ellos

Efectos secundarios de la acetazolamida: Se han estudiado 0.2g de sulfato de cinc tres veces al día en pacientes con efectos secundarios de gravedad causados por la acetazolamida.

Acné común: Se han estudiado dosis que oscilan entre 45 y 220 mg de sulfato de cinc (Orazinc® o efervescente), tres veces al día, hasta por 12 semanas. Se han estudiado dosis de 45-135mg de cinc en dosis divididas hasta por 12 semanas, y se han usado 30-200mg de gluconato de cinc hasta por tres meses.

Acrodermatitis enteropática: Se han estudiado diversas dosis: 100mg de cinc, tres veces al día; 45mg, dos veces al día; 30mg-65mg diarios; 200mg diarios (Solvezink®, Tika AB); 135mg diarios de sulfato de cinc; 220mg, tres veces al día, o 50mg, dos veces al día; 45mg de cinc, tres veces al día (Solvezink®, Tika AB); y 45mg de cinc, tres veces al día por dos meses.

Leucemia linfoblástica aguda: Se han estudiado 0.02mg/kg de peso corporal de cinc como una terapia adjunta para la leucemia.

Alopecia areata: Se ha estudiado el Zincomed, 220mg de sulfato de cinc dos veces al día durante tres meses.

Anorexia: Se han estudiado 45-100mg diarios de cinc, sulfato de cinc o acetato de cinc. También se han usado 15mg de cinc (en sulfato), tres veces al día por dos semanas, seguidos de 50mg, tres veces al día.

Quemaduras: Se ha usado una dosis de 660mg de sulfato de cinc (ZnSO4).

Cáncer: Se han usado 90mg de sulfato de cinc diarios por cinco días, con una dosis de mantenimiento de 180mg diarios para tratar pústulas en una mujer con carcinoma de células escamosas y deficiencia de cinc.

Enfermedad reumática inflamatoria crónica: Se han usado 45mg de cinc en forma de gluconato diariamente por dos meses.

Cirrosis/alcoholismo: Se han usado 200mg en forma de sulfato tres veces al día. Se ha estudiado una ingesta oral de 200mg de sulfato de cinc durante dos meses por sus efectos para mejorar el sistema inmunológico en estos pacientes.

Gripe común/infección respiratoria inferior: Las dosis oscilaron entre 4.5-23.7mg cinc/tabletas de chupar que se tomaban cada media hora mientras se está despierto. Se tomaron tabletas de chupar que contienen 5mg u 11.5mg de acetato de cinc o 13.3mg de gluconato de cinc (Quigley Corporation PA) cada 2-3 horas mientras se está despierto (total de seis tabletas al día). Se han estudiado tabletas de chupar de cinc (Heiko Chemicals, PA) que contienen acetato de cinc, 42.96mg, 12.8mg cinc). Se han usado tabletas de chupar de cinc con 10mg de cinc (Quigley Corporation) tres veces al día. Se han tomado tabletas de chupar de 23mg de cinc (en forma de gluconato) diariamente por siete días. Se han usado tabletas de chupar (Quigley Corporation, PA) que contienen cinc (13.3mg de gluconato de cinc trihidratado con concentraciones de glicina molar) cada dos horas mientras se está despierto. También se han estudiado tabletas efervescentes (que contienen 10mg de acetato de cinc) tomadas por tres días, y al menos cuatro tabletas al día. Se usaron en un estudio 23mg tabletas de chupar de cinc con un contenido de 2% de ácido cítrico tomadas cada media hora mientras se está despierto. Se usaron tabletas de chupar de 23mg de cinc (Truett Laboratories, TX) en un estudio en el cual se indicó a los pacientes que las dejaran disolver en la boca. La dosis inicial consistió en dos tabletas de chupar, luego una cada dos horas.

Diálisis peritoneal ambulatoria continua (CAPD): Se han estudiado 100mg diarios de cinc elemental por tres meses.

Enfermedad de Crohn: Se han estudiado 60mg por día ZnSO4; 200mg por día ZnSO4durante tres meses para la función de la tiroides en pacientes con la enfermedad de Crohn. También se han estudiado 200mg de sulfato de cinc por seis semanas.

Leishmaniasis cutánea: Se han usado 2.5-10mg de sulfato de cinc (Analar
[BDH]
).

Aplicación dental: Se ha estudiado una o dos piezas de una goma de mascar de cinc por al menos diez minutos, tres veces al día por una semana para tratar la halitosis. También se ha estudiado el uso de dentrífico de citrato de cinc al 0.5% durante tres meses.

Diabetes: 30mg diarios en forma de aminoácidos quelados durante tres semanas. Se han administrado 30mg de cinc, (en forma des glicina) durante tres semanas para aliviar el estrés oxidativo en diabéticos; se han estudiado 30mg de cinc (en forma de gluconato); se han usado diariamente 50mg de cinc durante 28 días.

Neuropatía diabética: Se ha estudiado el tratamiento con sulfato de cinc (660mg) durante seis semanas.

Diálisis: Se han usado 50mg diarios de acetato para pacientes en diálisis para efectos en la función de linfocitos y granulocitos.

Brote del pañal: Se han usado suplementos de 10mg de gluconato de cinc como medicamento adjunto a las cremas antifúngicas para el brote del pañal.

Síndrome de Down/hipotiroidismo: Suplementos de cinc (1mg/kg/peso corporal) por dos meses, seguido de un descanso de diez meses, y luego nuevamente por dos meses de tratamiento de cinc. Dosis de 135mg de cinc (en forma de sulfato) a diario por dos meses.

Disgeusia: 140mg de gluconato de cinc a diario.

Eccema: Se han estudiado 220mg de tratamiento de cinc oral diario en la forma de sulfato.

Desempeño en el ejercicio: Se ha estudiado el tratamiento durante cuatro semanas de cinc en 3mg/kg de peso corporal.

Furunculosis: Se han usado 45mg tres veces al día (Solvezink, Tika) por cuatro semanas.

Úlceras gastro-duodenales: Se han estudiado dosis de acexamato de cinc de 300-1800mg, tres veces al día por cinco semanas con dosis de mantenimiento de 600mg hasta por seis meses. También se han usado 220mg de sulfato de cinc tomado tres veces al día por tres semanas

Enfermedad gastro-intestinal: 300mg diarios de acexamato de cinc.

Úlceras gástricas/gastro-duodenales: A-84, 300mg, tres veces al día por tres semanas. Dosis de acexamato de cinc en 300mg-600mg diarios. Dosis de 220mg en sulfato, tres veces al día por cuatro semanas.

Síndrome de Gilbert: Se han usado 40mg de ZnSO4en una sola dosis para cuadros agudos, y 100mg ZnSO4en una sola dosis administrada durante siete días para condiciones crónicas.

Encefalopatía hepática: Se ha usado sulfato de cinc o acetato de cinc en dosis de 600mg por siete a diez días.

Hipercolesterolemia: Se ha estudiado una dosis de 7.7mcmol de sulfato de cinc (50mg de cinc elemental) durante 90 días.

Hiperlipidemia: Se han estudiado dosis de 150mg de cinc a diario durante 12 semanas.

Hiperprolactinemia: Se han usado 37.5mcg de cinc oral en sulfato y 15.9mg en sulfato tres veces al día por 60 días.

VIH/SIDA: Se han usado 200mg de sulfato de cinc a diario durante cuatro semanas como ayuda para la respuesta del sistema inmunológico. Se ha usado gluconato de cinc (125mg de gluconato de cinc) dos veces al día por tres semanas.

Función inmunológica: Se han investigado 30mg de cinc a diario durante 14 semanas. Se han usado 200mg de sulfato de cinc por dos meses.

Función inmunológica en los ancianos: Se han investigado 25mg de fosfato de cinc, 220mg de sulfato de cinc, dos veces al día por un mes. Se han usado a diario 50, 100 y 150mg de cinc elemental. Se han usado 12mg de Zn+ a diario por un mes en sujetos ancianos infectados.

Infertilidad: Se han usado 50mg de cinc a diario, 66mg de sulfato de cinc a diario por 26 semanas para mejorar el conteo de espermas en hombres fértiles y subfértiles. Se han usado 250mg de sulfato de cinc dos veces al día por tres meses. Se han usado 220mg de sulfato de cinc una vez al día, por cuatro meses (Cap, ZINCOLAK, Shalaks Chemicals). Dosis de 440mg de sulfato de cinc por 12 meses. Dosis de 220mg de sulfato de cinc para la impotencia y el hipogonadismo en pacientes con cirrosis hepática. Se han usado 500mg de cinc a diario como suplemento con hidroclorotiazida y efectos secundarios sexuales.

Enfermedad inflamatoria del intestino: Se han usado 300mg de aspartato de cinc (equivalente a 60mg de cinc elemental) a diario durante cuatro semanas.

Malabsorción intestinal: Se han usado 100mg, tres veces al día y 19mg a diario.

Úlceras en las piernas: Se han estudiado 220mg de sulfato de cinc, 1-3 veces al día hasta por diez meses. Dosis de 200mg de sulfato de cinc, tres veces al día (Solvezink, Astra) hasta por un año.

Lepra: Se han estudiado 220mg de sulfato de cinc diarios como un medicamento adjunto para la lepra hasta por 18 meses.

Degeneración macular: Dosis de 100mg, dos veces al día hasta por dos años.

Calambres musculares (cirrosis): Se han usado dosis de 220mg de sulfato de cinc oral dos veces al día tres veces a la semana por 12 semanas.

Pacientes positivos al níquel: Se ha estudiado el sulfato de cinc en 100mg, tres veces al día, por 30 días.

Pancreatitis/nutrición parenteral en casa: Se han usado 30mg de sulfato de cinc por los primeros tres días de nutrición parenteral total.

Embarazo: Se han estudiado 30mg de cinc elemental durante los últimos dos trimestres de embarazo, pero no se mejoró el resultado de nacimientos entre los pobres de zonas urbanas de Bangladesh. Se ha estudiado una dosis de 14mg de hierro y 250mcg de folato con 15mg de cinc durante el embarazo.

Soriasis: 220mg, tres veces al día por las primeras seis semanas, luego por seis meses. 220mg de sulfato de cinc tres veces al día por dos meses; 50mg de cinc, tres veces al día.

Artritis reumatoide: Se han usado 220mg de sulfato de cinc tres veces al día hasta por 12 semanas (Mericon Industries, Ill). Se han usado 220mg hasta tres veces al día por seis meses (356).Se han usado 200mg tres veces al día. Se han usado 220mg de sulfato de cinc, tres veces al día por al menos dos meses (Solvezinc, Astra). Se han usado 600mg cada 24 horas, (dividido en tres dosis) por ocho meses, pero con poco éxito.

Anemia drepanocítica: Se han usado 220mg de cinc, tres veces al día. Se han usado 75mg de suplementos de cinc diarios hasta por tres años. Se ha usado una solución de 1% de sulfato de cinc en agua destilada. Se han usado 15mg de cinc en acetato dos veces al día. Se han estudiado 25mg cada cuatro horas parar acelerar la cicatrización de las úlceras en las piernas y controlar la deformación de eritrocitos en personas con anemia drepanocítica. Se han usado 15mg de cinc en acetato tres veces al día por 12 meses para tratar la deficiencia sérica de testosterona en adultos con anemia drepanocítica.

Lesiones en la piel: Se han usado 400mg de sulfato de cinc a diario.

Estomatitis: Se ha estudiado una dosis de 200mg de sulfato de cinc una vez al día hasta por 12 semanas.

Suplementos: Se han estudiado 15mg ó 100mg a diario por tres meses en personas ancianas saludables.

Formación de cálculo supragingival: Se han usado dentríficos que contienen 0.5% de citrato de cinc.

Trastornos del gusto: Se han usado 45mg de sulfato de cinc, tres veces al día como un medicamento adjunto a la radioterapia externa. Se han usado 100mg de cinc ión a diario por tres meses. Se han usado 220mg de sulfato de cinc a diario por seis semanas. Se han usado 29mg en cápsulas de picolinato de cinc tres veces al día por tres meses. Se han usado 100mg de sulfato de cinc a diario por seis meses. Se han usado 50mg de acetato de cinc a diario.

Tinitus: Se han tomado 22mg de tabletas de zinklet (tabletas de liberación lenta) tres veces al día por más de ocho semanas. Se han tomado 50mg de cinc a diario; cinc (34-68mg diarios, por dos semanas).

Tricomoniasis: Se han usado 220mg de Zincaps dos veces al día por tres semanas para el tratamiento de la infección de tricomoniasis que no tuvo respuesta al metronidazol.

Verrugas virales: Se ha estudiado el sulfato de cinc oral en dosis de 10mg kg-1diarios hasta 600 mg al día-1con seguimiento para resolución de la verruga y cualquier señal de recurrencia por 2-6 meses.

Enfermedad de Wilson: 50mg de acetato de cinc, tres veces al día hasta por un año. Las dosis usadas oscilaron entre 100mg y 400mg de sulfato de cinc, tres veces al día. Se han administrado 75mg al día en dos dosis al menos; 150mg de acetato de cinc por día, en seis dosis. Se han investigado dosis de 25-50mg tres veces al día para examinar la dosis apropiada para mantener el equilibrio de cobre en personas con la enfermedad de Wilson. También se han usado 25mg de acetato de cinc, seis veces al día, por 3-7 semanas.

Se ha usado D-penicilamina seguida por tratamiento con 150mg de sulfato de cinc, tres veces al día en la primera dosis, luego 100mg, tres veces al día.

Se ha usado el cinc (200-300mg de sulfato, tres veces al día) como terapia hasta por dos años cuando los pacientes no respondían a medicamentos cuprosos.

Se ha usado el tratamiento con acetato de cinc (cada cuatro horas durante el día)

Se han usado 200mg de sulfato de cinc, tres veces al día hasta por 14 años.

Cicatrización de heridas: Se han usado 220mg de sulfato de cinc, tres veces al día después de cirugía para acelerar la cicatrización de heridas.
Intravenoso, intramuscular:
Anorexia: Se han presentado reportes de aplicación de 40mcmol diarios de cinc, de manera intravenosa durante siete días, seguido de 15mg diarios durante 60 días.

Leismaniasis cutánea: Se ha estudiado la aplicación de inyecciones entre lesiones de ZS 2% y ZnSO42%.

Nasal:
Resfrío común: Se han presentado reportes del uso de sulfato de cinc al 0.12% administrado con un rociador nasal cuatro veces diarias, en cada ventana nasal. Se ha usado un gel que contiene gluconato de cinc (Zicam) en la dosis recomendada de una rociada (120mcL) en cada ventana nasal, cada cuatro horas.

Dosis pediátrica (menores de 18 años):
Desnutrición infantil: Se ha estudiado la administración de 10mg diarios o 1mg/kg de peso corporal al día, por vía oral.

Resfrío común: Se ha estudiado la toma oral de 10mg diarios o 23mg de tabletas de cinc para chupar (Truett Laboratories, TX), en una dosis inicial de una tableta (que es la mitad de la dosis de adultos) cada dos horas, con un máximo de seis en el día.

Diarrea: Niños entre 6 meses y 2 años de edad recibieron cinc (20mg como acetato, en jarabe) para el tratamiento de la deshidratación y la diarrea. También se han utilizado 14.2mg de acetato de cinc o 40mg de acetato respectivamente, en niños entre 6 meses y dos años de edad. Se han usado 20mg de acetato de cinc en bebés de 3-24 meses de edad, administrados diariamente durante dos semanas. Se utilizó un jarabe que contenía 15mg de cinc en niños con edades entre 6-11 meses y un jarabe con 30mg en niños con edades entre 12-35 meses. Se ha estudiado la administración de 15mg de cinc elemental (en niños hasta 12 meses de edad) o 30mg (e niños mayores de 12 meses) al día, en 3 dosis divididas durante 14 días. Otro estudio presenta un reporte del uso de 10mg de cinc al día durante cinco días a la semana o 50mg de cinc una vez a la semana, durante 16 semanas. Otras dosis que se usaron en niños fueron 20mg de cinc por día, por un período máximo de dos semanas; 20mg de sulfato de cinc, dos veces al día; de 10-20mg de una fórmula multivitamínica de cinc durante seis meses; un jugo multivitamínico de 15mg de acetato de cinc por kilogramo de peso; 10mg de sulfato de cinc en 4mL de líquido al día, durante siete meses y gluconato de cinc (10mg de cinc elemental) para bebés y 20mg para niños mayores.

Síndrome de Down: Se demostró que la administración de 20mg/kg de cinc al día durante dos meses incrementa la síntesis del ADN. Se ha demostrado que la administración de 50mg (máximo por seis meses) y 1 mg/kg al día (máximo por cuatro meses) de cinc reduce el número de infecciones.

Eccema: Se ha estudiado la administración de 22.5mg cinc, tres veces al día (en cápsulas de liberación lenta) durante ocho semanas.

VIH/SIDA: Se ha estudiado el efecto medicinal en la función inmunológica de los niños, en dosis de 1.8-2.2mg/kg de peso al día, durante tres a cuatro semanas.

Infecciones: Se ha estudiado el uso de 20mg de cinc durante un año para el tratamiento de episodios de enfermedades infecciosas y atrofias del crecimiento.

Infección por Schistosoma mansoni : Se ha estudiado el efecto de 30-50mg de sulfato de cinc cinco veces por semana durante 12 meses para la infección S.mansoni en niños .

Kwashiorkor (ingesta inadecuada de proteínas): Se han estudiado dosis de 2-5mg/kg de suplementos de cinc durante una semana, administrada a niños.

Infecciones del tracto respiratorio inferiorNiños: Se estudiaron dosis de 10mg de gluconato de cinc seis veces por semana; 10mg de sulfato de cinc en 4mL de líquido al día, durante siete meses; 10mg administrados a bebés o 20mg para niños mayores o un placebo durante cuatro meses y 10mg de acetato de cinc (dos veces al día, durante cinco días).

Malaria: Se estudiaron dosis de 12.5mg de sulfato de cinc seis días a la semana, durante seis meses; 10mg de gluconato de cinc al día durante seis días a la semana; 10mg de cinc elemental seis días a la semana durante 46 semanas y 20mg de cinc al día en bebés o 40mg al día en niños mayores, durante cuatro días.

Parásitos: Se han usado suplementos de 10mg de cinc como aminoácido quelado.

Anemia drepanocítica: Se han usado 10mg de cinc al día en 5mL de caldo de cereza para el tratamiento de niños.

Percepción del gusto: Se ha usado 1mg/kg de cinc quelado al día, durante tres meses para el tratamiento de niños.

Enfermedad de Wilson: A pacientes pediátricos entre 1-5 años de edad se les administró dosis de 25mg de cinc dos veces al día. A pacientes de 6-15 años de edad con peso inferior a 125 libras se les administró 25mg de cinc tres veces al día, y a pacientes con 16 años de edad o mayores se les administró 50mg de cinc tres veces al día.

Efectos secundarios y advertencias
General: Se considera que el cinc es relativamente seguro y en general es bien tolerado cuando se toma en las dosis indicadas. Pocos estudios indican que tenga efectos secundarios. Ocasionalmente se observaron efectos adversos tales como náusea, vómito o diarrea.

Sangre: Se han recibido reportes de casos individuales de anemia sideroblástica, leucopenia, anemia microcítica y neutropenia, posterior a la ingesta de grandes cantidades de cinc.

Endocrinos: Se ha observado disminución en los niveles de la lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”, posterior a la ingesta diaria de suplementos de cinc.

Gastrointestinales: Se han documentado casos de náusea, vómito, sabor desagradable, trastornos del sabor, calambre abdominal y diarrea, especialmente en estudios que examinan la eficacia de tabletas de chupar con contenido de cinc para el tratamiento de los síntomas del resfrío común o de la diarrea en niños. Hay reportes de casos individuales de erosión gástrica con sangrado, hepatitis (inflamación del hígado), insuficiencia hepática y sangrado intestinal, posteriores a la ingestión de grandes dosis de cinc. La aspersión nasal de cinc ha causado dolor en la región del olfato a algunos pacientes.

Riñones: Se tiene reporte de casos de necrosis tubular aguda y nefritis intersticial posterior a la ingesta de grandes cantidades de cinc (no se especificó la dosis). Los pacientes con enfermedades renales severas deben reducir u omitir la ingesta de cinc debido a que se elimina principalmente en la orina.

Hígado: Existe un caso de una mujer joven que tenía enfermedad de Wilson y luego de comenzar el tratamiento con terapia de cinc desarrolló hepatitis (inflamación del hígado). No hay claridad si el tratamiento de cinc fue el causante de la hepatitis. Se cambió el tratamiento a un medicamento de penicilamina y la infección se curó.

Neurológico/SNC: Existe un reporte de un caso de una fatalidad debido a degeneración cística en el putamen y necrosis en el hipotálamo. Se informó que fue a consecuencia del tratamiento de la enfermedad de Wilson con cinc. No obstante, el paciente había recibido penicilamina, seguida de una dosis diaria de cinc relativamente alta durante varias semanas y seguida nuevamente de penicilamina durante un período de tiempo no especificado. Por ello, no hay claridad acerca de si el cinc fue el causante de la muerte.

Pulmonar/respiratorio: Existen reportes de sensación de hormigueo o ardor leve en la ventana nasal a consecuencia de la aplicación de gel nasal de cinc. Se ha notado una tendencia incremental en las infecciones respiratorias en niños.

Piel: Hay reportes de afecciones cutáneas; un estudio observa el empeoramiento de una afección de acné posterior a la aplicación tópica de cinc, aunque muchos estudios demuestran los efectos positivos del cinc en el tratamiento del acné.

Otros: Existe un reporte de muerte posterior a la ingesta de 400 monedas (en su mayoría de un centavo de dólar). Estas monedas están mayormente compuestas de cinc. Se ha observado también una reducción en la respuesta inmunológica, según un estudio pequeño. **

Como te gusta levantar polvo zion utiliza el buscador