Post parto Más de 30 abriles

Más de 30 abriles

Pasó la barrera de los 30 años y a pesar de hacer ejercicios tres veces por semana no puede evitar subir al menos un kilo por año. Pues es natural. Veamos por qué.

Por mucho que nos pese, el cuerpo a partir de una edad que oscila entre los 30 y los 36 años empieza a perder masa muscular, lo cual hace que le metabolismo se vuelva más lento. El tejido muscular consume calorías a todas horas, por eso, a medida que tenemos menos músculos es más fácil acumular grasa. Por suerte es un proceso natural que puede revertirse con un programa de musculación adecuado. Muchas personas, incluso las activas, ignoran esto y el ejercicio aeróbico no resulta suficiente para detener este proceso.
Que nadie confunda musculación y tonificación con culturismo. Un plan natural no conduce a un cuerpo hipermusculoso, como muchas personas creen. Una de las frases más graciosas de los que llegan al gimnasio por primera vez es la de “vengo a hacer pesas, pero no me quiero poner como ese”, señalando a un culturista profesional de un póster de la recepción. No tenga miedo que para ponerse como ese tendría que dedicarle muchas horas con la rutina adecuada y con un plan de alimentación muy específico, con suplementación nutricional incluida. El músculo que va a ganar en el gimnasio, además de ayudarlo a no ganar pesos, le va a ayudar a tener un cuerpo más equilibrado, más armónico y menos propenso a lesionarse.
Si nunca ha hecho nada de ejercicio con pesas tendrá suficiente con 20 a 30 minutos tres veces a la semana. Tiene que levantar un peso tal que pueda hacer unas 15 repeticiones, no muchas más. Si la carga no es suficiente no obtendrá tanta mejora. En cada sesión haga dos a tres series de 15 repeticiones.
Fuente: Guiafitness