Perfil HCG imprescindible

bueno en relacion a lo ke siempre pregunta la gente sobre el uso del HCG y el Clomid aki hos dejo los perfiles… Espero hos sean de ayuda…

Nuevamente Saludos a todos tb posteo el perfil del Clomid…

:twisted:

HCG – Gonadotropina Corionica Humana

La gonodatropina corionica humana es una hormona encontrada en el cuerpo femenino durante los primeros meses del embarazo (se produce en la placenta). Es de hecho el indicador de embarazo medido en kits de prueba de embarazo (valga la redundancia), y debido a su origen no es encontrada en el cuerpo en ningún otro momento. Los niveles de esta hormona en la sangre se volverán notables en tan solo 7 días después de la ovulación. El nivel se incrementara uniformemente, alcanzando un pico aprox. A los 2 o 3 meses de gestación. Después de este punto, el nivel de la hormona caerá gradualmente hasta el momento del nacimiento, como toda droga de prescripción, el HCG nos ofrece algunos beneficios interesantes. En los EEUU, existen 2 populares marcas, Pregnyl de laboratorios Organon, y Profasi de laboratorios Serono. Estos medicamentos son aprobados por la FDA (Federal Drug Administration) Para el tratamiento de los testículos sin descender en los muchachos jóvenes, hipogonadismo (la subproduccion de testosterona) y como una droga de fertilidad usada para ayudar a inducir la ovulación en las mujeres. Cuando se preparo este compuesto para ser un artículo medico, la hormona era extraída de un origen humano. Debido a que a menudo existe un miedo en cuanto a los productos de origen biológico, hay pequeñas investigaciones basadas en lo concerniente a agentes patógenos y problemas de esterilidad como el HCG. Los problemas vistos inicialmente con la hormona de crecimiento (HGH) de origen humano no serán repetidos con el HCG, ya que este compuesto es obtenido de una manera muy diferente.

A pesar de que la HCG no ofrece ninguna habilidad para mejorar el rendimiento o desempeño de las mujeres, demuestra ser muy útil para el usuario de esteroides masculino. Por supuesto, el uso obvio vendría siendo estimular la producción de testosterona endógena. La actividad de la HCG en el cuerpo de hombre se debe a la habilidad de dicho compuesto para imitar la LH (hormona luteinizante), una hormona producida en la pituitaria que estimula las células de leydig en los testículos para producir testosterona. Restablecer la producción endógena de testosterona es una de las principales preocupaciones al final de cada ciclo de esteroides, ya que es un momento en el cual el nivel de andrógenos subnormal (debido a la supresión inducida por los esteroides) podría ser muy costoso en términos de perdidas de ganancias previas. La preocupación principal es la acción de cortisol, la cual de muchas maneras esta compensada o equilibrada por el efecto de los andrógenos. El cortisol envía a los músculos el mensaje opuesto a la testosterona, es decir, degradar o descomponer la proteína contenida en las células. Si no se controlan sus niveles o efectos en el cuerpo (debido a un nivel sumamente bajo de testosterona), el cortisol puede rápidamente despojarnos de mucha de nuestra nueva masa muscular.

La idea principal de la HCG es restaurar la habilidad normal de los testículos para responder a la hormona luteinizante endógena. Después de un largo periodo de inactividad, esta habilidad puede haber sido tremendamente reducida. En ese caso, los niveles de testosterona pueden no alcanzar un punto normal, auque la liberación de la LH endógena haya sido reanudada normalmente. Muchos quienes han sufrido un severo encogimiento testicular pueden relatar como en el caso en que no fueran usadas dichas drogas auxiliares a menudo fue necesario esperar algún tiempo antes de que los testículos volvieran a su tamaño normal y se restauraran la sensación de virilidad. El estimulo excesivo otorgado por la administración de HCG puede causar que los testículos retornen rápidamente a su tamaño y nivel de actividad normales. Sin embargo, nosotros no estamos simplemente usando este compuesto para arreglar el problema, ya que los altos niveles de testosterona resultantes de su uso pueden disparar por si mismos una respuesta negativa de inhibición en hipotálamo. Con el uso de la HCG también se aumenta la producción de estrógenos, debido a su habilidad para aumentar la actividad aromatasa en las células de Leydig. Esto es debido a la acción principal de la HCG, el amento de AMP cíclico (un mensajero secundario que regula la actividad celular). Cuando es estimulada por la HCG, la habilidad de los testículos para aromatizar los andrógenos podría potencialmente ser elevada varias veces más de lo normal. Eso también puede inhibir la producción de testosterona, por consiguiente deberíamos usar la HCG solamente como un choque rápido y breve a los testículos.

El protocolo usual es inyectar 1.500-3.000 U.I. cada 4 - 5 días por un periodo de tiempo no mayor a 2-3 semanas. Si la droga es usada por mucho tiempo o en altas dosis puede realmente causar una desensibilizacion a la hormona luteinizante a células de leydig de los testículos, mas aun impidiendo un retorno a la homeostasis. Cronometrar la dosis inicial también es muy importante y crucial. Si usted esta saliendo de un ciclo de Sustanon por ejemplo los niveles de testosterona en la sangre tenderán a permanecer elevados por al menos 3 o 4 semanas después de su última inyección. Por consiguiente usar la HCG el día de su última inyección de Sustanon seria inútil. En lugar de esto de debe calcular la ultima semana en la que los niveles de andrógenos estén probablemente por debajo de lo normal, y comenzar la terapia de drogas auxiliares en ese momento. En ese caso se empezaría a usar la HCG alrededor de la 3ª o 4ª semana (21 días después de la ultima inyección de Sustanon) de igual modo, al terminar un ciclo de Dianabol (un oral) sus niveles serán subnormales depuse del tercer día. Aquí usted puede comenzar su programa de HCG unos pocos días después de haber tomado la última tableta de Dianabol, dándole de este modo unos días para surtir efecto. Uno también se podría preguntar que nivel de supresión endógena nos ha originado el ciclo. Por ejemplo, después de un ciclo de 8 semanas de Equipoise, probablemente seria suficiente con una dosificación inicial de 1.500-2.500 U.I. de HCG. La baja cantidad de supresión hormonal asociada a esta droga probablemente no requeriría mucho más. Por otro lado, 750-1.000mg de Sustanon por semana podrían inclinar al usuario a inyectarse una dosis de HCG mucho mayor, quizás tan alta como 5.000 U.I para la primera dosis. Puede que después de esto sea una buena idea reducir la dosificación en las inyecciones siguientes, para de este modo ir diminuyendo gradualmente la ingesta de HCG durante las 2 o 3 semanas de uso.

Como fue discutido anteriormente, la HCG solo actúa imitando la acción de la LH. Por consiguiente no es la hormona perfecta para combatir la supresión de la testosterona, y por esta razón se usa más a menudo junto con antagonistas del estrógeno como Clomid, Nolvadex o Cyclofenil. Estas drogas tienen un efecto diferente en el sistema regulador, inhibiendo la supresión inducida por el estrógeno en el hipotálamo. Por supuesto, esto también ayuda a restablecer la producción y liberación de testosterona, aunque a través de un mecanismo muy diferente que la HCG. La combinación de ambas drogas parece ser muy sinergistica, ya que el HCG proporciona un efecto inmediato en los testículos (despertándolos de su inactividad) mientras el anti-estrógeno ayuda posteriormente a bloquear la inhibición en el hipotálamo y reanudar la liberación normal de Gonodatropinas desde la pituitaria. El procedimiento típico consiste en comenzar a usar una dosificación de Clomid / Nolvadex conjuntamente con la HCG, pero continuar usándolos durante unas semanas mas una vez que se haya discontinuado la HCG. Esta práctica debe elevar eficazmente los niveles de testosterona, los cuales esperanzadamente permanecerán estables una vez que el Clomid/Nolvadex se haya discontinuado. Aunque desafortunadamente no hay ninguna manera de retener todas las ganancias de músculo producidas por los esteroides anabólicos, usar las drogas auxiliares para restablecer un estado hormonal equilibrado es la mejor manera de minimizar la perdida sentida al terminar un ciclo.

Cuando encontramos la HCG nos damos cuenta que siempre esta empaquetada en dos viales diferentes (uno con un polvo y otro con un disolvente estéril). Estos viales necesitan ser mezclados antes de inyectar, cualquier resto para uso posterior deberá ser refrigerado. Este producto es extensamente manufacturado en todo el mundo y se obtiene fácilmente en el mercado negro. Hasta la fecha, las falsificaciones no son una gran preocupación, aunque un par de rarezas han salido a flote (todas en viales multi-dosis). La imitación popular actualmente se parece a la copia verde/dorada de las cajas de Steris en circulación. Ya que hay muchas otras preparaciones disponibles, este artículo puede ser evitado con facilidad.

Aqui cambia …

• HCG
La HCG no es un esteroide anabólico / androgénico, es una hormona proteica natural que se produce y desarrolla en la placenta de la mujer embarazada. La HCG se forma inmediatamente en la placenta después de la fecundación. Tiene características de luteinización, debido a que es bastante similar a la hormona luteinizante (LH) de la glándula pituitaria anterior. Durante las primeras 6-8 semanas de un embarazo la HCG formada permite la producción continua de estrógenos y gestagens en los cuerpos amarillos (luteum del corpi) . Posteriormente, la propia placenta produce estas dos hormonas. La HCG se fabrica de la orina de mujeres embarazadas, debido a que es excretada en forma inalterada de la sangre vía la orina de la mujer, atravesando los riñones. La HCG disponible comercialmente se vende como una sustancia seca y puede usarse tanto en hombres como en mujeres. En mujeres, la HCG inyectable permite la ovulación, porque influye en las últimas fases del desarrollo del óvulo, por lo que es estimulante en el proceso de ovulación. También ayuda en la producción de estrógenos y cuerpos amarillos.
El hecho de que la HCG exógena tiene características casi idénticas a las de la hormona Luteinizante (LH), la cual, como ya fue mencionado, es producida en la hipófisis, hace que la HCG sea muy interesante para los atletas. En un hombre la hormona luteinizante estimula el las células de Leydig en los testículos; esto a su vez estimula la producción de hormonas androgénicas (testosterona). Por esta razón los atletas usan la HCG para aumentar la producción endógena de testosterona. La HCG se usa a menudo en combinación con esteroides anabólicos / androgénicos, durante o después del tratamiento. Como ya se mencionó, Los esteroides orales e inyectables causan una respuesta negativa después de un cierto nivel y duración de uso. Una señal se envía al eje testicular de hipotálamo hipoficial, debido a que los esteroides le dan al hipotálamo una señal incorrecta. El hipotálamo, a su vez, manda una señal a la hipófisis para reducir o detener la producción de FSH (hormona estimulante del folículo) y de LH (hormona luteinizante). De este modo, la producción del testosterona disminuye en las células de Leydig en los testículos, debido a que el bajo nivel de la LH no es suficiente estimulo. Ya que el cuerpo normalmente necesita una cierta cantidad de tiempo para conseguir que su producción endógena de testosterona se normalice de nuevo, el atleta, después de descontinuar el uso de compuestos esteroides, experimenta una fase de transición difícil que a menudo va de la mano con una pérdida considerable de fuerza y masa muscular. Utilizando la HGC inmediatamente después del tratamiento de esteroides se ayuda a reducir esta condición, porque la HCG aumenta la producción endógena de testosterona muy rápidamente y fiablemente en los testículos. En caso de atrofia testicular causada por megadosis y los periodos muy largos de uso, la HCG ayuda también devolver los testículos rápidamente a su condición original (tamaño). Ya que las inyecciones ocasionales de HCG durante la ingesta de esteroides pueden evitar que un atleta sufra de atrofia testicular, muchos atletas usan la HCG durante dos a tres semanas en el medio de su tratamiento de esteroides. Se observa a menudo que durante este tiempo el atleta hace su mejor progreso con respecto a ganancias en fuerza y masa muscular. Las razones para esto están claras. Por un lado, usando la HCG la propia testosterona del atleta se eleva inmediatamente, y por otro lado, una gran concentración de substancias anabólicas en la sangre es inducida por los esteroides. Muchos bodybuilders, powerlifters, y weightlifters informan un deseo sexual más bajo al final de un ciclo de entrenamiento difícil, inmediatamente antes de o después de una competición, y sobre todo en el final de un tratamiento de esteroides. Atletas que han usado esteroides en el pasado aceptan este hecho porque ellos saben que es una condición temporal. Aquellos, sin embargo quiénes están todo el año usando “jugos”, son quiénes podrían sufrir consecuencias psicológicas o quiénes quizás se arriesgarían a la ruptura de una relación, debido a esto se debe considerar este inconveniente y tomar HCG en intervalos regulares. Un lívido bajo y espermatogénesis reducida a causa del uso de esteroides, en la mayoría de los casos, puede ser curado con éxito mediante el uso de la HCG.
Muchos atletas usan la HCG al final de un tratamiento para evitar un “choque”, es decir, para conseguir la mejor transición posible del uso de esteroides al entrenamiento natural. Pero sin embargo, una precondición, es que el consumo de esteroides sea reducido lenta y eventualmente al final del tratamiento y antes de usar la HCG. Aunque la HCG causa un aumento rápido y significativo del nivel endógeno de testosterona en el plasma sanguíneo, desgraciadamente no es un remedio perfecto para prevenir la pérdida de fuerza y masa muscular al final de un tratamiento de esteroides. El atleta experimentará sólo un re-ajuste tardío, como se ha observado a menudo. Aunque la HCG estimula producción de testosterona endógena, no ayuda a reestablecer el eje testicular hipotálamo pituitario normal. El hipotálamo y la pituitaria todavía están en un estado terco después del uso prolongado de esteroides, y permanecen de esta manera aunque la HCG este siendo utilizada, porque la producción endógena de testosterona como resultado de la HCG exógena reprime la producción endógena de LH. Una vez que se discontinua el uso de la HCG, el atleta todavía debe pasar por un periodo de re-ajuste. Esto es meramente pospuesto por el uso de la HCG. Por esta razón los atletas experimentados toman a menudo Clomid y Clenbuterol seguidamente de la ingesta de HCG, o si no, empiezan otro tratamiento de esteroides inmediatamente. Algunos usan la HCG meramente para dejar los esteroides durante por lo menos dos a tres semanas.
Desafortunadamente muchos bodybuilders, conservan todavía la opinión de que la HCG los ayuda a ponerse mas duros mientras se preparan para una competencia porque rompe las cadenas grasas subcutáneas, por lo que las hendiduras y vascularidad están mejor expuestas. La documentación de los paquetes declara claramente que la HCG tiene ningún efecto conocido sobre la movilización de las grasas, apetito, o distribución de las grasas en el cuerpo. No se ha demostrado que la HCG sea eficaz en el tratamiento de la obesidad, no aumenta la perdida de grasas mas allá de las resultantes de la restricción calórica.
Los atletas se deben inyectar una ampolla de HCG (5000 U.I.) cada 5 días. Debido a que los niveles de testosterona endógena, como ya fue explicado, se mantienen considerablemente elevados por varios días, es innecesario inyectar la HCG mas de una ves cada 5 días. La dosis relativa está a discreción del atleta y debe determinarse basada en la duración de su ingesta previa de esteroides y en la potencia de los compuestos esteroides usados. Los atletas que toman esteroides por más de tres meses y que usan principalmente los esteroides altamente androgénicos como anadrol, Sustanon, Cypionato, Dianabol (D-bol), etc. Deben tomar una dosis relativamente alta. La dosificación eficaz para estos atletas normalmente es de 2000-5000 U.I. por inyección, y debe ser inyectada, como ya se indico, cada 5 días. La HCG sólo debe tomarse por un máximo de 4 semanas.
Si la HCG es tomada por atletas hombres por muchas semanas en altas dosis, es posible que los testículos respondan muy escasamente a las próximas ingestas de HCG y la propia LH liberada por el cuerpo. Esto podría producir una función gonadal inadecuada permanente. Los ciclos de la HCG deben mantenerse abajo de 3 semanas con un tiempo de descanso entre ciclo y ciclo no menor de un mes. Por ejemplo, uno podría usar la HCG durante 2 o 3 semanas en el medio de un ciclo, y durante 2 o 3 semanas al final de un ciclo. Se ha especulado que el uso prolongado de la HCG pueda permanentemente reprimir la producción de la propia gonodatripona del cuerpo. Es por eso que la mejor forma de utilizar la HCG es en ciclos cortos.
La HCG puede, en parte, causar efectos secundarios similares a los de la testosterona inyectable. Una producción de testosterona elevada va de la mano con un nivel del estrógenos elevado, lo que podría originar ginecomastia. Esto podría manifestarse en un crecimiento temporal de los pechos o reforzar el crecimiento ya existente en los pechos de los hombres. Los atletas perspicaces entonces combinan la HCG con un antiestrógeno. Los atletas masculinos también reportan erecciones más frecuentes y un deseo sexual elevado. En dosis altas puede causar acné vulgaris y la retención de minerales y agua. El último punto que debe observarse especialmente es que debido a que es posible tener retención de agua con el uso de la HCG, esto puede dar a los músculos una apariencia hinchada y acuosa. Los atletas que ya han aumentado su nivel de testosterona endogeno tomando Clomid y piensan tomar HCG pueden experimentar una considerable retención de agua y unos notables síntomas de feminización (gynecomastia, tendencia de acumulación de grasa en las caderas). Esto es debido al hecho de que el alto nivel de testosterona lleva a una alta tasa de conversión al estrógeno. En atletas muy jóvenes, la HCG así como los esteroides anabólicos, puede causar un cese prematuro del crecimiento debido a que cierra prematuramente los platos epificiales del crecimiento. Los cambios de humor y la presión arterial elevada también pueden atribuirse a la ingesta de la HCG. La HCG también es conveniente “para puentear” los exámenes anti dopaje antes de una competición con controles de dopaje.
La forma de administración de la HCG es un tanto inusual. La gonodatropina corionica humana es una sustancia deshidratada polvorienta blanca. Basado en la baja estabilidad estructural de esta sustancia se puede descomponer fácilmente, dando así la impresión de un volumen reducido. Esto es, sin embargo, insignificante debido a que no hay ni una pérdida de efecto ni una pérdida de sustancia. Cada paquete, para cada ampolla de HCG, incluye otra ampolla con una solución inyectable que contiene cloruro de sodio isotónico. Este líquido, después de que se han abierto ambas ampollas de una manera estéril, debe ser inyectado en la ampolla de HCG y mezclado con sustancia deshidratada. De este modo la solución esta lista para ser inyectada y debe hacerse intramuscularmente. Si sólo una parte de la sustancia es inyectada, la solución restante debe guardarse en el refrigerador. No es necesario guardar la HCG sin recomponer en el refrigerador; sin embargo, debe dejarse fuera del alcance de la luz y mantenerse en una temperatura inferior a 25° C.
La HCG es un compuesto relativamente costoso. Pregnyl cuesta aprox. $36 - 45 por 3 ampollas de 5000 U.I. y cada una de las ampollas de solución correspondientes. Los otros compuestos tienen un precio similar entre $12 -15 por 5000 U.I. Las ampollas de 5000 U.I. son las más económicas y, en nuestra opinión, también las mas recomendables bodybuilders, powerlifters y weightlifters. Hay actualmente sólo unas pocas imitaciones de la HCG. Debido a que la sustancia deshidratada de la HCG es a menudo similar a la sustancia también deshidratada de la Somatropina (HGH, hormona de crecimiento humana), a veces la “barata” HCG se vende como la “costosa” HGH en el mercado negro. Esta circunstancia fue la que probablemente origino la caída de Ben Johnson durante su segundo examen anti doping positivo, en el cual arrojo unos valores de testosterona / epitestosterona elevados a principios de 1993. (ver también hormona de crecimiento humana HGH)

Este post no deberia de quedar en el olvido. :smiley:

LEOPROFANADOR DE TUMBAS!!! JEJEJE

es increible estaba buscando algo en google.com sobre hcg y miren lq encontre… este foro definitivamente es el mejor portal de los cultuistas… :smiley:

-Como siempre mucha informacion pero ¿quien puede decir cual es la mejor forma de usarlo?NADIE, antiguamente utilizabamos HCG en la mitad del ciclo, arriba lol pone, ahora se dice que ni de coña porque no servira para nada y asi con un monton de cosas… :cry:

Dios!, menuda ‘‘pegada de letras’’, a eso le hace falta separarlo por párrafos… que mareo :shock:

Le he metido mano.

• HCG
La HCG no es un esteroide anabólico / androgénico, es una hormona proteica natural que se produce y desarrolla en la placenta de la mujer embarazada. La HCG se forma inmediatamente en la placenta después de la fecundación. Tiene características de luteinización, debido a que es bastante similar a la hormona luteinizante (LH) de la glándula pituitaria anterior. Durante las primeras 6-8 semanas de un embarazo la HCG formada permite la producción continua de estrógenos y gestagens en los cuerpos amarillos (luteum del corpi) . Posteriormente, la propia placenta produce estas dos hormonas. La HCG se fabrica de la orina de mujeres embarazadas, debido a que es excretada en forma inalterada de la sangre vía la orina de la mujer, atravesando los riñones. La HCG disponible comercialmente se vende como una sustancia seca y puede usarse tanto en hombres como en mujeres. En mujeres, la HCG inyectable permite la ovulación, porque influye en las últimas fases del desarrollo del óvulo, por lo que es estimulante en el proceso de ovulación. También ayuda en la producción de estrógenos y cuerpos amarillos.

El hecho de que la HCG exógena tiene características casi idénticas a las de la hormona Luteinizante (LH), la cual, como ya fue mencionado, es producida en la hipófisis, hace que la HCG sea muy interesante para los atletas. En un hombre la hormona luteinizante estimula el las células de Leydig en los testículos; esto a su vez estimula la producción de hormonas androgénicas (testosterona). Por esta razón los atletas usan la HCG para aumentar la producción endógena de testosterona. La HCG se usa a menudo en combinación con esteroides anabólicos / androgénicos, durante o después del tratamiento. Como ya se mencionó, Los esteroides orales e inyectables causan una respuesta negativa después de un cierto nivel y duración de uso. Una señal se envía al eje testicular de hipotálamo hipoficial, debido a que los esteroides le dan al hipotálamo una señal incorrecta. El hipotálamo, a su vez, manda una señal a la hipófisis para reducir o detener la producción de FSH (hormona estimulante del folículo) y de LH (hormona luteinizante). De este modo, la producción del testosterona disminuye en las células de Leydig en los testículos, debido a que el bajo nivel de la LH no es suficiente estimulo. Ya que el cuerpo normalmente necesita una cierta cantidad de tiempo para conseguir que su producción endógena de testosterona se normalice de nuevo, el atleta, después de descontinuar el uso de compuestos esteroides, experimenta una fase de transición difícil que a menudo va de la mano con una pérdida considerable de fuerza y masa muscular. Utilizando la HGC inmediatamente después del tratamiento de esteroides se ayuda a reducir esta condición, porque la HCG aumenta la producción endógena de testosterona muy rápidamente y fiablemente en los testículos.

En caso de atrofia testicular causada por megadosis y los periodos muy largos de uso, la HCG ayuda también devolver los testículos rápidamente a su condición original (tamaño). Ya que las inyecciones ocasionales de HCG durante la ingesta de esteroides pueden evitar que un atleta sufra de atrofia testicular, muchos atletas usan la HCG durante dos a tres semanas en el medio de su tratamiento de esteroides. Se observa a menudo que durante este tiempo el atleta hace su mejor progreso con respecto a ganancias en fuerza y masa muscular. Las razones para esto están claras. Por un lado, usando la HCG la propia testosterona del atleta se eleva inmediatamente, y por otro lado, una gran concentración de substancias anabólicas en la sangre es inducida por los esteroides. Muchos bodybuilders, powerlifters, y weightlifters informan un deseo sexual más bajo al final de un ciclo de entrenamiento difícil, inmediatamente antes de o después de una competición, y sobre todo en el final de un tratamiento de esteroides. Atletas que han usado esteroides en el pasado aceptan este hecho porque ellos saben que es una condición temporal. Aquellos, sin embargo quiénes están todo el año usando “jugos”, son quiénes podrían sufrir consecuencias psicológicas o quiénes quizás se arriesgarían a la ruptura de una relación, debido a esto se debe considerar este inconveniente y tomar HCG en intervalos regulares. Un lívido bajo y espermatogénesis reducida a causa del uso de esteroides, en la mayoría de los casos, puede ser curado con éxito mediante el uso de la HCG.

Muchos atletas usan la HCG al final de un tratamiento para evitar un “choque”, es decir, para conseguir la mejor transición posible del uso de esteroides al entrenamiento natural. Pero sin embargo, una precondición, es que el consumo de esteroides sea reducido lenta y eventualmente al final del tratamiento y antes de usar la HCG. Aunque la HCG causa un aumento rápido y significativo del nivel endógeno de testosterona en el plasma sanguíneo, desgraciadamente no es un remedio perfecto para prevenir la pérdida de fuerza y masa muscular al final de un tratamiento de esteroides. El atleta experimentará sólo un re-ajuste tardío, como se ha observado a menudo. Aunque la HCG estimula producción de testosterona endógena, no ayuda a reestablecer el eje testicular hipotálamo pituitario normal. El hipotálamo y la pituitaria todavía están en un estado terco después del uso prolongado de esteroides, y permanecen de esta manera aunque la HCG este siendo utilizada, porque la producción endógena de testosterona como resultado de la HCG exógena reprime la producción endógena de LH. Una vez que se discontinua el uso de la HCG, el atleta todavía debe pasar por un periodo de re-ajuste. Esto es meramente pospuesto por el uso de la HCG. Por esta razón los atletas experimentados toman a menudo Clomid y Clenbuterol seguidamente de la ingesta de HCG, o si no, empiezan otro tratamiento de esteroides inmediatamente. Algunos usan la HCG meramente para dejar los esteroides durante por lo menos dos a tres semanas.

Desafortunadamente muchos bodybuilders, conservan todavía la opinión de que la HCG los ayuda a ponerse mas duros mientras se preparan para una competencia porque rompe las cadenas grasas subcutáneas, por lo que las hendiduras y vascularidad están mejor expuestas. La documentación de los paquetes declara claramente que la HCG tiene ningún efecto conocido sobre la movilización de las grasas, apetito, o distribución de las grasas en el cuerpo. No se ha demostrado que la HCG sea eficaz en el tratamiento de la obesidad, no aumenta la perdida de grasas mas allá de las resultantes de la restricción calórica.

Los atletas se deben inyectar una ampolla de HCG (5000 U.I.) cada 5 días. Debido a que los niveles de testosterona endógena, como ya fue explicado, se mantienen considerablemente elevados por varios días, es innecesario inyectar la HCG mas de una ves cada 5 días. La dosis relativa está a discreción del atleta y debe determinarse basada en la duración de su ingesta previa de esteroides y en la potencia de los compuestos esteroides usados. Los atletas que toman esteroides por más de tres meses y que usan principalmente los esteroides altamente androgénicos como anadrol, Sustanon, Cypionato, Dianabol (D-bol), etc. Deben tomar una dosis relativamente alta. La dosificación eficaz para estos atletas normalmente es de 2000-5000 U.I. por inyección, y debe ser inyectada, como ya se indico, cada 5 días. La HCG sólo debe tomarse por un máximo de 4 semanas.

Si la HCG es tomada por atletas hombres por muchas semanas en altas dosis, es posible que los testículos respondan muy escasamente a las próximas ingestas de HCG y la propia LH liberada por el cuerpo. Esto podría producir una función gonadal inadecuada permanente. Los ciclos de la HCG deben mantenerse abajo de 3 semanas con un tiempo de descanso entre ciclo y ciclo no menor de un mes. Por ejemplo, uno podría usar la HCG durante 2 o 3 semanas en el medio de un ciclo, y durante 2 o 3 semanas al final de un ciclo. Se ha especulado que el uso prolongado de la HCG pueda permanentemente reprimir la producción de la propia gonodatripona del cuerpo. Es por eso que la mejor forma de utilizar la HCG es en ciclos cortos.
La HCG puede, en parte, causar efectos secundarios similares a los de la testosterona inyectable. Una producción de testosterona elevada va de la mano con un nivel del estrógenos elevado, lo que podría originar ginecomastia. Esto podría manifestarse en un crecimiento temporal de los pechos o reforzar el crecimiento ya existente en los pechos de los hombres. Los atletas perspicaces entonces combinan la HCG con un antiestrógeno. Los atletas masculinos también reportan erecciones más frecuentes y un deseo sexual elevado. En dosis altas puede causar acné vulgaris y la retención de minerales y agua.

El último punto que debe observarse especialmente es que debido a que es posible tener retención de agua con el uso de la HCG, esto puede dar a los músculos una apariencia hinchada y acuosa. Los atletas que ya han aumentado su nivel de testosterona endogeno tomando Clomid y piensan tomar HCG pueden experimentar una considerable retención de agua y unos notables síntomas de feminización (gynecomastia, tendencia de acumulación de grasa en las caderas). Esto es debido al hecho de que el alto nivel de testosterona lleva a una alta tasa de conversión al estrógeno. En atletas muy jóvenes, la HCG así como los esteroides anabólicos, puede causar un cese prematuro del crecimiento debido a que cierra prematuramente los platos epificiales del crecimiento. Los cambios de humor y la presión arterial elevada también pueden atribuirse a la ingesta de la HCG. La HCG también es conveniente “para puentear” los exámenes anti dopaje antes de una competición con controles de dopaje.

La forma de administración de la HCG es un tanto inusual. La gonodatropina corionica humana es una sustancia deshidratada polvorienta blanca. Basado en la baja estabilidad estructural de esta sustancia se puede descomponer fácilmente, dando así la impresión de un volumen reducido. Esto es, sin embargo, insignificante debido a que no hay ni una pérdida de efecto ni una pérdida de sustancia. Cada paquete, para cada ampolla de HCG, incluye otra ampolla con una solución inyectable que contiene cloruro de sodio isotónico. Este líquido, después de que se han abierto ambas ampollas de una manera estéril, debe ser inyectado en la ampolla de HCG y mezclado con sustancia deshidratada. De este modo la solución esta lista para ser inyectada y debe hacerse intramuscularmente. Si sólo una parte de la sustancia es inyectada, la solución restante debe guardarse en el refrigerador. No es necesario guardar la HCG sin recomponer en el refrigerador; sin embargo, debe dejarse fuera del alcance de la luz y mantenerse en una temperatura inferior a 25° C.

La HCG es un compuesto relativamente costoso. Pregnyl cuesta aprox. $36 - 45 por 3 ampollas de 5000 U.I. y cada una de las ampollas de solución correspondientes. Los otros compuestos tienen un precio similar entre $12 -15 por 5000 U.I. Las ampollas de 5000 U.I. son las más económicas y, en nuestra opinión, también las mas recomendables bodybuilders, powerlifters y weightlifters. Hay actualmente sólo unas pocas imitaciones de la HCG. Debido a que la sustancia deshidratada de la HCG es a menudo similar a la sustancia también deshidratada de la Somatropina (HGH, hormona de crecimiento humana), a veces la “barata” HCG se vende como la “costosa” HGH en el mercado negro. Esta circunstancia fue la que probablemente origino la caída de Ben Johnson durante su segundo examen anti doping positivo, en el cual arrojo unos valores de testosterona / epitestosterona elevados a principios de 1993. (ver también hormona de crecimiento humana HGH)

A ver si entendi en ciclos largos se empieza a usar en la 2da/3er semana y en ciclos cortos en el post una vez terminada la vida media de los roids en sangre. OK?

abre un hilo para cualquier tipo de duda, y recuerda poner tus datos