Ponele levadura

Ponele levadura

Por su alto contenido en proteínas, vitaminas, carbohidratos, minerales y fibras, la levadura de cerveza desecada virgen es un excelente complemento de la dieta diaria. Se la recomienda como suplemento durante el embarazo, la lactancia, a lo largo del desarrollo infantil, en la adolescencia, entre los deportistas y los mayores con algún déficit alimentario.

También como antioxidante natural, en pacientes oncológicos, quemados, anémicos y en los postoperatorios.
La levadura de cerveza virgen refuerza el sistema nervioso, favorece el normal funcionamiento cerebral, fortalece la piel y el cabello, y promueve la síntesis de hormonas tiroides, progesterona y testosterona.
Por sus características físicas se puede combinar en cualquier proporción con leches, yogur, azúcar, cereales, jugos de frutas, infusiones, verduras deshidratadas en polvo, sopas, ensaladas, carnes picadas, entre otros.
Se la considera el cultivo más antiguo realizado por el hombre. Además, dio nacimiento a la biotecnología y tiene gran importancia por su intrínseco valor alimenticio. En su estado puro es un complemento rico en proteínas y vitaminas del grupo B, ideal como suplemento en dietas.
La levadura de cerveza desecada virgen se obtiene a partir del hongo unicelular Saccharomyces cerevisiae luego de una serie de procesos industriales. Es inactiva, es decir, no fermenta carbohidratos ni produce anhídrido carbónico como sí lo hace la que se emplea en panificación.
Su importancia como suplemento nutritivo radica en que sus proteínas contienen todos los aminoácidos considerados esenciales por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
La ingesta de 20 gramos (se recomienda una cucharada sopera colmada) por día corresponde al 17% de la dosis diaria recomendada (DDR) de 65 gramos por día de proteínas para un hombre adulto de 70 kilos. De ahí que sea un suplemento para dietas bajas en calorías y para las deficitarias en proteínas.
Por su alto contenido de vitaminas del complejo B, promueve el normal desarrollo de las funciones celulares durante el crecimiento y la reproducción.
La cantidad de fosfatos y potasio presentes cubren una cuota importante de la DDR en el hombre: 34% y 21% respectivamente con la ingesta recomendada. También es relativamente alto el contenido de azufre, magnesio y calcio.
Los suplementos con levadura seca corrigen total o parcialmente las carencias de hierro, cobre, zinc, cromo, selenio y molibdeno que, a veces, presentan ciertas dietas. Por su bajo contenido en sodio es apta para hipertensos.
La cantidad total de carbohidratos es del orden del 30 a 35 % de sustancia seca y, por su estructura, la mayoría de ellos son muy poco asimilables por el hombre. Su ingesta favorece la instalación en el intestino de bacterias lácticas prebióticas que impiden su colonización por la Salmonella typhymurium.